En tiempos de pandemia, pasear ya no es lo mismo

 
Related

Cómo hacer una limpieza de colon

Enrique TF
392 points

Cosas para hacer a diario sin que mueras en el intento

Enrique TF
432 points



Most recent

Retiro Argentina "Marta y Maria"

Miguel Alderete Garrido
46 points

El Grupo Salesland celebra sus 20 años de actividad con un importante Plan de expansión en LatAm

Comunicae
10 points

Waya Guajira: Turismo social en todo su esplendor

Tecnologia
10 points

GRAN COLOMBIA GOLD DONA 1350 PRUEBAS DE ANTÍGENOS PARA COVID-19 EN ANTIOQUIA.

Image Press
18 points

ORACION DE LA CASA

Miguel Alderete Garrido
6 points

Oracion de Peticion

Miguel Alderete Garrido
22 points

¿Un dinosaurio clonado en China?

Henri Monzó Catalá
18 points

Escrute Digital Argentina Guatemala España

Miguel Alderete Garrido
6 points

Covid-19: ¿Qué son los interferones? Solución y riesgos

Henri Monzó Catalá
16 points

LA FUNDACIÓN ESCUELA DE ACORDEONES MAURO MILLIAN

Alcibiades Nuñez
64 points
SHARE
TWEET

 En tiempos de pandemia, pasear ya no es lo mismo


Imagen: Rectitud , esa olvidada virtud (etf)

22 septiembre 2020

-Tengo cita telefónica con mi médico, (visita no presencial, le llaman ahora), a las diez de la mañana y me llama a las once y cinco minutos Si su retraso es de una hora con hora y media de trabajo, los que tengan cita a la una del mediodía, esta se producirá sobre las cinco de la tarde. Pienso que lo de ser Médico de Atención Primaria debe ser un horror.

cita previa sanidad app +salut medico centro salud ambulatorio telefono valencia
-Voy a la Farmacia pero, volviendo, paso por delante de la cafetería de la esquina y allí veo un grupo de treintañeras o algo más, haciendo las delicias de como debe aplicarse la distancia social para defendernos del coronavirus.


-Dejo el coche en el vado del edificio de enfrente, pues el acceso al mío está con cola por avería del sistema electrónico de apertura. Mientras me acerco e intento ayudar, oigo al Director General de la “Urba” que me dice: “¡Enrique, te están multando el coche!”. De nada ha servido que le diga al guardia urbano que tal o cual o que en poco tiempo cambiaré de cielo. ¡¡¡Zas!!! ¡¡¡250 €!!! – Recurra al Alcalde si no está conforme. Lo peor: Las risas disimuladas de mis vecinos y de la rubia del visillo, la que más.

-Llego al garaje y cuando cojo el manubrio de la puerta de acceso a las escaleras, noto que estoy impregnando mi mano de un líquido viscoso más parecido a un salivajo o a un moco amarillento, que a un yogur griego como hubiese querido creer.

-Llego a casa, por fin, y mi niña me pregunta: ¿Todo bien? – Mejor que nunca, cariño – le he dicho, para no hacerla llorar.

-Luego, distintos trabajos de desinfección: Lavado de manos y brazos, con jabón abundante; hidrogel desinfectante en las manos; ropa a la lavadora; lavado con agua y lejía de todos los envases de los medicamentos comprados; lavado con la misma lejía y agua, el mando del coche, la cartera, el móvil, las llaves y el cabezal del bastón. Y todo eso en menos de cincuenta y cinco minutos, contando eso de asearse, ponerse ropa nueva y sentarse para tomar aire, antes de que me de una lipotimia.

-Salir a la calle es un placer tan extraño en tiempos de pandemia, que hace que lo del confinamiento pase, de ser un deber a convertirse en pura agorafobia.


Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content