Tratado de las Tres Vacas

 
Most recent

Comida Típica de Canarias

PRM
24 points

AC Hotel Santa Marta es el epicentro de las reuniones empresariales de Fin de Año

Comunicaciones
24 points

La Otra Vida , una colección de 10 relatos que danzan entre lo familiar y lo fantástico

Comunicaciones
32 points

Ser feliz con muy poco

El diario de Enrique
10 points

Comunicaciones Unificadas como Servicio incrementan la productividad de las organizaciones

Luisa Fernanda Rozo
38 points

¿Esta es la Sociedad que estamos construyendo?

NOTICIAS-ETF
14 points

La naturaleza no destruye el plástico

NOTICIAS-ETF
24 points

Momentos orgiásticos, humaredas invisibles y noches de encanto

El diario de Enrique
24 points

HoyosTools consigue importantes índices en ciberseguridad y comunicaciones unificadas

Comunicaciones
16 points

GipsyTeam en español, el mejor contenido de poker

Ocios y what!?
14 points
SHARE
TWEET
El 13 de julio de 1375 se produjo la mediación del Valle de Ansó para el Tratado de las Tres Vacas entre roncaleses y bearneses, renovado anualmente.

Estamos hablando del tratado en vigor más antiguo de Europa, siendo declarado en 2011 por el gobierno de Navarra Bien de Interés Cultural Inmaterial.

El Valle del Roncal colindaba con el Valle de Bearn. Sin embargo el Valle de Bearn formaba parte del reino de Francia y el de Roncal del reino de Navarra.

Esto ocasionó continuas rencillas en ambos y enfrentamientos por la delimitación de las fronteras y el uso de los pastos fronterizos. Hay constancia de disputas desde el siglo XIII, siendo inútiles los intentos de conciliación.

El punto álgido del conflicto tuvo lugar en el 1373, llegando a producirse una auténtica guerra entre los roncaleses y bearneses que dio lugar a la Batalla de Aguincea en la que cayeron 53 roncaleses y 200 bearneses. A consecuencia de esto, los bearneses pidieron una tregua.

La situación era insostenible y era necesario un acuerdo. Se reunieron procuradores de los concejos roncaleses y los “hombres buenos” de Bearn en Ansó, municipio pirenaico que no estaba situado ni en Navarra ni en Francia, sino en el reino de Aragón.

Desde entonces, los bearneses entregan todos años tres vacas a los roncaleses. Aunque en la actualidad, los roncaleses no se quedan las vacas, sino que después del ritual las devuelven y reciben una suma que iguala el valor de las vacas en el mercado actual.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content