No hubo piedad ni humanidad

 
Most recent

Momentos orgiásticos, humaredas invisibles y noches de encanto

El diario de Enrique
24 points

Ser feliz con muy poco

El diario de Enrique
10 points

GipsyTeam en español, el mejor contenido de poker

Ocios y what!?
14 points

La naturaleza no destruye el plástico

NOTICIAS-ETF
24 points

La Otra Vida , una colección de 10 relatos que danzan entre lo familiar y lo fantástico

Comunicaciones
32 points

No perdamos nada de nuestro tiempo

El diario de Enrique
12 points

¿Existen las surebets en eventos deportivos?

Mis Noticia
44 points

HoyosTools consigue importantes índices en ciberseguridad y comunicaciones unificadas

Comunicaciones
16 points

Comida Típica de Canarias

PRM
24 points

Arrasan los océanos: La flota china ilegal y las asiáticas piratas campan a sus anchas todo el mundo

NOTICIAS-ETF
166 points
SHARE
TWEET
El término genocidio fue creado por Rafael Lemkin, jurista judeopolaco, en su libro El dominio del Eje en la Europa ocupada, para calificar la novedad de la destrucción programada de una nación o de un grupo étnico.

Franco escaparía gracias a esta acepción restrictiva.

Pero podemos encontrar los dos componentes del concepto, la voluntad programada de aniquilamiento y la designación de un sujeto pasivo identificable.

Los centenares de miles de rojos exterminados en España lo fueron en el contexto de una acción deliberada de aniquilamiento, todo ello sin contar con que España es el único país europeo con más de 100.000 desaparecidos y unas leyes que incluso después de la muerte del dictador han seguido garantizando la impunidad de sus asesinos.

Fueron personas conocidas por su laicismo, masones, socialistas, anarquistas, comunistas, sindicalistas, en una palabra, gentes de izquierda sobre la cual el dictador, en conversación mantenida en noviembre de 1935 con el embajador francés Jean Herbette, declaró la necesidad de ejecutar "una operación quirúrgica", la amputación de la parte perniciosa de la sociedad española. Genocidio político y también cultural, de destrucción de las élites que proporcionaban en la izquierda inspiración cultural y cohesión social.

No hubo piedad ni humanidad. Una vez terminada la guerra con el "Vencido y desarmado el Ejército rojo", se iniciaba una nueva escalada de terror y asesinatos con el objetivo de borrar todo el rastro de la República mediante la eliminación de todo aquel que hubiera sido un cuadro o líder de opinión. No hubo piedad ni humanidad. ¿Y aun puede algunos dudar del genocidio franquista?
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content