Pub Crawl: la mejor excusa para conocer una ciudad cosmopolita

 
Related

Principales plataformas para ver contenido online

Ocios y what!?
558 points

5 motivos para no hospedarse en hostels

Ocios y what!?
744 points



Most recent

Llega Ortro, la nueva variante del covid que se propaga rápidamente por España

NOTICIAS-ETF
24 points

¿Cuál es la diferencia entre farmacia y parafarmacia?

Saludables
98 points

Los microplásticos: la nueva y gran amenaza para la supervivencia humana

NOTICIAS-ETF
100 points

Rilmenidina: El secreto de la juventud podría estar en un medicamento de uso común

NOTICIAS-ETF
94 points

No podemos proteger un tirano que se ha manchado de sangre las manos, Raymundo Lopeztiana

Secretaría General
26 points

¿Qué tipo de jugador de póker eres?

MaríaGeek
6 points

Todos los errores humanos son fruto de la impaciencia

El diario de Enrique
16 points

Todo se puede

El diario de Enrique
20 points

Estatinas, su consumo en crisis: ¿Deberían todos tomar estatinas o mejor dejarlas para siempre?

NOTICIAS-ETF
28 points

Dudas más habituales sobre las puertas automáticas respondidas

MaríaGeek
8 points
SHARE
TWEET
El movimiento o la popularidad de los Pub Crawl ha crecido tanto que va a pasos de gigante haciendo su puesto en el corazón de los turistas que viajan al sur del continente americano, entre ellos a una de las ciudades cosmopolita por excelencia dada su impresionante vitalidad y fuerza económica, como es Santiago de Chile.

Pub Crawl: la mejor excusa para conocer una ciudad cosmopolita

Son turistas que llegan de paso a nuestra capital, a estudiar o a trabajar, pero esta noche el motivo es conocer más y mejor el Barrio Bellavista. Para ello se inscribieron en Pub Crawl y la única certeza que tienen es que bailarán, beberán, y conocerán a chilenos y extranjeros que “están en la misma”.

Portugués, inglés, español y a ratos la mezcla de alguno de estos idiomas es lo que predomina en Boston Bar, Barrio Bellavista. Más de 50 personas, principalmente extranjeros, hacen fila para recibir una pulsera verde de los monitores del tour : la llave para recorrer la vida nocturna del sector.

Este es el comienzo de la experiencia Pub Crawl Santiago. Aquí, Bárbara Thomson, coordinadora general del tour, reúne a los “clientes” y en inglés les cuenta las reglas, explícitas y tácitas: en Chile no se puede tomar en las calles – dice– , y la tradición manda que quien no se bese con otra persona en la fiesta jamás volverá al Pub Crawl. De ahí en más, alcohol.

Desde las 22 horas en Boston Bar, los asistentes pueden beber cerveza gratis durante una hora. En ese momento, dicen algunos de los chilenos que van en el grupo, los extranjeros se “sueltan”.

La ruta bohemia –pasadas a las 23:00 horas– fija el rumbo hacia Rockaxis Bar. Allí el grupo se queda una hora y en el ambiente los idiomas vuelan, pero el inglés predomina. Ya mucho más “amistosos” los grupos se disuelven: alemanes hablan con chilenos, franceses con brasileños y otras mezclas de conversatorios multiculturales. Aunque hay un par de mesas en el local, nadie puede estar sentado: no es una regla de Rockaxis, sí del Pub Crawl: “Si se sientan, los hacemos pararse. Nadie puede estar aburrido”, dice uno de los coordinadores.

Rene (25) es de Estados Unidos y está trabajando en la capital. Con una cerveza en la mano –la cuarta de la noche– explica que quiere conocer el sur de Chile, pero por ahora solo puede recorrer Santiago y por eso se matriculó para esta aventura. Se ve sobria, y quiere llegar al siguiente centro nocturno: Club 57. Entiende que en ese lugar hay mejor música y más ambiente para bailar.

La tercera estación efectivamente es para el baile y la jarana: entrada liberada a los portadores de la pulsera verde; de las cervezas se pasa a las piscolas, de la conversación al baile y del inglés al español casi fluido. Entre las que bailan está Anna, alemana de 20 años que trabaja en una hostal capitalina y ayuda a los monitores a convocar turistas para el tour. Es su primera vez en Pub Crawl y el idioma al comienzo le fue una barrera, pero a los chilenos que la buscan para bailar “se les entiende”, afirma.

La cuarta y última parada es la discoteca Campus Central. Pasada la 1 de la madrugada llega la comitiva bohemia. Los monitores los “arrean” hasta este punto y desde ese momento quedan en libertad de acción. “A esta hora es más complicado controlarlos, pero siempre cumplimos con la ruta. Nunca hemos tenido problema con los extranjeros”, explica la coordinadora general del tour. Agrega que hasta Carabineros los apoya cuando andan en masa con los “usuarios”.

En Campus Central se quedan los que tengan más ganas y energías, que son la mayoría. Desde ese momento las actividades y sorpresas organizadas por Pub Crawl se suspenden hasta el siguiente viernes y sábado cuando, como ya es tradición, entreguen nuevas pulseras verdes a quienes deseen recorrer la noche de Bellavista.

Por: Gonzalo Haristoy

Fuente: www.civico.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content