Residuos: ¿Estamos locos o es que la responsabilidad generacional ha pasado a mejor vida?

 
Related

A esta fecha (02/08/23) ya hemos consumido todos los recursos q genera el planeta para todo el año

NOTICIAS-ETF
226 points

Muere un niño de 5 años por un reto viral de un grupo de "youtubers"

NOTICIAS-ETF
230 points



Most recent

Accenture, AWS y Dynatrace: hacia una estrategia moderna de observabilidad

Tecnologia
26 points

Mujer maltratada, sola, olvidada ... pero los hilos de la maternidad hacen milagros

El diario de Enrique
8 points

¿Cómo y en qué casos puedes contratar a un detective privado?

MaríaGeek
12 points

La mejor edad es la que tenemos ahora

El diario de Enrique
10 points

Estos son los riesgos a los que se enfrentan los hogares inteligentes

Ciberseguridad
10 points

2023, un año de florecimiento y consolidación para Confiar

Prensa
6 points

Pure Storage nombra a Joao Silva como vicepresidente para Europa, Medio Oriente, África y América La

Patricia Amaya Comunicaciones
12 points

¡Precaución! 3 recomendaciones para no caer en estafas al comprar tu motocicleta nueva

Prensa
10 points

La invisibilidad cultural de las mujeres y mi hallazgo de hoy: F. Janicotnicot

El diario de Enrique
14 points

Sophos se asocia con Tenable para lanzar el nuevo Servicio de Gestión de Riesgos Administrados

Prensa
20 points
SHARE
TWEET

 Residuos: ¿Estamos locos o es que la responsabilidad generacional ha pasado a mejor vida?


27 marzo 2024

- La basura electrónica está llegando a crecer de tal manera que el mundo ya no es capaz de saber o querer reciclarlo con el grave perjuicio que ello está provocando en el Medio Ambiente de todo el mundo.

- Voy a dejar aquí un artículo que nos habla de las monstruosas cifras del problema:
_____________________________________________________________________________

Advertencia de la ONU: la basura electrónica ya aumenta cinco veces más rápido que su reciclaje

Cada año se generan más de 62 millones de toneladas de basura electrónica y se acercará a los 80 millones a mediados de siglo

Por Mario Viciosa y Ignacio Carrascón
Actualidad
24 marzo 2024

Naciones Unidas ha lanzado una nueva advertencia al mundo, que vendría a resumirse en: la basura electrónica nos come. Esto, pese a que en lugares como la Unión Europea las normativas se han endurecido y las tasas de recogida de material viejo, recuperación, reciclaje y reutilización han crecido de manera constante desde 2012. El problema: también se está poniendo en el mercado más electrónica que nunca.

A veces, simples decisiones, como que todos los dispositivos se carguen con un conector USB-C, pueden marcar la diferencia a la hora de ahorrar basura electrónica. La decisión de uniformizar la conexión de aparatos con batería se enmarcó en la estategia de la UE en materia de economía circular, planteada en 2020. Pero medio mundo carece de normativas en este sentido y, también en Europa, hay enorme disparidad en cuanto a reciclaje de basura electrónica y se ha convertido en la primera región del mundo en producirla.

Ahora, el informe Monitor de basura electrónica global, Global e-waste Monitor UIT 2024 indica que en 2022 se generaron alrededor de 62 millones de toneladas de residuos de este tipo. Esto es un 82% más que en 2010. Seguramente, para finales de este año se hayan duplicado las cifras con que se estrenó la década pasada y lleguemos a 2030 con casi un 114% más de basura electrónica, si no se toman medidas.

“Desde televisores hasta móviles, se genera una enorme cantidad de desechos electrónicos en todo el mundo”, señala Cosmas Zavazava, director de la Oficina de Desarrollo de Telecomunicaciones de la UIT. “Las últimas investigaciones muestran que el reto global que supone esta basura no va a hacer más que crecer. El hecho de que menos de la mitad del mundo aplique y haga cumplir enfoques para gestionar el problema hace sonar la alarma en favor de una normativa sólida que aumente la recogida y el reciclaje”.

Menos de la mitad de los países tienen planes de reciclaje de residuos electrónicos.

En 2022 (año hasta el cual analiza el informe) cada ciudadano del mundo produjo 7,8 kilogramos de basura electrónica. Eso, de media, porque hay enorme diferencia entre países ricos y pobres. En España, por ejemplo, el dato llegó a los 19,6 kg per cápita (en el club de los grandes emisores de basura, encabezado por Noruega, con 26,8 kg/hab). En México llegó a los 11,8 kg per cápita; en Argentina, a los 11,6 kg/hab.

Se recicla el 22% de la basura electrónica, aunque ha habido avances en electrodomésticos y placas solares

Según el informe, publicado por el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (UNITAR), sólo el 22,3% de esta cantidad de residuos electrónicos globales se registró como recogida y reciclada de manera respetuosa con el medio ambiente.

Valora el profesor de la facultad de Empresa y Gestión Pública de Huesca José Julián Escario Gracia (Universidad de Zaragoza) en el SMC de España que “también resulta preocupante la evolución temporal; desde 2010, la generación de residuos electrónicos aumenta anualmente casi cinco veces más de lo que lo hace su reciclaje”. En Europa, la generación de este tipo de residuos por persona y año es más del doble que a nivel mundial, llegando a ser de 17,6 kg, y su tasa de reciclaje se sitúa en el 42,8%.

En el informe se urge a elevar la tasa de reciclaje al 60% en 2030. Para ello, los países más desarrollados deberían alcanzar la tasa del 85%. Se estima que el cumplimiento de este objetivo supondría un efecto neto positivo de 38 millones de dólares, la mayoría provenientes de reducir gastos derivados a largo plazo del cambio climático y los impactos de las sustancias tóxicas en la salud.

Desde este punto de vista, la experta en residuos y salud Ethel Eljarrat, directora del IDAEA-CISC, explica que entre los elementos que proliferan en la basura electónica destaca “el plomo, el cromo, el arsénico…” o, presente en algunas baterías comunes, “el mercurio, el níquel, el zinc… muchos de ellos peligrosos”. Eljarrat, quien investiga habitualmente los compuestos alrededor del plástico, también destaca la presencia habitual de estos en la basura electrónica. “Pueden contaminar el medio y permanecer durante años” si no se manejan adecuadamente.

Respecto al reciclaje, advierte que, aunque es muy importante, no se puede descartar que a veces estén más contaminados que los materiales nuevos. Como explicaba a Newtral.es antes de la COP-27, no se puede caer en una “circularidad mal entendida” que implique que ciertos “tóxicos sean reintroducidos en en el mercado”. De ahí que abogue por la reutilización y, sobre todo, el alargamiento de la vida útil de ciertos productos y una estricta monitorización del proceso de reciclaje respecto a sustancias potencialmente dañinas.

Sí, las placas solares se reciclan; en Europa, por ley, pero no al 100%

De entre toda la basura electrónica que se recoge en la UE, con destino a la recuperación y reciclaje, más de la mitad son grandes electrodomésticos. Lo siguiente que más se recoge son placas fotovoltaicas que han llegado al final de su vida útil (de 20 a 30 años). Explica a Newtral.es el catedrático de Física de la UCM y experto en microelectrónica Ignacio Mártil que en ocasiones se argumenta que las instalaciones renovables van a generar una cantidad ingente de basura electrónica. “Pero la realidad es que muchos de sus componentes son valiosos y se reciclan”. Su impacto, en comparación con el de la producción energética fósil, es marcadamente inferior, tal y como muestran distintos estudios que contemplan el ciclo de vida total, como los recogidos en este informe de Ecologistas en Acción.

En un panel fotovoltaico cerca de un 90% del vidrio y de los materiales semiconductores pueden ser reutilizados en nuevos paneles u otros productos. El problema del vidrio, eso sí, es que “tiene un valor como producto reciclado muy bajo. Cuanto menor es el valor que se puede extraer de un producto reciclado, menor es el incentivo para reciclar. Por eso se necesitan otros incentivos y/o normativas que vengan desde la esfera gubernamental”, añade Juan José Coble Castro, director del Máster en Energías Renovables y Eficiencia de la Universidad Nebrija.

Coble da algunas cifras al respecto en un amplio análisis en The Conversation, en donde destaca la necesidad de un mayor número de plantas de reciclaje ante la avalancha de renovables que Se espera que la producción total de residuos de estas instalaciones llegue a ser de más de 78 millones de toneladas a nivel mundial en el año 2050. En Europa actualmente hay más 35.000 toneladas de residuos de instalaciones solares. Al menos el 85% debe reciclarse, conforme dicta la Directiva europea de reutilización de dispositivos electrónicos y eléctricos 2012/19/EU.

En este sentido, Kees Baldé, investigador de UNITAR y autor principal del informe, señala que “no más del 1% de la demanda de elementos esenciales (de llamadas tierras raras o escasas) se satisface mediante el reciclaje de basura electrónica”. Hace un llamamiento inmediato a “una mayor inversión en el desarrollo de infraestructuras, una mayor promoción de la reparación y la reutilización, la creación de capacidades y medidas para detener los envíos ilegales de residuos electrónicos. Y la inversión se amortizaría con creces”, concluye.

Fuentes para la creación del artículo:

Global e-waste Monitor UIT 2024
Directiva Europea de reutilización de dispositivos electrónicos
Tasas de producción, recogida, reutilización y reciclaje de residuos electrónicos, Eurostat
Ficha sobre residuos de placas fotovoltaicas, Ecologistas en Acción

Cosmas Zavazava (UIT)
José Julián Escario Gracia (Univ. Zaragoza)
Ignacio Mártil (UCM)
Ethel Eljarrat (IDAEA-CSIC)


Artículo completo: https://www.newtral.es/basura-electronica-aumenta-cinco-veces-mas-rapido-que-reciclaje/20240324/?utm_source=flipboard&utm_content=other



@etarragó

Fuente: etf-cajon-de-satre.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content