WARNING: Alcibiades Nuñez made this note and was not rated by users as credible.

DELIA ROSA MANJARREZ, MUJER EMPRENDEDORA, TRABAJADORA, Y ASPIRANTE.

 
Most recent

Simplemente Gracias, la nueva apuesta de LOS TRI-O por la música romántica

TECH2022
26 points

Fernando Simón explica por qué se dispararán los contagios de Covid este verano

NOTICIAS-ETF
60 points

Johnson Controls fortalece la seguridad del sector bancario en América Latina

TECH2022
44 points

Hablamos de COVID-19 y sus variantes: El riesgo de muerte se triplica en los pacientes no vacunados

NOTICIAS-ETF
136 points

DistroTV eleva su oferta de canales a más de 270

Comms1
14 points

Colombianos diversifican inversiones, ante escenarios económicos y sociopolíticos adversos

Image Press
40 points

Modelos de Cat phones acumulan 49 premios en 10 años

Comms1
32 points

Tomar fotos haciendo pintura

El diario de Enrique
34 points

Hallan en la Antártida superbacterias capaces de generar nuevas enfermedades

NOTICIAS-ETF
22 points

Un virólogo del CSIC vaticina cada cuánto tiempo habrá que vacunarse contra el Covid-19

NOTICIAS-ETF
234 points
SHARE
TWEET
DELIA ROSA MANJARREZ, MUJER EMPRENDEDORA, TRABAJADORA, Y ASPIRANTE.

DELIA ROSA MANJARREZ, MUJER EMPRENDEDORA, TRABAJADORA, Y ASPIRANTE.

Por Alcibiades Nuñez, [email protected]
Este 27 de febrero cumpliría 89 años mi querida y adorada madre Dilia Rosa Manjarrez de Nuñez, mi mamá nació en Zambrano Guajira, el 27 de febrero de 1932, falleció el 28 de julio de 2016, convivía con sus padres Juan Daniel Manjarrez (Chito) y María Nuñez, tuvo 7 hermanos que amaba y apreciaba y estimaba mucho: Eloísa, Alberto, Federico, Beatriz, Armando, Eva e Idelfonsa y a los 20 años contrajo matrimonio con Juan Bautista Nuñez Amaya, joven apuesto, honrado y trabajador que vivía trabajando y ayudando a sus padres y familiares, pero que le pico el bicho del amor y lo flechó cupido cuando se enamoró y se casó con mi madre, y como decía el viejo tita, encontró su media naranja, la mujer que lo hizo feliz toda su vida.
De esa unión nacieron 6 hijos, 5 varones y 1 hembra: Juan Daniel, José Elías, Adalinda, Alcibiades, Armando Enrique y Juan Bautista, mi madre tuvo 12 nietos y dos Bisnietos Klaydex Marcela, Miguel Ángel, Ingrid, Juan David, Andrés Alfonso, Diana Paola, Adriana, María Claudia, Natalia Rosa, Gabriel Felipe, Juan Diego y Luis Fernando, los Bisnietos Verónica y Juan Mario.
Doy gracias al todopoderoso por habernos regalado una madre muy especial, ella era cordial, educada, servicial, amable y cariñosa.
Mi madre era una mujer guerrera, luchadora, ya que a pesar de haber enviudado tan temprano a los 33 años, a ella le correspondió ser padre y madre al mismo tiempo, esto no fue inconveniente para ella ya que aun así velaba siempre por el bienestar de sus hijos y se esmeraba permanentemente porque no nos faltara nada, diariamente realizaba los quehaceres del hogar y administraba una tienda, donde vendía víveres, alimentos, frutas, verduras, productos cárnicos y lácteos, todos los sábados viajaba a Urumita, Villanueva y el Molino a comprar el bastimento, frutas y verduras, el cual distribuía en San Juan del Cesar y el resto lo comercializaba en las tiendas de Zambrano, fabricaba dulces de frutas tropicales de ñame, maduro, leche, coco, toronja, tomate, coco, papaya y cocaditas, elaboraba almojábanas, queque y pandero, pues esto además de divertirla, le ayudaba para el sustento de la familia.
En Zambrano todos le decían yiya y como era una mujer que le gustaba servir y ayudar a todo sus paisanos y coterráneos y lo demostró a través de su tienda todo el que acudía a ella, le servía ya que vendía de contado o a través de créditos las diferentes mercancías que allí se comercializaban.
Me acuerdo de la canción del Cacique “Gracias por quererla” le doy Mil gracias a Dios “por haberme engendrado en el vientre de mamá”, era una mujer trabajadora, emprendedora y aspirante y así crio a todos sus hijos, con esa misma inclinación, todos realizamos los estudios de Básica primaria en Zambrano y la Educación Básica Secundaria y técnica en San Juan del Cesar en la Institución Educativa El Carmelo, La Normal Superior y el colegio de Bachillerato San Juan Bautista del profesor Carlos Ariza “Pelongo”, luego de lograr los estudios de Bachillerato mi madre envió a su hijo mayor Juan Daniel a Tunja, donde estudió Ingeniería Agronómica en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Adalinda estudió Licenciatura y especialización en Literatura y español en la Universidad del Magdalena, Alcibiades estudio contaduría pública en la Universidad Popular del Cesar y Magister en Gerencia Financiera en la Universidad del Zulia en Maracaibo Venezuela, Armando es técnico profesional de Mantenimiento de maquinarias pesada en el Cerrejón, José Elías es Técnico Agropecuario del SENA y Juan Bautista estudió Ingeniería del Medio Ambiente en la Universidad de la Guajira, como dice Aurelio Nuñez, en su canción mi última voluntad “si yo volviera a nacer desearía nuevamente mil cosas pediría el mismo Dios que me guía, los mismos papas”, delo por hecho que quisiera ser su hijo nuevamente.
Mi madre cuando se vino de Zambrano en el año de 1976, hizo buenas amistades con los vecinos Aura y Luis Jiménez, Gregoria y Carlos Rois, Gregoria de Molina, Remedios Mendoza, Reginaldo Argote y Elisa, Joselina Mendoza y Carlos Munive, Ambrosina y Antonio Estrada, Cecilia Córdoba, Francisco Molina y Flor Mendoza, el Profesor Carlos Ariza y la Señora Mercy, Paulina y Agustín Machuca, Elfa y Pedro Rodríguez, Dalva y Pedro Mendoza, Juan Bautista Frías y Gladys Manjarrez, Rafael Nuñez y Delfina Manjarrez y Juan Antonio Manjarrez, algunos de ellos le hablaron del evangelio y esto sirvió para que ella ingresará a la iglesia Pentecostal Unida de Colombia, allí pudo ejercer los cargos de Damas Dorcas, Tesorera y consejera, esta iglesia fue liderada por los pastores Eustorgio Mendoza, Hidelbrando Cantillo, Cristóbal Villa, Selear Lemus y el hermano Ballesteros,
Quién tenga la dicha de tener su madre viva, les aconsejo que la quieran y cuiden mucho, es uno de los grandes tesoros que tenemos en la vida, por eso viviré agradecido y orgulloso de haber tenido como madre una excelente mujer que siempre buscó el bienestar y progreso de sus hijos.
Te amaré toda la vida Dilia Rosa, Yiya o mi vieja, como siempre le decía, Dios la tenga en su corte celestial.
WARNING: Alcibiades Nuñez made this note and was not rated by users as credible.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content