¿Cómo es un crucero por el Norte de Europa?

 
Related

Juguetes de construcción: qué son y por qué gustan tanto a los niños

MaríaGeek
206 points

¿Por qué es tan importante que las empresas sean sostenibles?

MaríaGeek
360 points



Most recent

GUERRAS JURÍDICAS(LAWFARES)

Octavio Cruz Gonzalez
10 points

9 consejos para mantener tus cuentas-e seguras

NOTICIAS-ETF
14 points

Gary Moore, trece años después de su muerte

NOTICIAS-ETF
8 points

Migrañas: A la venta Vydura, el primer medicamento que trata y previene las crisis

NOTICIAS-ETF
10 points

Nuevo peligro: La IA y la suplantación de identidad con el fin de estafarte con imágenes y vídeos

NOTICIAS-ETF
8 points

Vejez vs Senectud

Juan Cantalatabla
16 points

Waya Guajira Hotel, un oasis ecológico en medio del desierto

Comunicaciones
6 points

Realidad cruelmente feliz

El diario de Enrique
10 points

Kingston promueve el respaldo seguro en las PYME para combatir el ransomware

Prensa
8 points

Fuerza y valentía para afrontar el amor

El diario de Enrique
8 points
SHARE
TWEET
En estas vacaciones, una de tus mejores opciones para pasar unos días de descanso, conociendo nuevos lugares, es un crucero. Y ha llegado el momento de salir de los itinerarios tradicionales, para aventurarte a la magia que ofrece el Norte de Europa.

¿Cómo es un crucero por el Norte de Europa?

En tu recorrido, podrás visitar ciudades palpitantes, como Helsinki o Copenhague, así como castillos de ensueño. Además, es tu oportunidad de vivir la experiencia de la aurora boreal o disfrutar del sol de la medianoche.

La tierra del hielo y de los fiordos, te espera para que descubras sus encantos y un poco de la cultura nórdica. Conoce qué puedes esperar de un crucero por el Norte de Europa y goza de unos días que quedarán para siempre en tu recuerdo.

CRUCERO POR EL MAR BÁLTICO
Un recorrido que disfrutarás plenamente por el mar interior del Norte de Europa, que inicia en Alemania. La salida es desde el puerto de Warnemünde, donde puedes aprovechar de hacer un recorrido antes de subir al barco.

Este es un pequeño pueblo pesquero, con casas pintorescas y una hermosa playa, donde podrás degustar un poco de las famosas cervezas alemanas. Una vez que empiezas la aventura en el agua, llegarás a la palpitante Copenhague, capital de Dinamarca.

Las ciudades del mar Báltico están llenas de leyendas, muchas de las cuales nos remontan a los cuentos infantiles como La Sirenita o Los músicos de Bremen.

No puedes perderte un paseo por sus canales, donde podrás tener una panorámica de la ciudad o visitar la famosa estatua de La Sirenita original, en su puerto. Y si tienes tiempo, una visita obligada es a Christiana, un barrio que se ha declarado libre y tiene un sistema de autogobierno.

Desde allí, se llega hasta Riga, capital de Letonia, un verdadero centro cultural, lleno de museos y salas de concierto. No puedes perderte un recorrido por Vecriga (zona histórica), caminar por sus calles adoquinadas y descubrir sus hermosos edificios, sin dejar de pasar por la estatua de los músicos de Bremen.

La próxima parada es Tallin (capital de Estonia), que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, con una zona medieval muy conservada. Para concluir el viaje por el Báltico, llegarás a la capital de Finlandia, Helsinki, donde encontrarás el Old Market Hall o la capilla del silencio, en el centro de la ciudad.

LLEGA HASTA CABO NORTE
Si quieres conocer los paisajes más extremos del Norte de Europa, tienes que llegar a su extremo más septentrional, conocido como Cabo Norte (Noruega). Es el lugar ideal para ver la aurora boreal o disfrutar del increíble espectáculo del sol de medianoche.

Es un recorrido que se inicia en la alemana Hamburgo y va subiendo por la costa oeste de Noruega, pasando por ciudades como Olden o Molde. En estas, merece la pena pasear por sus calles y disfrutar de una estampa típica de pueblos pesqueros noruegos.

Una de las experiencias más fantásticas en este viaje es ver el Sol de Medianoche en los meses de verano o la aurora boreal en invierno.

Siguiendo la ruta, se alcanza a la ciudad de Tromso, la más grande al norte de Europa, considerada la capital del Ártico. En tu visita, pasea por su Calle Mayor, conoce la catedral, el Museo Polar y no olvides recorrer con calma el puerto.

Mucho más al norte, se llega a Longyearbyen, en las islas Svalbard, dentro del Mar Ártico, desde donde salen excursiones para conocer la aurora boreal o ver osos polares en la naturaleza. Y finalmente, tu destino final es Honningsvag, la entrada al Cabo Norte.

Aquí, lo más recomendable es que tomes una excursión en autobús hasta el Cabo, para disfrutar de sus impactantes vistas. Según la época del año, en tu recorrido te podrás encontrar con manadas de renos o un paisaje nevado en invierno.

LA EXPERIENCIA DE LOS FIORDOS NORUEGOS
Cuando se piensa en el Norte de Europa, un clásico es un recorrido por los bucólicos fiordos noruegos. Tomemos la ruta que inicia en el puerto de Kiel (Alemania), considerada la entrada al mar Báltico y haremos la primera parada en Stavanger.

Desde este puerto, te recomendamos hacer la excursión al fiordo de Lysefjord, uno de los más populares y más al sur del país. Puedes hacer un recorrido en barco por algunos de los brazos del fiordo o hacer un recorrido hasta El Púlpito, un saliente de roca desde donde tendrás algunas de las vistas más impresionantes del mundo.

Luego, arribas al puerto de Bergen, considerado el corazón de los fiordos y la segunda ciudad más grande del país. Podrás disfrutar de su vida apacible y maravillarte con las casas que parecen colgar entre los árboles o el muelle de Bryggen, considerado Patrimonio de la Humanidad.

Hay mucho que hacer en esta ciudad mágica, ejemplo de una gestión sostenible, rodeada de montañas y con vistas de ensueño. Podrás verlas a plenitud, al subir por el teleférico Ulriken, que sube los 643 metros de altura de la colina.

La palabra fiordo tiene origen vikingo, y significa “por donde el viajero pasa” y realmente pasear por uno de estos brazos de agua, es una experiencia que no debes perderte.

Desde aquí, el barco te lleva hasta Hellesylt, donde termina el Sunnylvsfjorden, un pequeño pueblo lleno de encanto. Desde aquí podrás llegar a la cascada de Hellesylt y al Lago Holindalsvatnet, considerado el más profundo de Europa.

Para concluir este viaje que te dejará sin aliento, se llega al puerto de Geiranger, que se ubica frente al Geirangerfjord. El fiordo, que destaca por su espectacular belleza, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, y desde sus acantilados hay vistas que cortan el aliento.

Una visita obligada es el centro del pueblo, con sus casas de madera y cobertizos de barcos antiguos. También, pasear por la orilla de la cascada y, no puedes perderte la visión del fiordo desde Geiranger Skywalk, mirador a 1.500 metros de altura.

Fuente: www.cantabriaeconomica.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content