A los tres días sin sueldo y con un nuevo préstamo

 
Related

¿Estás viviendo como realmente deseas, o te estás dejando llevar por la corriente o la sociedad?

colombia
942 points

Como todo se hace ahora por Internet hasta ver películas gratis...

colombia
282 points



Most recent

¿Como Nació Sanjuanerita de Hernando Marín Lacouture?

Alcibiades Nuñez
144 points

S2 Grupo, multinacional de ciberseguridad, creció 28,4 % en 2023

Ciberseguridad
10 points

¿Hollywood tiene un nuevo héroe? Director revela cómo su película llegó a Cannes en una USB

Prensa
24 points

Acertijos diarios para mantener activas las neuronas del entendimiento

El diario de Enrique
6 points

La Institución Educativa El Carmelo es una fuente de egresados exitosos y emprendedores.

Alcibiades Nuñez
24 points

Descubre la excelencia gastronómica en La Pérgola de Grand Sirenis

Comunicaciones
8 points

No te pierdas las Night Sessions en AC Santa Marta

Comunicaciones
8 points

Descubre el encanto especial de San Valentín en Waya Guajira Hotel

Comunicaciones
8 points

Asegure la mejor experiencia de cliente para las campañas online en 2024

Tecnologia
10 points

Variantes de póker más populares

MaríaGeek
4 points
SHARE
TWEET
1. A los tres días sin sueldo y con un nuevo préstamo

A los tres días sin sueldo y con un nuevo préstamo

Es posible que usted se identifique con este título, que sea de las personas que recibe su quincena y empieza a pagar todo lo que debe, hasta el punto de que a los tres días ya no tiene un peso en su cuenta. Es probable que vaya al cajero a la semana y el papel de vuelta le diga "saldo insuficiente".
¿Qué puede estar pasando que lo está dejando sin un peso a la primera semana del pago?
Lo primero que le puede pasar por la mente es que la hayan robado en el bus, que haya perdido el dinero, que esté disperso entre todos sus bolsos, pero lo que menos espera es darse cuenta que el dinero ya se esfumó.
Muchas personas terminan pagando con su nuevo sueldo las deudas del mes pasado, debido a los créditos hechos durante ese periodo. Es decir, muchos ya deben el sueldo que aún no han recibido y continúan en un ciclo vicioso de pagar y pedir prestado.
¿Qué otras razones pueden existir? Para la autora del libro 'Es que no me alcanza', Betty Ferro, "en nuestra memoria se refunde la plata, creemos que nos la sacaron del bolso, pero resulta que si recordamos todo lo que hicimos y sumamos, ahí está el presupuesto pero desbaratado. Solemos gastarnos el sueldo futuro en muchas cosas, no solo en las tarjetas de crédito sino en las ventas de catálogo y cuando llega la quincena pagamos aquí y allá, hasta el punto de que muchas se quedan sin para el almuerzo".

2. ¿Cómo salir de deudas si debo el sueldo que viene?
Es probable que usted se haya sentado a hacer el ejercicio de escribir sus ingresos y cuando se da cuenta de los egreso estos superan casi dos sueldos o tres. Para salir de deudas tendría que recibir tres salarios en un solo mes, pero como eso es imposible y al contrario los servicios corren, el canon del apartamento, la gasolina del carro, no sabe qué hacer. Expertos como Betty Ferro explican que el paso a seguir es complicado pero se logra. La invitación de Ferro es a saldar sus deudas una a una. ¿De qué forma? Si usted compró con su tarjeta de crédito a tres o cuatro cuotas bolsos y zapatos, debe empezar por dejar a un lado su vanidad y esperar esos tres o cuatro meses para cambiarlos. Tendrá que sacrificar la temporada de invierno o de verano si quiere salir de deudas.
"Debemos privarnos de muchas cosas y esforzarnos un poco para lograr que el ingreso nos permita pagar las deudas así sea lentamente. Posteriormente podré renovar mi vestuario pagándolo de contado, de no hacerlo será muy difícil", explicó Ferro.
Para el administrador financiero Jorge Juan Valencia, el primer paso es salir de las deudas, sentarse y tomar conciencia de esa realidad que es engorrosa y que genera problemas. "Mediante la toma de decisiones debo entrar a evaluar en cuánto tiempo saldré de esa deuda, si lo haré con ayuda de mi pareja y procedo a escribir el egreso en mi presupuesto. Si sé que la deuda es de un millón de pesos pero no puedo cancelarla de una, reviso qué tanto puedo pagarla con abonos de 200 mil pesos hasta sanearla. Lo anterior solo se consigue si tengo la disciplina y la austeridad para sostenerme en ese plan o presupuesto".

3. Sólo trabajo para pagar el transporte y los almuerzos. ¿Qué puede estar sucediendo si trabaja día y noche sólo para pagarles a los taxistas? Empiece por revisar si usted es de esas personas que no ha organizado muy bien su tiempo y suele salir tarde todos los días. Seguramente esa situación la obligará a tomar taxi para ir a la oficina de lunes a viernes. Si hace las cuentas, ahí se va gran parte de su quincena.
Y como para ir al trabajo necesita tomar un transporte como sea, sacrifica los almuerzos y prefiere pasar como alma en pena sin comer nada.
"Sabemos que el transporte masivo es incómodo, sobre todo en horas pico. Es incómodo sentirse apretado en la buseta, pero si salimos sobre el tiempo nos veremos expuestos al tumulto de gente y a tomar un taxi. Esto nos lleva a usar para los taxis el presupuesto de los servicios, a unir dos facturas y como sé que no puedo permitir que me corten el agua, pido prestado y me endeudo una vez más", explicó la contadora Betty Ferro. Esto además de frenar su capitalización, la compra de bienes muebles e inmuebles, lo que generará es una gran desmotivación porque no podrá disfrutar los frutos de su trabajo.

6. ¿Usted es un cliente Premium o élite?
Usted puede sentirse muy orgulloso abriendo su billetera y dejando a la vista de los demás cantidad de tarjetas de crédito Gold, Premium, Platino, pero lo cierto es que ese dinero es de los bancos y no suyo.
Así que ese ego que se eleva cuando lo llama la entidad bancaria para decirle que usted es un excelente cliente y por el manejo impecable de su tarjeta recibirá otra y otra, puede desinflarse cuando lleguen las facturas.
"Puedo tener diez millones de pesos disponibles pero no son míos, sin embargo puede resultarme fácil mover allí y allá y después terminar realizando avances para pagar la cuota de otra tarjeta. Con esto lo que estoy creando es una pirámide de intereses y termino en un espiral", indicó Betty Ferrer'. "Las tarjetas se convierten además en la mejor estrategia para dejarnos llevar por nuestras emociones hasta el punto de justificarme con frases como para eso me parto el lomo".




Como vivir no solo de un sueldo.
Mas info

Fuente: negocios.ucoz.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content