El hígado graso y esas malas frutas que siendo saludables perjudican al hígado graso

 
Related

A esta fecha (02/08/23) ya hemos consumido todos los recursos q genera el planeta para todo el año

NOTICIAS-ETF
230 points

Muere un niño de 5 años por un reto viral de un grupo de "youtubers"

NOTICIAS-ETF
242 points



Most recent

Guanajuato sede ideal para eventos internacionales de turismo

Prensa
12 points

MINÚSCULO PUNTO GIGANTESCA EQUIVOCACIÓN

Octavio Cruz Gonzalez
8 points

La última Paciente, en el teatro Nuevo Versalles. Conozca a Xareni Aguilar

Benjamin Bernal
12 points

NO HAY FUEGOS AMIGOS

Octavio Cruz Gonzalez
8 points

Kingston: Innovación a toda velocidad en COMPUTEX 2024 con DDR5, IA y autos de carreras

Prensa
12 points

Está ensayándos: "La última paciente" teatro Nuevo Versalles

Benjamin Bernal
14 points

Colombia en el Top 5 de los países de Latinoamérica más afectados por ransomware

Ciberseguridad
12 points

Latam HealthTech Forum 2024: un encuentro que transformará el sistema de salud

Prensa
40 points

IGOR ROJÍ, CANDIDATO PARA LA DIPUTACIÓN LOCAL ES ACUSADO DE ACOSO SEXUAL

Delfino Rodriguez
474 points

Andrea González-Villablanca y Barbie rompe estigmas: "¡Mujeres MRKH inspiradoras hay muchas!"

Periodistas Lideres
28 points
SHARE
TWEET

 El hígado graso y esas malas frutas que siendo saludables perjudican al hígado graso


22 abril 2024

- Hoy hablaremos del hígado graso, de cómo no estropearlo más y de cómo podemos tratarlo con una adecuada dieta alimentaria. Dejo aquí un interesante artículo al respecto:
_____________________________________________________________________________

Frutas malas para el hígado graso

El hígado es un órgano vital que descompone las grasas, filtra las toxinas y regula el azúcar en la sangre. Cuando acumula demasiada grasa, puede derivar en una condición conocida como hígado graso. Este trastorno no solo afecta la salud hepática, sino que también puede tener un impacto significativo en el bienestar general. Una parte fundamental del manejo del hígado graso es la alimentación. Si bien las frutas son generalmente saludables, algunas pueden ser desfavorables para aquellos que padecen esta afección. Por ello, exploraremos la importancia de este órgano y cuáles son las frutas malas para el hígado graso.

El hígado graso es importante

El hígado, ese órgano en forma de cuña ubicado en la parte superior derecha del abdomen, desempeña múltiples funciones vitales. Es el principal responsable de metabolizar las grasas, convirtiéndolas en energía y eliminando los desechos metabólicos. Además, el hígado filtra las toxinas del torrente sanguíneo y ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Cuando el hígado está sano, puede llevar a cabo estas funciones de manera eficiente, contribuyendo así al bienestar general del cuerpo. Sin embargo, cuando acumula grasa en exceso, puede causar una serie de problemas de salud. El hígado graso puede ser causado por una variedad de factores, incluida la obesidad, la diabetes, el consumo excesivo de alcohol y una dieta poco saludable.

Frutas malas para el hígado graso

Aunque las frutas contienen grasas saludables y son una parte fundamental de una dieta equilibrada, algunas pueden ser problemáticas para quienes padecen hígado graso. Aquí hay algunas frutas que es posible que desees evitar o consumir con moderación si tienes esta condición:

1) Uvas y Pasas: El consumo de frutas como las uvas y las pasas son una fuente natural de antioxidantes y fibra, también son ricas en azúcares naturales. El consumo excesivo de estas frutas puede elevar los niveles de azúcar en la sangre y contribuir a la acumulación de grasa en el hígado.
2) Mango y Papaya: Estas frutas tropicales son deliciosas y nutritivas, pero también contienen altos niveles de azúcares naturales, así como fructosa y ácido fólico. Consumirlas en exceso puede aumentar la carga de trabajo del hígado y contribuir al desarrollo del hígado graso.
3) Cerezas: Las cerezas son conocidas por su rico contenido en antioxidantes y otros nutrientes beneficiosos. Sin embargo, también son relativamente altas en azúcares naturales. Consumirlas con moderación es importante para aquellos con hígado graso.
4) Plátanos: Los plátanos son una excelente fuente de potasio y otros nutrientes esenciales, pero también son altos en azúcares naturales, que contiene ácido fólico. Consumirlos en exceso puede aumentar la carga de trabajo del hígado y contribuir a la acumulación de grasa.
5) Coco y Coco Seco: El coco y el coco seco son ricos en grasas saturadas, que pueden contribuir a la acumulación de grasa en el hígado. Limitar su consumo es importante para mantener la salud hepática.

¿Cómo debe ser una dieta para el hígado graso?

Una dieta rica en frutas y verduras es fundamental para mantener la salud en general, pero cuando se trata de hígado graso, es crucial prestar atención a la cantidad y el tipo de frutas que consumes. Además de los problemas directos relacionados con el hígado, como la acumulación de grasa y la inflamación, una dieta inapropiada también puede tener efectos secundarios en otros aspectos de la salud.

Evitar el consumo de azúcares:

El excesivo de azúcares naturales presentes en ciertas frutas aumentan el riesgo de resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, lo que a su vez puede empeorar el hígado graso y aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, el exceso de azúcar en la sangre puede contribuir al aumento de peso, lo que a su vez agrava la condición del hígado graso. Por otro lado, algunas frutas también pueden tener un impacto en los niveles de colesterol. Aquellas que son altas en azúcares pueden aumentar los niveles de triglicéridos, mientras que aquellas ricas en grasas saturadas, como el coco, pueden aumentar el colesterol LDL, el llamado colesterol "malo". Esto puede conducir a una mayor acumulación de grasa en el hígado y aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Alimentos y deporte buenos para el hígado

Es importante tener en cuenta que la dieta es solo una parte del manejo del hígado graso. Otros factores, como la actividad física regular, el control del peso, reducción del consumo de alimentos procesados y alcohol, también son fundamentales. Además, incorporar alimentos ricos en aceite de oliva, con alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, puede ser beneficioso para la salud del hígado. Recuerda que el cuidado de tu hígado es esencial para tu bienestar general y calidad de vida.

Asimismo, es crucial consultar a un médico o a un nutricionista antes de realizar cambios significativos en la dieta, especialmente si se tiene una condición médica preexistente como el hígado graso.

En resumen, si tienes hígado graso, es importante prestar atención a tu dieta y evitar o limitar el consumo de ciertas frutas que pueden ser perjudiciales. Optar por frutas con bajo contenido de azúcar y grasas saturadas, y priorizar aquellas con propiedades antioxidantes, ricas en fibra, y que contengan ácido fólico y fructosa, un tipo de azúcar, puede ayudar.

Fuente: https://www.valida.es/blog/post/frutas-malas-para-el-higado-graso/


Fuente: etf-cajon-de-satre.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content