FUNCIONES DEL PRECONCIENTE Y SUS EFECTOS

 
Related

ANALISIS DE LA OBRA DE TEATRO YO ULRIKE GRITO DE DARIO FO, SOBRE LA BANDA TERRORISTA BAADER-MEINHOFF

Jesús Quintanilla Osorio
354 points



Most recent

Discounters conquistan Colombia en 2023

Juan C
10 points

Confiar presenta en Medellín su nuevo libro Tanta verdad, tanta mentira

Prensa
8 points

Infracommerce fue galardonada como la mejor agencia de digital Commerce en Colombia

Tecnologia
26 points

¿Qué fue de Jaime Alguersuari tras su salida de la F1?

MaríaGeek
12 points

El futuro de la gestión del almacenamiento

Patricia Amaya Comunicaciones
12 points

Está ensayándos: "La última paciente" teatro Nuevo Versalles

Benjamin Bernal
14 points

Latam HealthTech Forum 2024: un encuentro que transformará el sistema de salud

Prensa
40 points

FINALIZANDO CICLOS

Octavio Cruz Gonzalez
8 points

La última Paciente, en el teatro Nuevo Versalles. Conozca a Guada Espinoza

Benjamin Bernal
14 points

Andrea González-Villablanca y Barbie rompe estigmas: "¡Mujeres MRKH inspiradoras hay muchas!"

Periodistas Lideres
30 points
SHARE
TWEET
El preconsciente es el “portero” que abre y cierra la puerta entre el inconsciente y el consciente.
Muchas representaciones mentales reflejadas en los seños nos revelan lo que anida en el inconsciente. La angustia es una representación emocional de un afecto distorsionado que permanece reprimido en nuestro interior y produce una carga síquica. Los estados anímicos están regulados por el cerebro, como lo deduce Freud en su excelente libro, “Lo inconsciente”.
Los procesos síquicos como señala el mismo Freud son puramente inconscientes. La censura es n acto ejercido por el preconsciente, aplicándose a su labor de portero que abre o cierra el paso entre lo consciente y lo inconsciente. Las representaciones oníricas, los sueños, son un enlace importante que revelan las cargas síquicas que pululan en nuestro interior y se traducen, a veces, en pesadillas, las cuales esquematizan la verdadera lucha del “Yo”, entre lo correcto y moralmente aceptable y lo incorrecto. La represión responde, en sí misma, a la coerción afectiva, a frenar las emociones que provocan dolor. Su expresión consciente rompe la represión y permite sacar a flote los verdaderos sentimientos. La represión linda la frontera entre lo consciente y el inconsciente. Quizá el preconsciente la use como arma contra los afectos, y se refleja en la angustia como base para un sistema de defensa. Las fobias son miedos inconscientes, representados en quienes la padecen en terrores manifiestos. Lo mismo sucede con la negación que substituye a la represión, ejerciendo una forma similar de censura que no alcanza el consciente.
El sistema inconsciente no solo es instintivo en parte, y depende del juego del placer y el displacer. De hecho, lo inconsciente sólo llega a la superficie en representaciones oníricas y neurosis vivenciales que se traducen en expresiones de angustia. El preconsciente usa la censura como su arma, basado en la carga del principio del placer, y a la vez, puede ser censurada para no reflejar la información del inconsciente, si no apenas pálidos reflejos del mismo.
El preconsciente es, entonces, un censor de los afectos, una puerta entre los mundos reprimidos y los visibles, reflejados en emociones que constituyen nuestra realidad, formada por nuestra propia concepción, revelada ante nuestros ojos, y la percepción del mundo real.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content