Una vida que es la vida que, seguramente, merecemos

 
Related

Cómo hacer una limpieza de colon

Enrique TF
388 points

Cosas para hacer a diario sin que mueras en el intento

Enrique TF
420 points



Most recent

El miedo y el abuso de las autoridades

Henri Monzó Catalá
18 points

Tutorial HyperX: 7 pasos para elegir la memoria RAM ideal y mejorar el rendimiento de tu Gaming PC

Juan C
8 points

La OMS zanja la cuestión sobre si supone un riesgo frente a la Covid utilizar el aire acondicionado

Henri Monzó Catalá
12 points

GRAN COLOMBIA GOLD ENTREGÓ OBRA DE MEJORAMIENTO VIAL Y PEATONAL MÁS IMPORTANTE DEL MUNICIPIO DE SEGO

Image Press
12 points

Kingston Technology: un gran aliado para CIOs que buscan soluciones de encriptación

Juan C
8 points

GRAN COLOMBIA GOLD REPORTA LA PRODUCCIÓN DE ORO DEL SEGUNDO TRIMESTRE Y DE LA PRIMERA MITAD DEL AÑO

Image Press
6 points

TECNOLOGÍAS DE TELEFONOS CAT APOYAN REGRESO SEGURO AL TRABAJO

Technews
20 points

El guaperas del Z4, la vieja caradura de la cola del pan y la cháchara diaria

Henri Monzó Catalá
14 points

Convocatoria Primer Festival de la Canción Inédita - Chachagui te canto con el alma

Pablo Emilio Obando Acosta
36 points

Sin complejos

Henri Monzó Catalá
14 points
SHARE
TWEET

 Una vida que es la vida que, seguramente, merecemos


24 junio 2020

-Presentaba a mis amigos las notas de mi nieto, el mayor de los hombres, y …

-Gracias Ana, lo sabía, me habéis hecho llorar.

-Si querida Fina, a distancia, video llamadas salvajes de dos horas cada día con mis nietas y un objetivo, llegar vivo y en condiciones de estar, todavía, en pie, para carnavales. Ah, si el demonio me lo propone, firmo ahora mismo.

-Ay, Ana, mi querida amiga y cocinera por amor. Hoy birra, gambas, rabanitos preparados al estilo del avi, cava a gogó, chocolate negro y café cortado en taza roja. ¿Hay más? Sí, lo sé, pero ahora no llego, cuasi no puedo andar. La rodilla izquierda me ha dicho adiós y el pie derecho envuelto en llagas crecientes, me hacen la vida imposible de modo añadido, aunque todo es normal según el equipo médico local. “De algo hay que morir, Enrique”.

-Ay, Pauli ¿Dónde estás? – Lo sé, es el mejor descendiente que nadie podría soñar. No me hagas llorar.
-Menos mal que me queda el amor, la vida virtual y un algo que aún no sé lo que es que hace que me levante cada mañana para levantar la persiana y ver si existe el día.

-Os quiero. Feliz tarde de San Juan.

-Y yo, tras mi desahogo madrugador me fui corriendo ala sala de proyecciones a esperar un inmediato contacto videográfico con mis queridas nietas … ¡Ya me están llamando con su especial tono celestial, adiós!



Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content