El mar de los sentidos

 
Related

¿Qué es un abuelo?

El diario de Enrique
432 points

Las mancha de desodorante en las camisas de los chicos se pueden quitar?

El diario de Enrique
494 points



Most recent

Thermo King conserva mejor el helado

Tecnologia
18 points

Con sabor vaginal: Nuevas patatas fritas de una firma lituana

NOTICIAS-ETF
8 points

Nuevo tratamiento contra la ELA con células madre

NOTICIAS-ETF
8 points

COVID-19: Importante descubrimiento sobre anticuerpos eliminaría necesidad d tantas dosis d refuerzo

NOTICIAS-ETF
256 points

NO: Los suplementos de vitamina D3 y omega-3 no reducen el riesgo de fragilidad

NOTICIAS-ETF
12 points

El maestro Sofonías Rodríguez y los 20 años de "Hola Sandoná" .

Pablo Emilio Obando Acosta
8 points

UTG: todo sobre la posición más odiada por los jugadores de póker

MaríaGeek
6 points

El primer tren de hidrógeno del mundo ya está aquí

NOTICIAS-ETF
110 points

Celebra Amor y Amistad en Marriott Playa Dormida

Negocios Hoy
18 points

Alerta: Estos son los peligros del abuso de los edulcorantes según la Ciencia

NOTICIAS-ETF
8 points
SHARE
TWEET

 El mar de los sentidos


17 septiembre 2022

Miré por la ventana y no, no había apenas luz … no podía dormir. Me senté y empecé a escribir …

“Notaba que el mar de los sentidos se escapaba hacia la oscuridad de la cueva de una vida sin sentido. Las penas se hicieron tormentas, la discapacidad se convirtió en una pesada viga caída en el pecho, en un derrumbe y que la luz se apagaba sin que nada, ni nadie, pudiera impedirlo. Me agarré a un madero de ilusiones que flotaba en las bravas aguas de la desesperación y gracias a ello conseguí superar la ola de la decepción … me agarré a la vida, a lo que tuve, a lo que tengo y a lo que quiero tener. La vida es corta y quiero volver a emborracharme con ella, con sus piernas, con su estilo, con su elegancia, con sus formas, darle lo que me pida y a aceptar lo que me quiera volver a dar antes de que me llame ingrato. De momento le voy a pedir que, simplemente, me deje estar con ella.”

- Luego me levanté de mi silla dando los tumbos de rigor. Hacía un sol espléndido. El vecino y sus cánticos bajo la ducha dejaban notar cierto agradecimiento a una noche de placer poco intelectual. Volví a la ventana y pensé que el mundo era todo para mi… mucho más ahora que mi urólogo, como buen médico que no quiere marcharse ni a empujones del empleo en el Hospital (está recién ascendido), me trata como si fuera su Padre. La vida es así, a veces te hace feliz activando a cualquier invitado, por muy desconocido que te parezca. El lunes empieza mi otoño caliente, él (mi urólogo) tiene la llave de mi futuro inmediato.

Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content