¿Los jóvenes de hoy se han quedado sin argumentos para defender su futuro?

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
240 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
296 points



Most recent

Estudio de Ipsos: el populismo en 2024 sacudirá el escenario político mundial

Prensa
6 points

¿Qué tiene en cuenta el consumidor colombiano a la hora de comprar?

Juan C
16 points

¿Qué es el Pig Butchering y cómo evitar ser víctima de esta ciberestafa?

Ciberseguridad
12 points

En agosto nos vemos.

Pablo Emilio Obando Acosta
12 points

¡Precaución! 3 recomendaciones para no caer en estafas al comprar tu motocicleta nueva

Prensa
10 points

Hoy: Carlos Perrotti

NOTICIAS-ETF
12 points

Miguel Sabido recibre premio de la Agrupación de Periodistas Teatrales.

Benjamin Bernal
12 points

Putin advierte, otra vez, sobre lo cerca que estamos de la tercera guerra mundial

NOTICIAS-ETF
10 points

Pure Storage acelera la adopción de la IA empresarial para satisfacer las crecientes demandas con la

Patricia Amaya Comunicaciones
20 points

Sophos se asocia con Tenable para lanzar el nuevo Servicio de Gestión de Riesgos Administrados

Prensa
20 points
SHARE
TWEET

 ¿Los jóvenes de hoy se han quedado sin argumentos para defender su futuro?


16 marzo 2024

- Ayer, un ilustre y joven lector (vía correo-e), criticaba, veladamente, mi antiguo post sobre la decadencia en el interés juvenil por acceder a la Universidad, justificando tal desinterés, entre otros versados argumentos, en que la realidad laboral, el mundo empresarial y la mala orientación profesional que la sociedad muestra hacia a sus titulados, no la hace nada atractiva. Pasarse siete años de su vida en una Universidad, para luego acabar de camarero o en las listas del paro, pues no es nada apetecible para ninguno de nuestros potenciales profesionales del futuro.

- Claro que otro argumento pudiera ser, y seguramente lo es, el que exista cierta saturación, motivada, según informaba mi joven seguidor, por un interés supremo de los padres de los actuales en hacerlos a todos médicos, abogados e ingenieros y, claro, eso no siempre resulta bien.

- Pero me duele decir que tampoco existe interés, o por lo menos no lo noto, en organizar la actividad del futuro con una formación profesional tipo FP o FPO por parte de esa perdida clase juvenil que inunda las calles de su vida con alguna actividad motivacional, sin saber ni lo que busca, ni donde hacerlo. Yo creo que ellos hacen lo que pueden, pero no sé si quién debe organizar los caminos para ello, hace algo por ellos. Solo nos quejamos de su actitud, pero no decimos lo que hacer y ni tan solo nos preocupamos en organizar vías de acceso viables hacia el futuro. NADIE HACE NADA POR ELLOS.

- Pero volviendo al origen y por tanto a hablar de la ausencia de actitud reivindicativa juvenil en nuestra casa (País), y que, aún y siendo muy grave el asunto sobre el escaso interés de los jóvenes y de todos los actores en resolver el futuro de esa disconforme masa juvenil, resulta que eso pasa sin que nadie se dé cuenta y sin que a nadie le importe. ¿Es posible eso en un País como el nuestro en que encontrar un fontanero, un albañil o un carpintero, suponga una lucha de meses para conseguir que uno de ellos te arregle una puerta, te cambie los azulejos de la cocina o te instale un plato de ducha en casa?

- Encuentro a faltar que los afectados, que mayoritariamente son esa clase juvenil disconforme que empuja en número, pero no en exigencias, debiera continuar por encontrar razones de desencuentro con nuestra clase dirigente y hablo de nuestros políticos y de nuestros directivos empresariales y sociales.

- Encuentro a faltar la existencia de líderes juveniles que enarbolen la bandera del descontento ante la grave, desinteresada y escasa actitud de la Sociedad general y la de los Políticos en resolver y/o atender el problema. No sé, encuentro a faltar, decía, ese punto de “revolucionarismo” y “antisistema” que siempre ha sido propio de la juventud más incipiente.

- Parece que LA JUVENTUD, nuestra juventud, SE HA QUEDADO SIN VOZ. Quizás eso nos cueste muy caro, pero parece que los hilos del poder es lo que quieren, que sigan callados y que no molesten. ¿Hasta cuándo?

@etarragó

Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content