La invisibilidad cultural de las mujeres y mi hallazgo de hoy: F. Janicotnicot

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
242 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
296 points



Most recent

Smile.CX PRO revolucionará el mercado del Customer Experience en Colombia

Tecnologia
12 points

¿Qué piensa Colombia sobre el liderazgo femenino? Análisis de Ipsos revela las percepciones

Prensa
14 points

Estos son los riesgos a los que se enfrentan los hogares inteligentes

Ciberseguridad
10 points

Hoy: Carlos Perrotti

NOTICIAS-ETF
12 points

¡Datos sin miedo al frío ni al calor! Kingston presenta SSD todoterreno para ambientes extremos

Prensa
14 points

Miguel Sabido recibre premio de la Agrupación de Periodistas Teatrales.

Benjamin Bernal
12 points

Experiencia sensorial total en Ethernal Fest: música, gastronomía y tecnología

Comunicaciones
22 points

Pure Storage nombra a Joao Silva como vicepresidente para Europa, Medio Oriente, África y América La

Patricia Amaya Comunicaciones
12 points

Inclusión educativa: La clave para superar la discapacidad visual

Prensa
28 points

¡Precaución! 3 recomendaciones para no caer en estafas al comprar tu motocicleta nueva

Prensa
10 points
SHARE
TWEET

 La invisibilidad cultural de las mujeres y mi hallazgo de hoy: F. Janicotnicot


17 marzo 2024

- Cuando Francoise Janicot empezó a mostrar las fotos de la performance y en particular la de la cabeza, presentada como cortada, estas surgieron como una incitación a crear conciencia sobre la mordaza de las mujeres, tanto literal como figurativamente, con respecto a su invisibilidad cultural.

- Mi generación nació y vivió con esa o parecida mordaza, pero la llevábamos y no era una cuestión feminista, no, era por mil cuestiones distintas al que fuera pensamiento único de la época en este querido Pais que aún se llama España.

- Esta mañana me dio por desmontar las cajas donde guardaba viejos libros de estudio de los 50 y 60 y la encontré. Había algo distinto en ella, a la Janicot me la presentó mi profesora de francés (argot parisino), guardé su nombre en una de mis mil notas y, como no, esa nota la metí en uno de esos cajones donde solía guardar todo aquello que algún día olvidaría hasta hoy en que mi reencuentro con ella me ha vuelto a esa feliz infancia.

- La Janicot no será conocida jamás por ninguna de nuestras conocidas feministas de la era actual, incluso es posible que piensen que es la mujer de algún presidente francés o de un futbolista ilustre, pero eso ya no es importante, la Janicot es como nosotros mismos, dos, tres o quizás cuatro generaciones y habremos dejado de existir para la memoria de ninguno de nuestros descendientes y de todos los que, como hoy, alardeen de tener poder y la posesión de la verdad única. Es probable que el mundo (pasadas tres o quizás cuatro generaciones), no sepa ni que un día existimos y no lo digo con pena pues eso, sucederá, aunque alguno de mis nietos se empeñe en decirme que "internet" hará perdurable la vida, reflexiones y conocimientos de muchos personajes anónimos que hoy son grandes desconocidos.

- No me negaréis que para estar a tres día de que el 20 de marzo lleve la primavera en bandolera, es esta una reflexión más propia de alguien que está encerrado en un psiquiátrico que de quien lo está en un luminoso despacho cerca del mar, en silencio total y en un mundo que amenazante va dejando bien colocadas las luminosas balizas del camino hacia el túnel del olvido.

- Sé que no lo haréis (pensar que ando en el psiquiátrico), sois buena gente, sí, gente amiga, observadora y de alto contenido emocional en todo lo que escribe vuestro teclado, por eso y antes de que saquemos cualquier otra conclusión, diré que nada es más bello que vivir la vida (la que vives, la que tienes), y que hacerlo con ganas, amor y envuelto en las aleccionadoras cicatrices que nos dejó el camino, podemos apreciar que así es y cada día un poco más ... y mejor.

Informe Copilot: La muerte de Françoise Janicot no está exenta de misterio. Aunque oficialmente se registró como un fallecimiento en París, las circunstancias exactas siguen siendo objeto de especulación. No se ha determinado con certeza si fue un accidente, un suicidio o incluso un asesinato. La incertidumbre persiste, y su legado artístico sigue siendo un enigma en la historia del arte3.


.
@etarragó



Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content