TENEMOS QUE PONERLE EL CASCABEL A LOS CORRUPTOS Y LA COLA DE PAJA A LOS BURROS

 
Related

EN CALI UNA RED COMUNITARIA ESTÁ REVOLUCIONANDO A LA CIUDAD

Octavio Cruz Gonzalez
290 points



Most recent

EL FATALISMO

Carlos Eduardo Lagos Campos
12 points

La última paciente, estrena. Teatro Versalles 7 julio 2024. Domingo

Benjamin Bernal
12 points

El migrante come perros versus la humanidad come hombres.

Pablo Emilio Obando Acosta
22 points

¿Cómo lograr entrevistas con Bilderberg, Putin y Trump? Los logros de Andrea González-Villablanca

Periodistas Lideres
14 points

!Qué lluvia de estrellas! en el estreno de "La última paciente"

Benjamin Bernal
18 points

Descubre cuál es la diferencia entre sublimación y serigrafía

MaríaGeek
8 points

¿Asalto al Programa de Alimentación Escolar - PAE?

Pablo Emilio Obando Acosta
68 points

SSD externo de Kingston se ganó el Óscar del diseño

Prensa
12 points

GRADO DE JUAN JOSE FERNANDEZ LAGOS (JUANJO)

Carlos Eduardo Lagos Campos
72 points

Estreno "La última paciente" Teatro Nuevo Versalles, domingo 7 julio 2024, a las 5:30 hs.

Benjamin Bernal
12 points
SHARE
TWEET
Al desconocer a profundidad cómo funciona la política en otros países del planeta, para poder manifestar con conocimiento de causa, confianza y seguridad que es algo qué si no es igual es parecido a lo que viene ocurriendo en todas partes del mundo, sí podemos tranquilamente asegurar que los partidos y movimientos políticos en Colombia tiene podridas y cooptadas a todas las instituciones que representan la funcionalidad del Estado social de derechos, al tener atrapadas y acostumbradas las mentes de las personas aspirantes a trabajar con él, la mayoría de ellas pretensiosas por ejercer y poner en practica sus conocimientos y experiencias adquiridas y aprendidas con esfuerzo, tiempo y dinero en universidades o en la escuela especializada que representa la vida de cada ser humano, encontrando en las elecciones los ejemplos más claros que nos sirven para evidenciar los altísimos niveles de corrupción que se utilizan y manejan normalmente en contra de las personas que andan buscando trabajo, o para mantenerse en los puestos que ya poseen, pues les corresponde involucrar en la trama de la corruptela expandida entre todos los organismos estatales, y demás rincones de las sociedades, a familiares, amigos, vecinos y a cualquier conocido que se preste a colaborar en la obtención de un trabajo oficial, pues se les exigen certificaciones de un número determinado de votos mínimos a favor del candidato al cual han acudido en busca de ese empleo.

Surge entonces el dilema, un asunto que es de carácter civil y comunal pues es necesario para instaurar una sobrevivencia social, de quiénes serán aquellos que se atreven a ponerle el cascabel al gato, o la cola de paja al burro, dentro del juego de la ilegalidad que se estipula manejar en medio de sociedades que tienen normalizada la corrupción a través de las culturas del delito, el atraco, el soborno, el engaño, la trampa, la violencia, el asesinato, y un extenso listado de actividades y manejos irregulares que facilitan los malos hábitos de vida, sabiendo todos en el fondo de nuestras conciencias que son las maneras con las que nos tienen atrapados entre el institucionalizado caos social, que en las últimas elecciones se quiso cambiar al traer como alternativa un poder de índole más ciudadano, bien distinto al de unas clases dirigenciales determinadas a sostenerse encumbradas en los cargos con los que pueden disponer del erario como si fuera la caja menor para sus torcidos y negocios personales, siendo las mismas personas y empresas que actualmente están haciendo uso de todas las herramientas con las que disponen para agrandar y dimensionar los errores que el actual gobierno, elegido democráticamente para cambiar esas malas costumbres también viene cometiendo, y que cualquier otro que sea lo seguirá haciendo, sin siquiera dimensionar los habitantes de esta nación que desmontar este intento de cambio nos volverá a retroceder hacia el escenario de marras, ya bastantemente conocido, pues no habíamos tenido otro desde nuestra supuesta independencia de un imperio para después caer al de los intereses capitalistas de las corporaciones financieras concentradas en convencer a los rebaños de incautos, ignorantes, indolentes, indiferentes, sumisos y arribistas de todo tipo incapaces de analizar que nos encontramos en medio de una agresiva campaña publicitaria de desprestigio contra cualquiera que se atreva a desafiar sus intereses financieros y políticos.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content