No sé qué pasa que lo veo todo negro o bien "las normas de la casa de un vejestorio lisiado"

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
242 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
296 points



Most recent

SICÓPATAS MAYORES

Octavio Cruz Gonzalez
12 points

Todo sobre las bondades del té verde

NOTICIAS-ETF
10 points

3 tendencias de pagos que impulsan el éxito en el eCommerce

Tecnologia
28 points

Estos son los riesgos a los que se enfrentan los hogares inteligentes

Ciberseguridad
10 points

Accenture, AWS y Dynatrace: hacia una estrategia moderna de observabilidad

Tecnologia
26 points

Usos de Home Assistant que te facilitarán tu vida

MaríaGeek
14 points

Experiencia sensorial total en Ethernal Fest: música, gastronomía y tecnología

Comunicaciones
22 points

Documento y momento

Juan Cantalatabla
10 points

Putin advierte, otra vez, sobre lo cerca que estamos de la tercera guerra mundial

NOTICIAS-ETF
10 points

¿Qué tiene en cuenta el consumidor colombiano a la hora de comprar?

Juan C
16 points
SHARE
TWEET




21 febrero 2024

- ¡¡¡No sé qué pasa que lo veo todo negro!!!

- Así empezaba una nota que me mandó mi mejor amigo cierto esta madrugada recordando el texto inicial de una de las mejores canciones de los Rollings.

- Por si interesa entrar en antecedentes, dejo aquí esa enorme canción (arriba), y digo enorme cuando, seguramente, sólo lo será para la gente de mi generación.

Dejo aquí la nota de mi amigo:

- Él: No sé qué pasa que lo veo todo negro. Ay, Enrique, qué malo es hacerse viejo, sentirse discapacitado e inútil y tener que soportar ser menospreciado por tu condición cuasi constantemente:

- Ella: ¿Pero no me oyes? si te chillo te enfadas ¿cómo quieres que te hable? Tú te encierras en tu sordera, en tu mundo y no me haces ni caso a mí que estoy todo el día pendiente de ti, cuidando de que no te caigas, de que no engordes, de que no bebas, de que no te muevas sin avisarme. Con todos los sacrificios que yo hago por ti y tú nada me agradeces y todo eso sabiendo lo mal que yo me encuentro. Tengo ganas de morirme, esto no es vida.

- Él: Sentirse torpe y reprochado casi a cada segundo, a cada movimiento sin darse cuenta de que a medida que me quita funciones me hace sentir cada vez más inútil y con menos ganas de vivir:

- Ella: Cuidado como conduces, casi te subes al bordillo en esa curva. No vayas tan deprisa, parece que hayas bebido. Ya te has pasado el desvío ¿ves cómo estás en lo que no estás? Cuidado con esos de la derecha que se van a meter en este carril y nos van a dar. Cuidado con el del camión que va haciendo eses y nos va a sacar de la autopista. Cuidado como pones los platos en el lavavajillas que los estás desportillando todos. Te estás media hora (10 minutos), en el inodoro y eso es malísimo pues se descuelga el ano y todo lo que lo sostiene. No se te ocurra ponerte a andar que te ha dicho la neuróloga que no andes, quédate quiero aquí que yo ya no puedo más, cojo lo que nos falta del supermercado y nos vamos corriendo a casa que estoy muerta. No des tantas explicaciones, no des conversación a nadie, la gente tiene cosas que hacer y no quiere que un viejo se le enrolle.

- Él: Un abrazo, Enrique, no te cuento más pues no quiero amargarte el día, bastante tienes con lo tuyo.




@etarragó



Fuente: blogger4deenrique.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content