SON TIEMPOS DE TRANSFORMACIÓN DEL PENSAMIENTO.

 
Related

HISTORIADOR CLAMA POR UNA AYUDA PARA EL PUTUMAYO EN MEDIO DEL OLVIDO Y LA PANDEMIA

PENSAMIENTO LIBRE
462 points

El Juicio del Nazareno

PENSAMIENTO LIBRE
654 points



Most recent

COVID-19: Frenazo a los plazos de la vacuna de AstraZeneca y Oxford

Henri Monzó Catalá
70 points

La Pandemia, el aislamiento obligado de los más mayores y sus nefastas consecuencias

Henri Monzó Catalá
16 points

Plegaria para los enfermos terminales

Oraciones
10 points

De líderes hablando..., un poco

Camino y perspectiva
10 points

Oración para iniciar el día en el trabajo

Oraciones
6 points

Energía Libre: RX 18 el generador electromagnético autónomo y auto alimentado

Energía Libre Plasma
50 points

Plegaria de protección a los hijos por la mañana

Oraciones
16 points

Valdano, Felipe, el plan educativo, Neruda, Borges y la profesora de búlgaro

Enrique TF
6 points

Ataque al corazón ¿Qué hacer?

Henri Monzó Catalá
16 points

Significado de la Sangre de Cristo

Oraciones
12 points
SHARE
TWEET
Foto de storage emulated

SON TIEMPOS DE TRANSFORMACIÓN DEL PENSAMIENTO.

Por: Mente Nueva.

Como libre pensadores colombianos comprometidos en la construcción de sociedades en Equicracia, agobiados por una situación de emergencia mundial producto de la pandemia Covid-19 y la profunda desvalorización de la vida humana, exponemos este Manifiesto para develar temáticas que los medios masivos de comunicación no abordan, aunando propuestas alternativas de resolución.
Esta situación nunca vista, aunque ya experimentada -“casualmente”-, sobre el coronavirus en septiembre del 2019 por líderes del Foro Económico Mundial, provocó un aletargamiento en la ciudadanía, la cual alienada con el terror que la pandemia causa ha dejado de pensar para concentrarse en “estar alerta” cada día sobre el número de muertes, explicaciones de diversa índole, historias trágicas y de “héroes”, entre otras, obligados a aislarse sin poder exponer su palabra válida.
Numerosos gobiernos han evitado reclamar los recursos que posee la banca privada, las farmacéuticas, laboratorios, iglesias, transnacionales, los cuales deberían entregarlos, solidariamente, dadas sus inmensas ganancias y capitales acumulados.
El aislamiento preventivo, que consideramos se debe acatar estrictamente en favor de la vida comunitaria, provocará oportunidades proactivas, aunque su mayor impacto será negativo en los hogares debido a un alto desempleo, agresiones, mantención del statu quo, hacinamiento, escasez, escogencia de pacientes, entre otros múltiples problemas por resolver.
La Humanidad ha perdido la memoria de lo ocurrido, quedando cada vez más frágil y vinculada al inmediatismo, reemplazando la historia por la producción fílmica de corporaciones interesadas en la ganancia económica o poder. El ser, beodo de codicia, ha perdido su capacidad de reflexión y debe preguntarse para qué sirve esta pandemia.
La crisis de la salud adquiere proporciones insospechadas por cuenta del Covid-19, amenazando las fronteras de los países y, en este caso, de Colombia, debido a que aún se mantienen abiertas. Sin embargo, más delicado es una ciudadanía que aún no asume responsablemente esta calamidad pública en la que nos encontramos, precisamente por falta de conciencia colectiva. No obstante, el planeta respira mejor y se ha recuperado en disminución de huella de carbono por la recesión industrial, económica y minimización del consumo de combustibles fósiles.
Ante esta situación de pandemia, respetando plenamente las medidas de prevención vital, proponemos:
1. Que el mundo despierte de su aletargamiento, a través de una decisión consciente: analizar toda la información que recibe, ver su origen ideológico, saber si ella es verdadera o intencionada, discernir por sí mismo, lo que permitirá darse cuenta de cuánta falsedad y odios han inoculado en el corazón humano. Pensar es la principal misión humana, además de protegerse de este flagelo mortal.
2. Demandar que los gobiernos actúen en defensa de los intereses soberanos de la sociedad, para que los grandes beneficiados de esta debacle como son la banca, laboratorios, empresas de guerra, iglesias, etc.; compensen a la sociedad por su excesiva concentración de la riqueza, demostrando con hechos, la solidaridad, en suma se debe propende por la responsabilidad social empresarial.
3. Es el momento humano de que, en cada familia acuartelada por este flagelo, se realicen pactos de hogar donde la crítica sea descartada y se establezcan reglas de convivencia para vivir armónicamente en condiciones de estrés social. Suprimir los medios que alienan o causan pánico contando muertos cada día, debe reemplazarse, únicamente, por lo oficial y dedicarse a investigar en las redes otra información más certera y proactiva, preparándose para el día después de la pandemia.
4. El para qué de este flagelo artificial ordena recuperar la memoria original de los pueblos, las realidades tal como ocurrieron, luchando, ampliamente, contra las versiones interesadas en destruir la conciencia colectiva que expone la contaminación ambiental, la privatización de la vida y los servicios totales (incluida el agua).

5. Exigir la devolución de nuestra memoria histórica en América, donde han reinado la flagelación política, el ocultamiento de la verdad, y la violación de derechos humanos, para rescatar la espiritualidad y las enseñanzas milenarias sobre las leyes de causalidad, correspondencia y compensación, sabiendo lo banal que son el odio, la codicia y la envidia.

6. La vida ha perdido su real valor en los diferentes Estados del mundo. Se requiere, urgentemente, la irrupción de una nueva humanidad que cuide y preserve el planeta, que vele por las aguas, que respete los cielos y se hermane con las diferentes especies. La humanidad se encuentra al borde del abismo o al filo de una nueva oportunidad y esta es la oportunidad única para dicho momento de una nueva civilización.
6. Desde los Andes de América, municipio de San Juan de Pasto, departamento de Nariño, Colombia, exigimos ahora pensar para el presente y futuro unas políticas públicas piloto de sensibilización frente a la preservación del ecosistema, generando conciencia pública ambiental nacional y mundial, so pena de aterrizar una vez pase la pandemia en la atroz crisis ambiental, social, informativa y política que nos embarga. Aún mayor que la misma pandemia del COVID 19, problemática totalmente desechada hoy de modo interesado por gobiernos privatizadores.

Firman: Pablo Emilio Obando, escritor; Carlos Lagos, abogado; Alberto Quintero, ambientalista; Harry Brunal, médico; Mario Cepeda, periodista; Emilio Jiménez, comunicador; Roberto Segovia, Agrónomo; Carlos Santa María,Ph.D., humanólogo.



.







SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!

Comentarios más recientes
Featured content