La gravedad de las enfermedades del riñón y cuatro señales que nos advierten de su existencia

 
Related

A esta fecha (02/08/23) ya hemos consumido todos los recursos q genera el planeta para todo el año

NOTICIAS-ETF
226 points

Muere un niño de 5 años por un reto viral de un grupo de "youtubers"

NOTICIAS-ETF
230 points



Most recent

Miguel Sabido recibre premio de la Agrupación de Periodistas Teatrales.

Benjamin Bernal
12 points

¿Los jóvenes de hoy se han quedado sin argumentos para defender su futuro?

El diario de Enrique
28 points

Mujer maltratada, sola, olvidada ... pero los hilos de la maternidad hacen milagros

El diario de Enrique
8 points

Los 100 días de Nicolas Toro.

Pablo Emilio Obando Acosta
14 points

¿Qué tiene en cuenta el consumidor colombiano a la hora de comprar?

Juan C
16 points

Una decisión atrevida

El diario de Enrique
10 points

SICÓPATAS MAYORES

Octavio Cruz Gonzalez
12 points

Pure Storage nombra a Joao Silva como vicepresidente para Europa, Medio Oriente, África y América La

Patricia Amaya Comunicaciones
12 points

¿Qué piensa Colombia sobre el liderazgo femenino? Análisis de Ipsos revela las percepciones

Prensa
14 points

El mundo desarrolla tecnologías de detección y neutralización

Tecnologia
6 points
SHARE
TWEET

 La gravedad de las enfermedades del riñón y cuatro señales que nos advierten de su existencia


02 abril 2024

- Las enfermedades del riñón son cada vez más graves en la especie humana dado el deterioro alimentario y la desordenada forma de vida en el que vivimos, especialmente; en lo que llamamos el mundo de países desarrollados.

- Para poder prevenir este tipo de enfermedades (las del riñón), hoy dejaré aquí un interesante artículo que nos habla de cómo podemos advertir su existencia a través de cuatro claras señales que nos alertan de ello.

- No es un artículo corto, pero es necesario leerlo íntegramente pues el mal que producen las enfermedades del riñón es tremendamente invalidante. No obstante, y para quien tenga algo de prisa, he dejado marcados en negrita y color los encabezados de cada apartado, que luego se desarrollan más extensamente:
______________________________________________________________________________

Las 4 señales con las que tus riñones te avisan de que algo no va bien.

Historia de Dr. Pablo Saz • 01 abril 2024

Para qué sirven los riñones
Las señales que alertan de posibles problemas de riñón
Hábitos beneficiosos para el riñón
Tratamiento natural para los trastornos renales más comunes

Hoy en día nos preocupamos por el riñón casi cuando ya está perdido, y se habla de las diálisis, de los trasplantes, pero se explica muy poco de la prevención, de los cuidados sencillos en los problemas más comunes y de la importancia que tiene para nuestro cuerpo y nuestra vida.

La purificación, la limpieza, la depuración tienen su significado no sólo a nivel físico, sino a nivel psíquico y espiritual, y van unidos hasta el punto de que los riñones forman parte de esta globalidad. Así, diariamente nos servimos de ellos para mejorar nuestra capacidad de purificación en todos los sentidos. Prestar atención a los riñones, por tanto, no significa sólo abrigarlos y estar prevenidos, sino sentir que son un órgano básico para la calidad de vida.

Aquí te contamos qué dunciones desempeñan los riñones en el cuerpo, qué síntomas alertan de que algo no va bien y cómo cuidar los riñones en el día a día.

Para qué sirven los riñones

Para comprender por qué es un órgano clave para el funcionamiento de todo el organismo, es importante conocer cuáles son sus funciones, que están relacionadas con el conjunto de todo el cuerpo.

Entre éstas destacan:

Función excretora o eliminadora

El riñón es el depurador de agua por excelencia y, junto con ella, catabolitos de desecho del organismo, sustancias exógenas ingeridas, entre ellas algunos tóxicos, mucoproteinas renales y células muertas del tracto urinario.

Podría decirse que es el mayor eliminador de tóxicos junto con el hígado, pues filtran un litro de sangre por minuto.

Función endocrina u hormonal

El riñón produce una sustancia, la renina, que actúa controlando la tensión arterial.

También la famosa eritropoyetina (EPO), que estimula la producción de hematíes, tan demandada por los deportistas que desean coger más oxígeno en los momentos de sobreesfuerzo.

Activa la vitamina D, que regula el metabolismo calcio/fósforo.

Produce prostaglandinas, que controlan la inflamación, el dolor y el metabolismo del sodio.

Función metabólica y mantenedora del equilibrio ecológico corporal

En relación al metabolismo, es el segundo órgano en importancia después del hígado.

Toma el amoniaco como sustancia de desecho, pero es capaz de sintetizar glucosa, proteínas, lípidos y mucoproteínas, sobre todo en circunstancias especiales como el ayuno.

Es el órgano que más oxígeno consume del cuerpo, más que el cerebro, el corazón o el hígado, por ello es sensible al déficit de oxígeno, y en cuanto se da rápidamente produce eritropoyetina para aumentar el número de hematíes y captar más oxígeno.

Regula los electrolitos necesarios para mantener la repleción de liquidos.

Junto al pulmón, regula el equilibrio ácido-básico de la sangre, que debe permanecer constante, y que aumentará o disminuirá en orina en función de lo que necesite el riñón.

Las señales que alertan de posibles problemas de riñón

Estar atentos a algunas señales y pequeños trastornos físicos puede ser útil para detectar y corregir a tiempo algunas alteraciones renales. Estos son algunos de los más frecuentes:

1. Alteraciones en la micción

Lo normal es hacer entre 4 y 6 emisiones de orina al día, sin molestias.

Un aumento en el número de estas, la necesidad de orinar por la noche o trastornos como incontinencia, enuresis, micción dolorosa o retención pueden indicar una alteración renal.

2. Alteraciones del volumen o aspecto de la orina

Lo normal es eliminar entre uno y dos litros en 24 horas, aunque esa cifra puede variar al sudar o beber líquidos.

Un volumen superior puede indicar insuficiencia renal crónica, aguda o diabetes.

Si es inferior puede deberse a obstrucciones en vías urinarias que, de no resolverse, afectan al riñón.

El color puede cambiar con la toma de algunos fármacos y alimento (rovellón, remolacha roja, habas). Un tono rojizo u oscuro puede ser síntoma de hematurias renales o alteraciones hepáticas.

3. Dolor Lumbar

El dolor por problemas de riñón suele localizarse en la zona lumbar y se irradia hacia la pared anterior del abdomen.

El originado en pelvis renal y uréter se extiende desde la zona lumbar hacia la parte inferior abdominal, la ingle y genitales. Suele ser el tipo del cólico renal.

No siempre es fácil distinguir un dolor lumbar de un dolor renal.

4. Edemas

Es la acumulación de líquido en el tejido subcutáneo, localizándose en los pies al estar de pie y en espalda o párpados al estar tumbado.

Si apretamos los pies con el dedo quedará la marca y la huella de éste unos segundos. Se presenta en el síndrome nefrótico y en glomerulonefritis, pero también en otras enfermedades que afectan al riñón.

Hábitos beneficiosos para el riñón

Dieta vegetariana (aunque no en todos los casos)

La dieta vegetariana, rica en frutas y verduras, es la idónea para el cuidado renal, con dos excepciones: el fallo renal agudo, en cuyo caso una dieta rica en potasio sería mortal, o en la insuficiencia renal crónica, cuyas cifras de potasio ya están altas. En estos casos, la dieta vegetariana ha de ser muy restrictiva, aunque históricamente se han preparado dietas de arroz, pasta y manzana muy nutritivas y con buenos resultados. Excepto en estos dos casos y, aun en estos, con condiciones, la dieta de tendencia vegetariana debería ofrecerse como prevención y terapia en todas las alteraciones renales.

Ejercicio

Otra medida que favorece el buen funcionamiento de los riñones es la práctica de ejercicio, sobre todo cuando nos hace sudar. Cada glándula sudorípara se comportará como un pequeño riñón encargado de regular líquidos y eliminar tóxicos, lo que favorece el reposo renal.

Postura de reposo renal

La postura de reposo renal también favorece este órgano. Consiste en acostarse sobre la cadera izquierda (de lado), doblar la rodilla derecha y pasarla hacia adelante, apoyando la planta del pie derecho sobre la parte inferior del muslo izquierdo, y luego girar la cabeza y el tronco -de cintura para arriba- hacia la derecha, hasta apoyar los dos omoplatos sobre la superficie del suelo, de forma que el pecho quede boca arriba.

Esta posición de torsión, que debe mantenerse unos minutos (el tiempo que resulte agradable) debe acompañarse de una respiración profunda y rítmica, que ejerce un efecto de masaje sobre el rifón, facilitando la función eliminadora o excretora. Conviene hacerla tras las comidas, ya que también favorece la digestión.

Agua en ayunas

El agua en bebida o la cura hidropínica, sobre todo con agua mineral natural oligometálica, beneficia al riñón y está indicada para todo el mundo, excepto cuando hay una insuficiencia renal total. La toma principal de agua debe hacerse en ayunas. También es aconsejable entre comidas o antes de éstas, y evitarla por la noche.

Después del calor del verano y al comienzo del otoño, una de las estructuras corporales más delicadas del cuerpo serán los riñones. Para ayudar a su función, la naturaleza ofrece en esta época frutos cargados entre un 80 y un 90 % de agua en su composición. Si la dieta es rica en frutas, uno o dos vasos de agua al día puede ser suficiente. Si no, es recomendable tomar de uno a tres litros en función de la intensidad del ejercicio diario y la sudoración.

Baños y sauna

El baño es otra medida que ayuda a regular el riñón y los líquidos corporales. No hablamos de cualquier baño, sino casi de una convivencia con el agua. Debe durar dos horas, con el agua a 37 °C, y practicarse tres o cuatro veces por semana.

Este baño mejora los poros de la piel, regula la sudoración y el sistema termorregulador; además, la presión hidrostática del agua estimula el corazón, regula la presión arterial y mejora la filtración renal. Curiosamente, disminuye a un 50% la hormona antidiurética, que absorbe agua en el riñón, lo que favorece la eliminación de líquidos.

Asimismo, la sauna ayuda a eliminar toxinas y entrena todo el organismo para que reaccione de la forma adecuada; es importante beber antes, durante y después de la sauna, hacer contraste con agua fría de forma suave y reposar después.

Evitar el estrés

La relajación y la meditación actúan como acciones preventivas y curativas del riñón, ya que las reacciones de estrés y el miedo estimulan en exceso este órgano y las glándulas suprarrenales.

Así, el control del estrés favorece las funciones renales y, al mismo tiempo, el buen funcionamiento renal ayuda a controlar el estrés y el miedo. Las expresiones “cubrirse las espaldas” o “abrigar el riñón” evidencian esa interacción. Si no, la sensación de estar desprotegido hace trabajar el riñón en malas condiciones.

Masajes para el riñón

En cuanto al masaje para problemas renales, las técnicas más empleadas son el masaje reflejo del tejido conjuntivo, que alivia el dolor y mejora la función renal, la reflejoterapia podal y el drenaje linfático manual.

Fitoterapia

Por último, el uso de algunas plantas de acción diurética o circulatoria también resulta útil. La lista es muy larga: abedul, nebro, gatuña, perejil, vaina seca de judía, vara de oro, diente de león, estigmas de maíz, rabo de gato, hinojo, cebolla, apio...

Tratamiento natural para los trastornos renales más comunes

La medicina natural propone una serie de medidas dietéticas y terapias que alivian los síntomas y mejoran la evolución de las afecciones renales. Estos consejos pueden ser de ayuda:

Síndrome nefrótico

Se caracteriza por la pérdida de proteínas en orina y sangre, con tendencia degenerativa grasa del hígado, retención de agua y edemas, hipercolesterolemia a veces, menor resistencia a infecciones, hipotiroidismo, anemia.

Consejos dietéticos
Comer sin sal, o menos de medio gramo al día.
No tomar grasas saturadas (carne, leche…).
Consumir la cantidad adecuada de proteínas, dando prioridad a las de origen vegetal.
Aumentar los crudos, frutas y verduras en la dieta.
Eliminar alimentos y medicamentos que pueden resultar tóxicos (alcohol, tabaco, café, colas).
El ayuno o la dieta hipoproteica se puede aplicar vigilando la analítica, en periodos cortos.

Ejercicio y relajación

Practicar una tabla de gimnasia diaria, para evitar la pérdida de proteínas y la descalcificación, así como algunas técnicas de relajación.

Hidroterapia

Aplicar calor en la zona lumbar y darse un baño de dos horas, cuatro veces por semana.

Fitoterapia

La grosella negra y el harpagofito son antiinflamatorias, y la equinácea es inmunomoduladora.


Cólico nefrítico
El cólico nefrítico casi siempre está producido por litiasis. El dolor empieza en la región lumbar e irradia a la zona genital y la pierna. Puede darse hematuria (sangre en orina), fiebre, rigidez refleja, sudor frío, tenesmo rectal, y durar 15 días.
Las denominadas vulgarmente "piedras" se llaman cálculos por precipitarse sales en torno a un núcleo. Se forman por diversas causas: aumento del número de cristaloides, alteraciones en la orina o las vías urinarias.
Los fármacos convencionales inhiben la función plaquetaria y conllevan efectos secundarios, como alteraciones hepáticas, irritación de la mucosa gastroduodenal, etc.
Consejos dietéticos
Dieta en la litiasis oxálica (la más frecuente): Conviene evitar los alimentos que contienen oxalatos (café, te, chocolate, espinacas, acelgas, pimientos, etc.) y acidificar la orina para evitar la precipitación de sales de oxalato.
Dieta en la litiasis úrica: pobre en purinas (no se deben consumir vísceras, anchoas, sardinas y carnes en general). Mantener la orina alcalina.
Dieta en cálculos de fosfatos: conviene reducir el fósforo dietético (presente en sesos, pescados. nueces) para acidificar la orina. Se puede modificar el pH de la orina tomando abundantes zumos de frutas.
Hidroterapia
Un baño de 30 minutos, a 42 ° C, dos veces al día, para dilatar uréteres, con aceite para hidratar la piel. ambién se aconseja aplicar una lavativa de manzanilla a 38-39 º C y beber 3 litros de agua/día.
Fitoterapia
Infusiones de cola de caballo y biznaga.
Homeopatía
Como tratamiento preventivo se aconseja tomar Calcarea carbonica a la 15 o 30 CH a las personas que tienden a formar cálculos de sales de oxalato o fosfato, y Lycopodium clavatum a la 30 CH si tienden a presentar litiasis úrica.
Como complemento del tratamiento, y en ambos casos, es útil Berberis vulgaris a la 7 CH, que drena las vías urinarias.
En caso de crisis de cólico se aconseja Belladonaa la 4 CH y Colocynthis a la 15 CH.
Digitopuntura y reflejoterapia
Podemos presionar en la cavidad ósea comprendida entre el tendón de Aquiles y el tobillo.
Así mismo, practicar un masaje en algunas zonas reflejas del riñón, como la 6° vértebra dorsal o la zona media plantar calma el dolor del cólico.
Otras medidas útiles
El reposo en cama (excepto si hay fiebre) no calma el dolor y es mejor movilizar el cálculo para su expulsión y prevenir su engrosamiento.
Las aplicaciones en vientre y espalda de bálsamo tranquilo (en farmacias) también resultan útiles.
CONSEJOS POST-CÓLICO
Conviene beber 3 litros de agua al día.
Prevenir las infecciones urinarias.
Modificar el pH de la orina para evitar la precipitación de sales Una orina alcalina hace que el ácido úrico esté disuelto y no precipite formando cálculos.
Una dieta rica en vegetales y frutas reduce la necesidad de agua.


Fuente: https://tinyurl.com/2downagz


@etarragó

Fuente: etf-cajon-de-satre.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content