¿Qué piensa Colombia sobre el liderazgo femenino? Análisis de Ipsos revela las percepciones

 
Related

Schindler Colombia proyecta 15% de crecimiento económico para el 2022

Prensa
252 points



Most recent

El mundo desarrolla tecnologías de detección y neutralización

Tecnologia
12 points

Evento anual British Council Partner Schools 2024: liderazgo reflexivo en la era de la IA

Prensa
38 points

Ella, la vida y el alma

El diario de Enrique
8 points

British Council transforma festivales promoviendo sostenibilidad y colaboración cultural en eventos

Prensa
10 points

Mamá: Abrázame que aún te extraño

El diario de Enrique
10 points

MuchoSur apuesta por un turismo consciente y transformador

Comunicaciones
10 points

Tiempo para el deseo, improvisando el mejor bachatango

El diario de Enrique
12 points

Plástico degradable que se autodestruye al final de su vida útil

NOTICIAS-ETF
20 points

Teatrikando Por BENJAMIN BERNAL Hay que hacer una encuesta, mejorar la cartelera

Benjamin Bernal
12 points

Cuando un amigo se va

El diario de Enrique
8 points
SHARE
TWEET
El Día Internacional de la Mujer represente un momento clave para reflexionar acerca de las visiones globales con respecto al liderazgo femenino y la igualdad de género. El estudio ‘Actitudes globales hacia el liderazgo femenino’ realizado por Ipsos, que contempló la opinión de 24.269 adultos en 31 países, ofrece hallazgos significativos sobre las percepciones y manejo actual de la temática.

¿Qué piensa Colombia sobre el liderazgo femenino? Análisis de Ipsos revela las percepciones

Una de las principales conclusiones del estudio revela que se trata de una realidad compleja en cuanto a las actitudes hacia la igualdad de género y el liderazgo. Las generaciones más jóvenes, como la Gen Z y los Millennials no son tan progresistas como se suelen representar, ya que, por ejemplo, son más propensas a considerar que un hombre que asume roles tradicionalmente asociados a las mujeres, como cuidar de sus hijos, los hace menos masculinos. Además, creen consideran que se ha alcanzado un nivel suficiente de igualdad de género, incluso llegando a percibir que se está discriminando a los hombres en este proceso.

A continuación, los tres principales aspectos analizados por el estudio a nivel global y los hallazgos más relevantes en cada rubro, que dan cuenta del estado actual del liderazgo femenino:

Actitudes hacia la igualdad de género

A pesar de que en un promedio de 30 países más de la mitad de las personas (53%) consideran que se ha progresado bastante en la igualdad de derechos de la mujer, existe una marcada diferencia entre hombres y mujeres frente a esta opinión, siendo los hombres más propensos a creer en este avance. Por ejemplo, en Indonesia, el 83% de los encuestados está de acuerdo con esta afirmación, mientras que en Japón solo lo está el 24%.

En cuanto a la identificación feminista, el estudio muestra una brecha significativa entre géneros y países. A nivel global, el 39% de las personas se definen como feministas, siendo las mujeres más propensas que los hombres a hacerlo. Destaca la India, donde 7 de cada 10 personas se identifican así, mientras que en Japón solo lo hace 1 de cada 10.

Además, las percepciones varían entre generaciones, especialmente en lo que respecta a la discriminación hacia los hombres debido a la igualdad de género. La desigualdad entre hombres y mujeres de la Generación Z es notable, con un 60% de hombres y un 40% de mujeres que creen que la igualdad de género discrimina a los hombres. Esta disparidad indica lo complejas que son las actitudes hacia la igualdad de género en diferentes grupos demográficos a nivel global.

Inclusión en la política

Sobre este particular, el estudio de Ipsos encontró que la mayoría de las personas no tienen preferencias claras sobre el género de sus líderes políticos, pero existe una notable diferencia entre hombres y mujeres en cuanto a sus preferencias. Por ejemplo, el 27% de las mujeres prefiere un líder político femenino, mientras que solo el 11% de los hombres comparte esta preferencia. Por otro lado, el 30% de los hombres prefiere un líder político masculino, frente al 12% de las mujeres.

En cuanto a la visión sobre la capacidad de liderazgo de hombres y mujeres en política, hay discrepancias significativas entre los países. Mientras que en Asia se prefiere mayoritariamente a líderes políticos masculinos, países como Turquía, Brasil y España muestran una preferencia por lideresas políticas. Además, hay una tendencia generalizada a considerar que tanto políticos hombres como mujeres son igualmente competentes en la mayoría de los aspectos políticos.

China destaca en el análisis comparativo, mostrando un contraste significativo en las percepciones sobre las habilidades políticas de hombres y mujeres. Mientras que se considera que los hombres son mejores en áreas como combatir la delincuencia (31%), defender la seguridad (34%), tratar a los hombres con equidad (23%), recuperar la economía (20%), beneficiar a los ricos (18%); se cree que las mujeres son más hábiles en tratar a las mujeres con equidad (37%), beneficiar a los menos favorecidos (33%), tratar a las personas LGBTQ+ con equidad (23%), tratar a las minorías étnicas con equidad, gastar bien el dinero de los contribuyentes, ser honestas y respetar el clima (21%).

Inclusión en los negocios

En el ámbito empresarial se observó que, a nivel global la mayoría de las personas (58%) no tienen preferencias en cuanto al género de su jefe, aunque existen variaciones significativas entre hombres y mujeres: mientras que las mujeres tienden a preferir un jefe femenino (22%), los hombres muestran una inclinación hacia un jefe masculino (26%).

En términos de percepción sobre la competencia de líderes empresariales, la mayoría de los encuestados considera que tanto hombres como mujeres son igualmente competentes en áreas clave. Cerca del 55% de los participantes en el estudio opina que tanto hombres como mujeres son igual de buenos en la creación de empresas exitosas financieramente y en asegurar la innovación en las organizaciones. Asimismo, el 49% cree que ambos géneros son igualmente capaces de garantizar que las empresas operen de manera ética.

Los resultados mostraron que especialmente en países asiáticos, los hombres son más propensos que las mujeres a considerar que los líderes empresariales masculinos son superiores en áreas como: tratar a los hombres con equidad (18%), organización financieramente exitosa (16%) y asegurarse de que la empresa u organización es innovadora (14%). Por otro lado, mujeres en países como Brasil y Turquía tienden a afirmar que las lideresas empresariales son mejores en: tratar a las mujeres con equidad (31%), tratar a las personas con identidad LGBT+ con equidad (22%) y asegurarse de que la empresa u organización actúa de forma ética (19%).

Percepciones en Colombia: avances y desafíos

En Colombia, el estudio reveló un aparente progreso en la percepción sobre la igualdad de género, con un 68% de los encuestados de acuerdo en que se ha avanzado en otorgar a las mujeres los mismos derechos que a los hombres, aunque solo un 35% se identifica como feminista. A pesar de ello, el 79% reconoce la existencia de acciones que pueden promover la igualdad entre géneros y el 72% concuerda en que se espera demasiado de los hombres para apoyar la igualdad, mostrando una conciencia sobre la necesidad de involucrar a ambos géneros en este proceso.

Al consultarles sobre la participación política, se evidenció una percepción mixta en Colombia. Aunque el 65% de los consultados manifiesta indiferencia respecto al género de su líder político, un significativo 23% prefiere una líder mujer, mientras que solo un 11% optaría por un personaje masculino. Esta tendencia sugiere una mayor confianza en el liderazgo femenino en el ámbito político porque son mejores combatiendo la delincuencia (13%), defendiendo la seguridad (11%), beneficiando a los menos favorecidos (24%), tratando a los hombres con equidad (15%), tratando a las mujeres con equidad (32%), tratando a las minorías étnicas con equidad (22%), tratando con equidad a las personas LGBTQ+ (27%), gastando bien el dinero de los contribuyentes (20%), siendo honestos y éticos (25%), recuperando la economía (15%), respetando el clima (18%), menos beneficiando a los ricos (6%).

En el ámbito empresarial, las percepciones son igualmente llamativas. Los colombianos consideran que las mujeres son mejores líderes empresariales en términos de crear empresas financieramente exitosas e innovadoras, así como en actuar de forma ética. Además, se les valora por tratar con equidad a diversos grupos, como mujeres, hombres, personas LGBTQ+ y minorías étnicas. Sin embargo, resulta paradójico que, a pesar de estas percepciones, Colombia lidera el ranking de los países latinoamericanos donde a los encuestados les da igual elegir entre un jefe hombre o mujer en el ámbito laboral.

Conclusiones generales

• La Geneneración Z y los Millennials son más propensos a pensar que un hombre que se queda en casa para cuidar de sus hijos es menos hombre, y que cuando se trata de dar a las mujeres los mismos derechos que a los hombres, las cosas han ido bastante lejos.
• Los hombres jóvenes son más conservadores en cuestiones de igualdad. Hay una diferencia de 20 puntos entre hombres y mujeres de la Gen Z en la afirmación "hemos ido tan lejos en la promoción de la igualdad que estamos discriminando a los hombres".
• La gente no tiene preferencias sobre el género de sus líderes, pero la experiencia importa: Las personas que han tenido la experiencia de vivir o trabajar con líderes de ambos sexos son menos propensas a tener preferencias por el sexo del líder.
• La gente reconoce que la colaboración masculina es importante. El 65% de las personas está de acuerdo en que las mujeres no alcanzarán la igualdad en su país a menos que los hombres también tomen medidas para apoyar los derechos de las mujeres.
• Alrededor de la mitad de las personas en 31 países piensan que se pide demasiado a los hombres para apoyar la igualdad de género (52%). Casi la mitad de las personas (46%) piensa que hemos ido tan lejos en la promoción de la igualdad de la mujer que estamos discriminando a los hombres.
• La gente piensa que los líderes masculinos y femeninos son igual de buenos (o malos) a la hora de cumplir una serie de objetivos políticos y empresariales. El 55% piensa que son igual de buenos para crear una empresa financieramente exitosa e innovadora.

Fuente: www.ipsos.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content