Las noches de los 70 y aquella noche de viernes antes del confinamiento del 2020

 
Related

Las mancha de desodorante en las camisas de los chicos se pueden quitar?

Enrique TF-Relatos
394 points

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF-Relatos
346 points



Most recent

El gran epidemiólogo de EEUU, Anthony Fauci, explica los próximos años con el Covid

Enrique TF-Noticias
386 points

El Frente JS y H Mar del Plata, hizo su acto de cierre de campaña

Prohibido Olvidar
28 points

¿Qué es el Tai Chi? HISTORIA & BENEFICIOS

Noticias
16 points

Día Mundial del Chocolate: receta con insumo de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Viajes y turismo
36 points

¿Qué tipo de apuesta debes hacer: sistema, simple o combinadas?

Ocios y what!?
20 points

La nueva solución de CCS brinda coherencia, precisión y visibilidad en las empresas.

Tecnologia
12 points

Vinagre de manzana: las 5 grandes mentiras del falso "milagro" para adelgazar

Enrique TF-Noticias
308 points

5 Alimentos que bajan el colesterol

Enrique TF-Noticias
278 points

ZAG abre su primera oficina en América Latina

Avant Garde
8 points

Entre la Sierra y el Mar: Mercure Santa Marta te invita a Celebrar el Amor.

Viajes y turismo
14 points
SHARE
TWEET

 Las noches de los 70 y aquella noche de viernes antes del confinamiento del 2020


04 septiembre 2021

- “Pasamos de puntillas por la vida y a veces no nos damos cuenta de lo mucho que tenemos alrededor”. Esta es una frase de esas que te dejan pensativo cuando alguien te lo cuenta en un ambiente apropiado, es decir, en un acto íntimo, un velorio, por ejemplo, o tras la cuarta de “Bombay10/Cola” en una de esas “Rodrigueñas” noches de verano de los 70.

- Pero esta noche recordé que eso no siempre es así. Sucedió justo el 6 de marzo de 2020, mi último viernes "la nuit" antes del confinamiento. Veréis …

- Estaba yo con la cosa en mano, haciendo mis necesidades propias del que le aprieta la nuez prostática, cuando uno de mis fieles amigos nocturnos de correrías tertulianas familiares e íntimas de los viernes, me lo contaba mientras él lo hacía en el “mural” de al lado, los dos cara a la pared, como es normal en estos caso. Claro, eso no lo esperas en ese momento, pero tienen su efecto si el tío se empeña en ello:

“Enrique, y si mañana no estamos, yo prefiero decírtelo ahora, te aprecio como si fueras una especie de hermano para mí, no te das cuenta, nos dedicamos a lo material y a lo urgente y aunque se que te quiero, nunca te lo había dicho ¿verdad?, pues creo que eso debiera hacerlo siempre contigo y con todos mis amigos y otros queridos cercanos”

- Puse una enorme cara de espanto cuando me lo estaba contando y lo fue al oír tanta beldad esotérica reprimida – Tan vistosa sería mi mueca que ……..:

“Enrique: ¿duele cuando te sueltas?” - (entiéndase, cuando te meas)

- Bueno, pues no, es que me ha impactado lo que me acabas de decir - le dije.

- De pronto se dio un cuarto de vuelta y con la cremallera, y la cosa, sin saber muy bien si la había puesto en su sitio, el vecino de mural me arreó un emocionado abrazo verbenero nocturno de esos que te llegan al rincón mas profundo del almacén de las más inimaginables escenas de mis fantasías, mientras yo acabaría, seguramente, meando fuera del tiesto, casi con toda seguridad.

- Terminadas las emociones del abrazo, mi vecino de mural urinario se arrancó con una declaración de intenciones no cumplidas que me llegó al alma:

“Enrique, mi padre, un santo, murió hace dos semanas y yo llevaba cuatro meses sin verlo. Me acuerdo que cuando era niño y le decía que nunca me dejara, él me contestó: No te preocupes hijo, estaré contigo hasta que veamos juntos nuestro ocaso o ya seas mayor para afrontar que yo lo haga solo”.

- La noche de aquel día fue larga, muy larga, pero esa noche aprendí que nunca hay un mal lugar para aprender algo y a mi, 18 meses después, me gusta recordarlo.


Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content