¿Qué es la Asamblea Constituyente de Venezuela?

 
Related

No se trabajará los viernes, un decreto de Maduro en Venezuela

Hablemos de Política
318 points

La canción contra el gobierno de Maduro que unió a millones de venezolanos (Nacho & Victor)

Hablemos de Política
838 points



Most recent

Paella, the Best Way to Enjoy a Gastronomic Tour of Valencia

About everything
32 points

Are Blood Clot Risks in Your Genes?

Healthy Life
418 points

9 Ways HIV Is Not Spread

Healthy Life
242 points

Most beautiful cities in Andalusia

Turismo Costa del So
28 points

Eye-catching NuBike goes with drive levers instead of a chain

Health at home
232 points

Weather and Mood: Rainy With a Chance of Depression

Everything
320 points
SHARE
TWEET
Según el artículo 347 de la actual Carta Magna, se establece que: "El pueblo depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución".

¿Qué es la Asamblea Constituyente de Venezuela?

¿Para qué se plantea una Constituyente?

Una Asamblea Nacional Constituyente es convocada cuando se requieren hacer cambios profundos a la Constitución, que no podrían hacerse a través de una enmienda o de una reforma. Este mecanismo es utilizado para "refundar" la República.

Cabe destacar que la Asamblea Nacional Constituyente no existe para solucionar problemas cotidianos (inflación, inseguridad, escasez), ni para cambiar al gobierno o a los demás órganos del Poder Público, ni para convocar a un diálogo a distintos sectores del país. El objetivo de las elecciones consiste en conformar un Parlamento cuyo principal cometido será escribir una nueva Constitución. Esa Cámara estará formada por 545 diputados.

El reparto de los parlamentarios es una de las razones por las que los partidos de la oposición, agrupados en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), rechazan en bloque esta convocatoria. Estos comicios, además de desmantelar la Asamblea Nacional que los venezolanos eligieron hace menos de dos años —una institución controlada por las fuerzas críticas con el chavismo— están diseñados con unas reglas del juego que benefician al presidente Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional Constituyente, cuyos delegados tomarán posesión la primera semana de agosto, incluirá 364 representantes territoriales, 173 del denominado “ámbito sectorial” (24 por los estudiantes, ocho por campesinos y pescadores, cinco por los empresarios, cinco por las personas con discapacidad, 28 por los pensionados, 24 por los consejos comunales y 79 por los sindicatos y gremios profesionales) y ocho de las comunidades aborígenes.

¿Por qué se dice que la convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente es fraudulenta?

En los términos planteados por Maduro, se está saltando la primera elección para que el poder originario que reside en el pueblo, pueda expresarse a través de un referendo consultivo, en el que debe aprobar o rechazar la convocatoria a una Constituyente.

El hecho de que no se consulte al pueblo, tal como se hizo en 1999, ha hecho que figuras como la Fiscal General señalen que se trata de un retroceso en los derechos humanos consagrados en la Constitución venezolana.

Hay casi 6.000 candidatos. Las bases comiciales de las elecciones prohibieron que las candidaturas se efectuaran desde los partidos políticos, lo que supone una estratagema del Gobierno para evitar que el voto sea influenciado por el rechazo a su gestión. Sin embargo, una porción mayoritaria de los candidatos es miembro del partido de Gobierno y aliados, o simpatizantes. Numerosos ministros y figuras públicas cercanas al régimen han renunciado a sus cargos para ser candidatos. No se registra ningún candidato, en cambio, cuyas propuestas sean contrarias a las premisas básicas del Gobierno, como el socialismo o la economía comunal.

Desde que el mandatario la anunció en mayo, en medio de una ola de protestas que continúa y cumple más de 100 días y un saldo de 112 muertos, la oposición y la comunidad internacional le han pedido que la cancele.

La oposición teme que la nueva Constitución, con la que el gobierno busca profundizar el modelo revolucionario, "atornille" a Maduro en el poder, profundice la crisis social y acabe "con lo que queda de democracia" en el país. Pero Maduro ha dicho de todas las formas, incluso en inglés, que "la Constituyente va". Y lo que se ve en el centro de Caracas son las pancartas, las tarimas y la maquinaria de un proceso electoral que no tiene marcha atrás.

Fuentes
El Pais
Diario Las Americas
BBC


Fuente: www.diariolasamericas.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content