Los héroes ocultos frente a la crisis económica del COVID

 
Related

6 reglas de 6 de los principales inversores del mundo

Actualidad
372 points

Samsung se da por vencido: no fabricará más teléfonos en China

Actualidad
626 points



Most recent

Periodista Andrea González-Villablanca, obtuvo distinción en la UNCTAD Ginebra

ESNOTICIA.COM
10 points

La edad de la amistad

Henri Monzó Catalá
10 points

Error en la imputación a soldados por violación a menor Etnia Embera

PENSAMIENTO LIBRE
40 points

Rusia patenta el primer antiviral efectivo contra el coronavirus

Henri Monzó Catalá
58 points

Agonía y resurrección del doctor Moreno | EL PAÍS Semanal

Henri Monzó Catalá
28 points

¿Es fiable Invictus, el algoritmo para apuestas deportivas?

Mi mundo
12 points

DESOBEDIENCIA CIVIL BAJO LA ÉGIDA DEL LITERATO PABLO EMILIO OBANDO

PENSAMIENTO LIBRE
28 points

Expedia Group aportará $275 mdd para la recuperación de los socios de viaje

Comunicae
46 points

Boletin de Noticias

PENSAMIENTO LIBRE
34 points

Mensaje al Centro de Pensamiento Libre

PENSAMIENTO LIBRE
102 points
SHARE
TWEET
La Real Academia Española define a resilencia como la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos. El 2020 le presentó al mundo un nuevo virus capaz de destruir vidas y arrasar con economías. En una nueva realidad donde muchas empresas desaparecen muchas otras entendieron la necesidad de adaptarse en el menor tiempo posible. Adaptarse es la vacuna y cura. Quienes entienden esto tienen en común una visión de largo plazo de su negocio, cerrar no es una opción. Y es en este grupo donde aparecen las empresas familiares, aquellas que construyen y heredan sueños, donde el negocio no se queda en mera rentabilidad. Son estas empresas que subsisten por generaciones. Allí donde la resiliencia es su mayor virtud, el superpoder de estos héroes.



Los héroes ocultos frente a la crisis económica del COVID

¿Sabías que la longevidad media de las empresas familiares es de 33 años? Un promedio de 3 generaciones la maneja, mientras que en las empresas de capitales privados que no son familiares la media es de 12 años. Existen empresas que superaron guerras y crisis mundiales.

Frente al COVID-19 las empresas familiares se presentan como un ejemplo para la sociedad del cual aprender. Es así es que nace un movimiento ciudadano que busca visibilizarlas: Damos La Cara.

Damos La Cara entiende la necesidad de dar a conocer a estos héroes sin capas. Mostrar el esfuerzo y labor de las empresas familiares en cualquier rincón de España y la importancia de su rol en el país no solo desde el punto de vista social sino también económico. El 57,1% del PIB de España es aportada por las empresas familiares y 67% del empleo privado de este país es gracias a las empresas de este sector. El rol de lo privado es fundamental para enfrentar la crisis provocada por el COVID-19. El estado, lo público, no puede jugar sin este. La recuperación económica y social depende de las empresas. Y en España el 89% de las empresas son familiares.

El movimiento se define como a-partidista y está impulsando su iniciativa por distintos canales. En sus redes sociales nos acerca a casos reales, donde se puede ver a los protagonistas hablando de que le sucedió, que hizo y cómo se adaptó la empresa frente a este etapa. Tal es el caso de Paloma de Blas, Gerente de Camilo, donde cuenta como solo vendían un 0,1% a través de la web y ahora pasó a ser el 95% de su facturación. Hablamos de una confitería fundada en 1827. O el caso de Bodegas Barbadillos, uno de los rubros más afectados por la bajada de demanda, quienes lograron ofrecer de otras formas sus productos impactando además positivamente en Sevilla. La pluralidad de rubros que existe es tal que va desde empresas familiares que superan los cien años hasta aquellas de reciente innovación en el campo tecnológico.

A través de videos, fotos e historias el movimiento nos acerca a comprender lo que se vive dentro de distintos rubros, empatizar, ver cómo se adaptan, luchan y entender cómo los distintos actores aportan un frente al crecimiento y recuperación de la sociedad.

Damos La Cara nació a inicios de la crisis provocada por el COVID-19. Varias asociaciones territoriales de empresas familiares quisieron visibilizar la actividad de sus socios mostrando su apoyo ante los problemas surgidos. Ejemplos de protagonistas, de héroes en lo oculto. Desde entonces, el movimiento Damos La Cara no ha dejado de crecer.

SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content