Falsa pandemia: matará más la cura que la enfermedad

 
Related

Víctimas de vacuna: Enfermas, muertas y olvidadas

No hay que callar...
2058 points

Las vacunas nunca han funcionado

No hay que callar...
366 points



Most recent

Ataques cardíacos y el agua van de la mano

Henri Monzó Catalá
22 points

La vacuna de Pfizer y BionTech, eficacia del 90% contra la Covid19-Para fin de año estará lista

Henri Monzó Catalá
6 points

Disfruta del primer día del resto de tu vida

Enrique TF
14 points

La vacuna de Oxford es segura en adultos mayores y genera respuesta inmune

Henri Monzó Catalá
262 points

El lino, la salud y el estreñimiento

Henri Monzó Catalá
8 points

EL FÚTBOL Y LOS POSITIVOS EN LA COVID-19

Henri Monzó Catalá
8 points

7 claves para afrontar la crisis del coronavirus en el sector del fitness

Saludables
8 points

Okupas y Fuenteovejuna, las contradicciones de las vacunas y el totalitarismo que viene

Enrique TF
10 points

CARTA ABIERTA DEL CPL AL MAESTRO SANTAMARIA

PENSAMIENTO LIBRE
46 points

Murió Diego Maradona

Actualidad
518 points
SHARE
TWEET
Para todos los negociantes de la salud un virus es una bonanza como una guerra lo es para los fabricantes de armas. De la misma manera que se empiezan guerras para que se vendan más armas y muera gente, se fabrican nuevos virus para vender más vacunas que a su vez causarán más daño que la enfermedad original. Armas y vacunas, los dos negocios de la muerte.

Falsa pandemia: matará más la cura que la enfermedad

La actual “pandemia” del coronavirus, es tan solo la narrativa de una pandemia anunciada. Por miles de años los chinos han convivido literalmente con miles de animales, muchos de los cuales forman parte de su alimentación diaria. Repentinamente aparece un virus que empieza a causar una enfermedad rápida y supuestamente muchas muertes, y, sin investigación ninguna se declara de inmediato, como en un cuento chino, que “debió haber pasado de un murciélago a una serpiente y de una serpiente, a la gente”. Sin embargo, los chinos tienen sobradas razones para creer que este ha sido un virus implantado por los Estados Unidos para crear un caos económico en la China, y una vez que el virus se haya diseminado por muchas partes del planeta, crear un estado de terror más allá de los alcances del virus. (Ver: https://www.hispantv.com/noticias/china/451303/coronavirus-ejercito-eeuu-wuhan)

Lo que es más, esta pandemia ya estaba anunciada por Bill Gates, el monstruo de las vacunas, cuyo negocio es vacunar por todo el mundo con vacunas que causan más daño que la enfermedad que dicen prevenir. El mismo Gates se había comunicado con Trump hace dos años para decirle que una pandemia se avecinaba. En un artículo de statnews.com de marzo de 2020 (https://www.statnews.com/2020/03/10/bill-gates-president-trump-pandemic-preparedness-investment/) se dice que:

“En palabras que ahora parecen proféticas, Bill Gates dijo en una entrevista con STAT hace dos años que había instado al presidente Trump a invertir en tecnologías para responder a una pandemia”.

Y citan al mismo Bill Gates, quien afirma:

"El presidente tuvo la amabilidad de pasar tiempo conmigo, y uno de los temas que le planteé es esta oportunidad para construir nuevas herramientas que nos ayuden a lidiar con una pandemia', dijo Gates” y añade el artículo en cuestión refiriéndose a Gates: “quien ha advertido durante mucho tiempo de la posibilidad de un brote global de enfermedad”.

En verdad, más que proféticas, las palabras revelaban lo que el Nuevo Orden Mundial estaba cocinando para la humanidad, una pandemia creada en un laboratorio con el objetivo de llegar a lo que estamos viendo en la actualidad: Una campaña de terror mental y de control físico de la población, a través de un virus alterado en un laboratorio militar gringo para que afecte de manera letal a la población más vulnerable, como ha sido el caso de Italia, donde centenares de ancianos han caído víctimas del virus y muchos han muerto como consecuencia del mismo. Detrás del virus vendrá la vacuna o droga contra el mismo, la cual será más letal que el mismo virus. El negocio es redondo: aterrorizan a la población por medio de un choque psicológico, el terror de morir víctimas de un virus por medio de propaganda y estadísticas manipuladas, para ofrecerle después una droga o vacuna que la gente se aplicará temerosa, sin saber que es un verdadero Caballo de Troya, como ha pasado con la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) que ha causado más muertes y enfermedades que lo que podría causar un simple virus como el virus del papiloma humano.

El cuento chino fabricado por los gringos obedece entonces a la siguiente narrativa: Se crea un enemigo invisible, en este caso un virus o como en el caso de la invasión de Irak, unas armas de destrucción masiva que nunca existieron. El virus es declarado mortal y pandémico por la Organización Mundial de la Salud (OMS), una institución corrupta que recibe millones de dólares de las compañías farmacéuticas, lo cual la convierte en una propagandista de las vacunas, lo cual le hace perder toda objetividad al respecto, según fue denunciado por el “Global Policy Forum”, ver : https://www.globalpolicy.org/home/270-general/52830-who-do-financial-contributions-from-pharma-violate-who-guidelines.html

Donde publicaron en diciembre 8 de 2015 lo siguiente:

“OMS: ¿Infringen las contribuciones financieras de las farmacéuticas las Directrices de la OMS? por K M Gopakumar”

“Millones de dólares otorgados por las principales compañías farmacéuticas a la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantean preguntas sobre el cumplimiento de las directrices de la organización sobre las interacciones con las empresas comerciales”.

Según el mismo artículo, las donaciones eran entre otras cosas para “enfermedades que se pudieran volver epidémicas o pandémicas”.

El coronavirus representaba entonces el principal ingrediente para crear una pandemia, pero de terror, no la pandemia que nos quieren vender como causada por un virus que en últimas circunstancias es un virus de gripa alterado en un laboratorio, al cual se le atribuyen todas las muertes que tengan que ver con alguna enfermedad respiratoria, sin tener en cuenta los antecedentes del paciente o la contaminación ambiental que sí es una verdadera pandemia. Según un reportaje de US and News Report, publicado el 8 de abril de 2019 (ver: https://www.usnews.com/news/national-news/articles/2019-04-08/100-000-americans-die-from-air-pollution-study-finds)

“MÁS DE 100,000 estadounidenses mueren cada año de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades causadas por la contaminación atmosférica que se desprende de fábricas, vehículos de motor e incluso de tierras de cultivo de apariencia bucólica, según un nuevo informe que contradice a un panel de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU.) cuyos miembros minimizaban los riesgos (de la contaminación ambiental) durante una reunión pública el mes pasado”.

Y, ente otras causas de muerte en Estados Unidos, fuera de la contaminación ambiental, que sigue creciendo sin control encontramos las siguientes:

Influenza 12000 a 61000 muertes anuales desde 2010
El consumo de cigarrillos causa aproximadamente una de cada cinco muertes en los Estados Unidos cada año. Incluidas más de 480.000 muertes al año (incluidas las muertes por humo de segunda mano)
(ver: https://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/health_effects/tobacco_related_mortality/index.htm)

La violencia con armas de ocasiona más de 36.000 muertes al año, las muertes en accidentes automovilísticos causa unas 37.000 muertes al año y el cáncer por su cuenta está causando una verdadera pandemia con 1.735.350 diagnosticados, de los cuales 609,640 personas morirían. (Esto según estadísticas del mismo gobierno de USA. Ver: https://www.cancer.gov/about-cancer/understanding/statistics)

Pero, no solamente las enfermedades, la violencia, el cáncer o la contaminación ambiental están causando muertes en los Estados Unidos, ¡sino que hasta los mismos médicos son un peligro! Por errores suyos mueren 250 mil personas al año, siendo esta la tercera de las causas de muerte en los Estados Unidos, después de las enfermedades del corazón y el cáncer.
(Ver: https://www.cnbc.com/2018/02/22/medical-errors-third-leading-cause-of-death-in-america.html)

Sin embargo, de estos centenares de miles de muertes que podrían ser perfectamente prevenidas no se está haciendo ningún escándalo, ni declarando estas muertes como una pandemia. La pregunta entonces es, ¿por qué un virus que con tratamiento adecuado no llega a causar ni un 1% de víctimas es declarado como una pandemia por la OMS, pero miles y millones de muertes más que ocurren no solo en Estados Unidos sino a nivel mundial por aire contaminado, cánceres causados por pesticidas, herbicidas y agroquímicos, etc. no son declarados como una pandemia y sus causas continúan incluso creciendo sin que se haga nada al respecto?

La respuesta es que estas muertes NO les importan en absoluto a los gobiernos, ya que producen ganancias para las grandes compañías multinacionales. Entonces, ¿cómo es que de repente esa misma gente que nos deja morir de miles de males está ahora tan interesada en preservar nuestras vidas y tomar medidas draconianas para hacerlo? ¿Qué ha cambiado?

Lo único que ha cambiado es que esta es una pandemia producida por los mismos laboratorios de guerra del complejo industrial- militar norteamericano cuyos objetivos siguen siendo los mismos del Nuevo Orden Mundial: matar a los más débiles y, aterrorizar a la población con el mismo virus que ellos crearon para implantar un gobierno mundial fascista, decidiendo quién vive y quién muere, quién viaja o quién se queda en casa, y los más importante, ¡se suprime de un tajo toda la protesta social contra este mismo orden opresivo, prohibiendo reuniones (mucho menos marchas políticas), cerrando fronteras, prohibiendo la movilización interna y despojando a los ciudadanos de sus derechos constitucionales, convirtiendo el mundo entero en una dictadura gigantesca a nombre de un virus que ni se sabe cómo detectar y que puede ser combatido simplemente con grandes dosis de vitamina C.

Gracias a este cuento chino, “made in USA” se ha visto en Estados Unidos un cambio de legislación respecto a las nuevas drogas para combatir el coronavirus que muestra los verdaderos intereses detrás de esta falsa pandemia, ya que el gobierno de los USA ha expedido una nueva directriz, según la cual:

“El Secretario (de Salud) está emitiendo esta Declaración de conformidad con el artículo 319F-3 de la Ley del Servicio de Salud Pública (42 U.S.C. 247d-6d) para proporcionar inmunidad de responsabilidad por actividades relacionadas con contramedidas médicas contra COVID-19”.
(Ver: https://www.phe.gov/Preparedness/legal/prepact/Pages/COVID19.aspx)

¿Qué significa esto traducido a un lenguaje sin ambigüedades ni eufemismos? Significa simplemente que la industria farmacéutica ahora tiene libertad para experimentar en seres humanos las drogas o vacunas con las que quiera combatir este virus y que NO será responsable por los daños que sus drogas o vacunas causen o puedan causar. En resumen, una de las industrias más corruptas de los Estados Unidos, la farmacéutica, gozará de completa inmunidad frente a los daños que causen sus drogas o vacunas, si son para combatir esta “pandemia”.

El escenario más probable es que a continuación aparezca una vacuna o droga milagrosa producida con toda la calma de la prisa, que se experimentará en seres humanos, y que aunque sea más letal que la enfermedad misma o absolutamente inútil, no habrá manera de demandar al fabricante, ¡así la droga o vacuna mate al paciente!

Esta pandemia falsa y anunciada representa el trabajo de muchos años por parte del gobierno de los Estados Unidos para producir un biológico para el que el cuerpo humano no tuviera inmunidad adquirida, ya que se trata de un virus nuevo o recién creado, dejar que el virus se expandiera y ocasionara un número significativo de muertes, crear un estado de terror entre la población contra este monstruo invisible, saturar las noticias con propaganda falsa, inflada o alterada acerca de la letalidad del virus y ejercer todo el poder de los estados para suprimir las libertades ciudadanas ¡para salvar a la población de su propio invento!

Algunas estadísticas sobre el coronavirus y otras enfermedades

Brasscheck TV (https://www.brasscheck.com/video/) ha sacado varios videos que explican exactamente cómo funcionan los virus, lo que hay que hacer para prevenir las enfermedades virales y cómo este virus, que como hablamos antes, está siendo tratado con éxito en la China con dosis masivas de vitamina C, y además nos muestra un par de cuadros que desmistifican completamente la propaganda de la OMS, las farmacéuticas, gobiernos y diarios vendidos al sistema de que esto se trata de una pandemia.

Esto es lo que dicen las estadísticas, primero, sobre la población afectada por el virus:
Las muertes han sucedido en su mayoría en población de mayores de 80 años, con sistemas inmunológicos deprimidos o quienes ya tenían otras enfermedades que los hacían más susceptibles al virus, por edades, estas son las tasas de mortandad:

Mayores de 80 años: 14.8%
Entre 70 y 80 años: 8%
Entre 60 y 70 años: 3.6%
Entre 50 y 60 años: 1.3%
Entre 40 y 50 años: 0.4%
Entre 10 y 30 años 0.2%

Las estadísticas hablan por sí mismas, la mayoría de las víctimas son personas mayores de 70 años, pero están asustando a TODA la población y controlándola, así su riesgo de morir sea mínimo. Sin embargo, estas son las estadísticas que no se presentan para hacerle creer a la gente que estamos ante un virus verdaderamente mortal. Ninguna de las medidas tomadas para “controlar el virus” se justifica, ya que si comparamos, según Brasscheck TV, la mortandad de este virus con otros virus letales el coronavirus ocupa el último lugar en porcentaje de mortandad.

Veamos:

COVID 19: 121.000 casos, muertes 3.9% en 113 países
EBOLA: 33.577 casos, 13,563, muertes, 404% de mortandad en 9 países
SARS: 2545, 858, muertes, 9.6% de mortandad en 29 países
MERS: 8096 casos, 774, muertes, 34.4% de mortandad en 28 países

(Ver: https://www.brasscheck.com/video/how-flus-work-and-how-to-prevent-them/?omhide=true)

La pregunta es, ¿qué sigue después?

Prepárense para la parte siguiente de este cuento chino “made in usa”, cuando la población ya no pueda protestar porque la están simplemente asesinado con drogas o vacunas obligatorias para no “esparcir” la enfermedad creada en un laboratorio con el único fin de matar, matar manipular y controlar a una población indefensa, dócil y desinformada. El sueño nazi hecho realidad, convirtiendo los países en campos de concentración con el cierre de las fronteras y la prohibición de la libre circulación y ofreciendo como remedio de la enfermedad inventada algo más letal que las cámaras de gas nazis: drogas o vacunas que la gente tomará por su propia voluntad, equivalentes a una buena dosis de veneno, en un suicidio colectivo para “salvar sus vidas”.

No nos debemos dejar llevar como ovejas al matadero de la desinformación que solo traerá consecuencias peores. El virus es un arma apuntada a nuestras venas e inoculado con grandes dosis de propaganda, la solución final del Nuevo Orden Mundial para asesinar a seis mil millones de personas y que no ofrezcan resistencia, ya que de manera orwelliana, el veneno que nos van a ofrecer lo van a presentar como cura de una enfermedad completamente diseñada para causar pánico, así al final de cuentas solo mate gente con sistemas inmunes comprometidos y mayores de 80 años, y que puede ser tratada subiendo el sistema inmunológico del paciente de diversas maneras, entre ellas con grandes dosis de vitamina C.

En el cuento chino, “made in usa” todo un pueblo será invitado a suicidarse para curarse de una enfermedad que como el Traje Nuevo del Emperador, solo existe en la fantasía de quienes logran convencer al Emperador de que a pesar de ir desnudo, lo cubre un inexistente traje. Aquí, a pesar de estar sanos, supuestamente nos ataca un virus invisible y la respuesta seguramente será que nos envenenemos para curarnos.








SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content