Jamás juzgues a alguien antes de tiempo

 
Related

10 trucos sencillos para quemar grasa de manera efectiva

Yoliendo
6236 points

El hijo del herrero (reflexión)

Yoliendo
208454 points



Most recent

GRAN COLOMBIA GOLD DONA 1350 PRUEBAS DE ANTÍGENOS PARA COVID-19 EN ANTIOQUIA.

Image Press
20 points

Covid-19: ¿Qué son los interferones? Solución y riesgos

Henri Monzó Catalá
16 points

ROSARIO CON ESCRUTE DIGITAL 1

Miguel Alderete Garrido
28 points

No sólo se muere de Covid-19

Henri Monzó Catalá
330 points

Más del 80% de las mujeres prostituidas en España lo hacen de forma forzosa

Henri Monzó Catalá
340 points

La inmunidad contra el covid-19 podría durar toda la vida

Henri Monzó Catalá
18 points

COLUMNISTA INVITADO / MONUMENTOS Y ESTATUAS DE IBAGUÉ, UNA REFLEXIÓN NECESARIA

Carlos Eduardo Lagos Campos
10 points

Waya Guajira: Turismo social en todo su esplendor

Tecnologia
10 points

Las otras víctimas: La Pandemia pasa factura a los enfermos no COVID

Henri Monzó Catalá
8 points

El Grupo Salesland celebra sus 20 años de actividad con un importante Plan de expansión en LatAm

Comunicae
10 points
SHARE
TWEET
En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó a una mesa. La mesera puso un vaso de agua en frente de él. "¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?" pregunto el niño. "Cincuenta centavos", respondió la mesera. El niño sacó su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas. "¿Cuánto cuesta un helado solo?", volvió a preguntar.

Jamás juzgues a alguien antes de tiempo

lgunas personas estaban esperando por una mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente. "Treinta y cinco centavos", dijo ella bruscamente. El niño volvió a contar las monedas. "Quiero el helado solo", dijo el niño. La mesera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue.
El niño terminó el helado, pagó en la caja y se fue. Cuando la mesera volvió, ella empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva con lo que vio. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, había los treinta y cinco centavos y quince más... su propina.

Fuente: www.taringa.net
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content