SOMOS LA MÁXIMA EXPRESIÓN DE LA HIPOCRESÍA

 
Most recent

Recomendaciones para trabajar de pie

Rasaca
6 points

Vivir y sentir, es aún posible

El diario de Enrique
8 points

Marcas y modelos de bicicletas más vendidos

Rasaca
8 points

¿Qué es la apendicitis? Estos son sus síntomas, sus causas y su tratamiento

NOTICIAS-ETF
164 points

Inventar la esperanza

El diario de Enrique
10 points

Sin ellos la Red de redes sería muy aburrida

El diario de Enrique
6 points

Aún y desnudos, tenemos la vida

El diario de Enrique
12 points

COVID-19, nuevo avance en la investigación: Hallan una clave de la inmunidad contra Ómicron

NOTICIAS-ETF
230 points

Cambia tu vida hoy

El diario de Enrique
10 points

Ya es festivo, hoy tendré a mis padres, (a los dos), conmigo

El diario de Enrique
10 points
SHARE
TWEET
La especie humana se ha caracterizado por manifestar e insinuar todo lo contrario a lo que supuestamente pretende postular e imponer como doctrinas públicas y políticas sociales, siendo el mayor ejemplo natural de una aberración psicológica y sociológica de lo que representa una falsa presunción, como igualmente es el mejor ejemplo de una farsa a través de unos engaños estructurados frente a unos escenarios sociales desbalanceados, lo cual exige y requiere una actitud diferente a la argumental hipocresía que se utiliza ante los hechos, y cómo éstos afectan directamente a nuestra propia realidad, sólo con un único fin, el de aparentar tener control de una idea mentirosa, a partir de postulados a los cuales la humanidad en general ha sido incapaz de poner en práctica, a raíz de un portentoso entramado de intereses creados.
En este escenario de falsedades y apariencias Colombia sobresale en el mundo, porque siendo un paraje privilegiado por la naturaleza, al igual que por el clima y la geografía, al mismo tiempo es un lugar despreciable por un modelo de habitante sumiso e indolente que tanto nos caracteriza, acostumbrados a permitir y a elegir a una clase regente desprovista de decencia, ética y moral, algo que el resto de países del planeta conocen a ciencia cierta y saben sacarle partido, para que dirigentes de otros lares, y con comportamientos y actitudes similares o peores a los nuestros, aprovechen y desarrollen tramas de entrampamiento económico y comercial, escenario efectivo e ideal para saqueos y abusos, situación que actualmente está ocurriendo a través de entidades financieras que tienen a nuestro país como principal meta y objetivo, de allí que como nación estemos debiéndoles más de lo debido y de lo permitido, descomponiendo y desintegrando cualquier tipo de organigrama social, laboral y empresarial, así existan algunos cuantos proyectos y programas funcionando.
En este lugar del planeta, reconocido por algunos como “el país del sagrado corazón”, pretendiendo con esta definición manifestar que aquí habita una sociedad piadosa y religiosa, creyentes de un ser considerado santo y bondadoso, al cual sus propios seguidores califican de justo y equitativo, cuando en realidad las acciones y actitudes de los colombianos se caracterizan por ser y hacer todo lo contrario, dando lugar a un universo de patrañas que por medio de términos eufemísticos deforman el significado de las palabras y de paso a la misma realidad, pudiéndonos topar con movimientos religiosos con carácter político que dicen profesar la justicia social mientras están acumulando riquezas entre sus dirigencias, esos mismos movimientos religiosos hablan de amor, solidaridad, paz y justicia social pero a la par están predicando odio, injusticias, insolidaridades, violencia y todo tipo de fobias, se mantienen manifestando defender la vida a partir de una concepción extrema de lo que es ella, circunscrita a la idea de una gestación femenina y su fecundidad, cuando paralelamente a ello ignoran y desprecian lo que sucede con la niñez desamparada, con la mujer violentada y violada y con una población en estado de extrema postración. Podemos igualmente decir que tenemos partidos políticos que se denominan democráticos y de centro cuando persiguen y son todo lo contrario, en fin, que podemos manifestar que somos un escenario del mundo conocido, y construido, que sobresale exclusivamente por aspectos negativos, como quien dice de “hipócritas redomados”, permitiendo que esta deformidad se extrapole hacia los círculos familiares.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content