6 pasos para entrenar su cerebro, según Steve Jobs

 
Related

¡No tires las cáscaras de huevo nunca más! te contamos para qué sirven

Remedios caseros
1266 points

Limpia tu colon de forma natural con estos 2 remedios caseros

Remedios caseros
818 points



Most recent

Woman divorced after 44 years of marriage gets amazing makeover

Amazing histories
214 points

Don't miss: the best Key West Bar Crawl guide

Random Time
124 points

Malaria-sniffing pooches might help save lives

About pets
174 points

New study says that colored bird eggs come from dinosaurs

Technology news
198 points

Buy Property in Turkey Bitcoin

Henry
14 points

Kindergarten kids sing Happy Birthday with sign language for their deaf custodian

Amazing histories
178 points
SHARE
TWEET
EL VASO MEDIO LLENO - Steve Jobs es uno de los más grandes iconos del desarrollo de la alta tecnología, comparado sólo con Bill Gates y en menor medida con Mark Zuckerberg. Es mayormente conocido por su habilidad para crear productos tremendamente innovadores que cambian el paradigma tecnológico del mundo.

6 pasos para entrenar su cerebro, según Steve Jobs

Sin embargo, algo que se sabe menos acerca de Steve Jobs es que también era un pionero de la “tecnología mental”. Era muy hábil como usuario de la Meditación Zen de Mindfulness, la usaba para reducir los niveles de stress, para ganar mayor claridad y para potenciar su creatividad.

De acuerdo con el Financial Times, Jobs era bastante específico en cuanto a la práctica de esta disciplina. El biógrafo Walter Isaacson lo cita diciendo:

“Si solamente te sientas y observas, notarás lo inquieta que es tu mente. Si intentas calmarla, sólo lo haces peor, pero en el tiempo sí se calma, y cuando lo hace, se abre un espacio para oír cosas más sutiles — ahí es cuando tu intuición comienza a florecer y empiezas a ver las cosas con mayor claridad y te sitúas en el momento presente. Tu mente simplemente baja las revoluciones, y ves un expansión tremenda del momento. Ves mucho más de lo que podías ver antes.” – Steve Jobs

Lo que Steve Jobs describe en este pasaje es rápidamente identificable como un tipo específico de meditación, usualmente denominada como “mindfulness”, que es enseñada en el Budismo Zen y su antecedente chino, el Taoísmo.

Cuanto Jobs le contó esto a Isaacson, no mucho antes de morir, había estado practicando esta meditación por muchos años.

Hoy en día está claro que Jobs vivía adelantado no sólo en el uso de la tecnología computacional sino que en el uso de la tecnología de la mente. De acuerdo con las autoridades del Scientific American investigaciones recientes prueban que las técnicas de meditación que han estado presentes durante miles de años tienen beneficios tanto para la mente como para el cuerpo.

En esta entrevista Steve Jobs describió su estilo de meditación, el cuál yo practico regularmente y éste se puede resumir más o menos en lo siguiente…

Este fue el método que usaba Steve Jobs para entrenar a su Cerebro
1. Siéntate con las piernas cruzadas en un lugar silencioso, preferiblemente en una almohada baja para reducir la tensión de tu cuello y de tu espalda. Respira hondamente.

2. Cierra tus ojos y escucha tu propio monólogo interior, aquellos pensamientos que corren por tu mente constantemente: trabajo, casa, pantallas, lo que sea. Aquellos pensamientos son la cháchara del aspecto más inquieto de tu mente, la “mente de mono”. No intentes detenerla, simplemente observa cómo salta de un pensamiento a otro, sin juzgarla. Has esto a diario durante cinco minutos todos los días de la semana.

3. Luego de una semana sin intentar de silenciar “la mente de mono” durante la meditación, cambia tu atención hacia “la mente de buey”. Tu mente de buey es la parte de tu mente que piensa lenta y silenciosamente. Esta mente siente las cosas a tu alrededor. No intenta de asignar un significado a las cosas. Simplemente mira, oye y siente. La mayoría de las personas sólo escuchan a su mente de buey cuando experimentan un momento que les “quita el aliento” donde temporalmente se detiene el diálogo de su mente de mono. Sin embargo, incluso cuando tu mente de mono te esté volviendo loco con su dale-dale-dale y sigue-sigue-sigue, tu mente de buey sigue ahí, pensando sus pensamientos lentos y profundos.

4. Una vez que te estés sintiendo más consciente de tu mente de buey, pídele que comience a callar lentamente a tu mente de mono. Lo que me funciona a mi es imaginar la mente de mono yendo a dormir debido al lento caminar del buey mientras se traslada de un lugar a otro. No te frustres si tu mente de mono se despierta una y otra vez, es un mono y no puede evitar actuar como uno. Sin embargo, verás que, a pesar de las protestas, tu mente de mono eventualmente igual querrá descansar en vez de hacer todo es ruido.

5. En la medida que tu mente de mono se vaya calmando, continúa en dirigir tu atención hacia tu mente de buey. Cada respiración parecerá demorar cada vez más. Sentirás el aire sobre tu piel. Podrás sentir tu sangre fluir por tus venas. Si abres los ojos, el mundo se verá completamente nuevo e incluso un poco extraño. Una ventana, por ejemplo, se convierte en un simple cuadrado lleno de luz. No necesita ser abierta ni cerrada, ni limpiada ni reparada, nada. Simplemente está ahí. Simplemente tú estás ahi.

6. Puede que tome un buen tiempo el poder llegar a este punto, pero mientras hagas el ejercicio correctamente sentirás que avanzas a pasos agigantados en la observación de la mente. En la medida que vayas teniendo éxito con cada uno de estos pasos, proponte ir dedicando cada vez más tiempo a la meditación. Extrañamente, sin importar cuanto practiques, siempre sentirás que el tiempo vuela haciendo estos ejercicios mentales.

La práctica diaria del mindfulness tiene tres resultados muy valiosos:

Primero, elimina completamente el estrés. A pesar de que el estrés pueda regresar, no se va acumulando con el anterior y por ende existen menos probabilidades de que termine siendo un cuadro de algo mucho peor.

Segundo, elimina la insomnia. Cuando estaba practicando regularmente, podía cerrar los ojos y dormirme en unos dos o tres segundos. Para mi, sólo eso hace que valga el esfuerzo.

Tercero, y más importante, te permite pensar más clara y creativamente acerca de las cosas que están sucediendo en tu vida. En mi caso, usé esa sensación de claridad y calma para terminar una relación insana y para salir de un trabajo que me tenía miserable.

En fin, aunque no pueda prometer que la práctica del mindfulness te convertirá en una persona tan creativa como Steve Jobs, lo que si te puedo prometer desde mi propia experiencia es que el mindfulness si creará cambios positivos en tu vida.

Fuente: elvasomediolleno.guru
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content