El impacto de las redes sociales en el lenguaje

 
Related

Así cambiarán los cruceros cuando vuelvan a navegar tras el COVID-19

Mis Noticia
576 points

Cómo serán las duchas inteligentes de 2030

Mis Noticia
448 points



Most recent

Entre el confinamiento y el rebusque cotidiano

Pablo Emilio Obando Acosta
70 points

Tomar fritos aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca grave

Henri Monzó Catalá
10 points

H&CO apuesta al mercado de Latino América y la ve con grandes oportunidades de inversión y negocio

Juan C
4 points

COVID-19: Buenos datos de un fármaco español contra el distrés respiratorio agudo

Henri Monzó Catalá
10 points

COVID-19: La vacuna de Johnson & Johnson es segura e inmunogénica en adultos jóvenes y mayores

Henri Monzó Catalá
14 points

HyperX anuncia extensión de la línea de memoria FURY DDR4 RGB

Juan C
14 points

Necesidad de Educación Integral

Enrique TF
20 points

REPÚBLICA DOMINICANA EXTIENDE SEGURO MÉDICO GRATUITO PARA TURISTAS HASTA EL 31 DE MARZO DE 2021

República Dominicana
6 points

El comentario. Assange libra extradición

RM Noticias
20 points

Un tribunal peruano acusa a Bill Gates, Soros y Rockefeller de crear la COVID-19

Henri Monzó Catalá
104 points
SHARE
TWEET
Aunque no parezca, las redes sociales tienen un gran impacto en la forma en cómo nos comportamos, enfrentamos el mundo e, incluso, en la manera en que hablamos. Y es que su influencia llega a tal punto que el lenguaje está viéndose poco a poco modificado por la forma en que hablamos entre nosotros y los términos que usamos a diario, acaso de manera automática.

El impacto de las redes sociales en el lenguaje

Aunque las redes llevan relativamente poco en nuestra vida, la verdad es que el idioma ha aceptado, adoptado y dado cobijo a nuevas definiciones de actividades que se relacionan directamente con la virtualidad. Es normal, sobre todo si entendemos el poder de sociabilización y viralización con el que cuentan. Por eso no es descabella que hayan modificado, en cierta medida, la anatomía del lenguaje que, de otra forma, mantiene en constante transformación.

¿UNA NEO-LENGUA?
Los expertos en lenguajes lo saben y lo han sabido siempre: la lengua es una entidad vida. Por lo tanto, es normal que crezca, se transforme y adopte nuevos términos. De no sea así, lo más seguro es que seguiríamos hablando algún idioma antiguo como el latín.

Quizá sea por eso que el lenguaje no dio una gran batalla a la hora de reaccionar a las nuevas formas de escritura que se van multiplicando en las redes sociales. Las redes, piensan una gran cantidad de expertos, son solo un reflejo dialéctico de la sociedad, donde los que crean la lengua no dejan de ser humanos interactuando entre sí.

El lenguaje evoluciona de la misma manera que lo hacen las personas. Existen cierto tipo de interacciones, simbiosis e impactos que producen dichos cambios. La aparición de una nueva tecnología, en este caso las redes sociales, hace que nuevos términos aparezcas y derivas de los mismos.

Este tipo de vocablos vienen a llenar los espacios vacíos en el lenguaje que deja aquella actividad nueva. Un ejemplo de ello es la palabra googlear, que hoy en día todo entendemos como la actividad de buscar en Google, y para la cual hace algunos años no existía ninguna clase de significado. Fue cuando apareció necesidad de bautizarla fue cuando inventamos el término.

Las redes sociales, por tanto, están acelerando los cambios que se producen en los diferentes idiomas. Aunque muchos lo miren con recelo, en verdad no debería hacerse tal cosa. Como ya dijimos, el lenguaje nunca ha sido una institución inmóvil, sino que por el contrario se puede comparar al océano que siempre mantiene en movimiento, en constante cambio.

Si el lenguaje no evolucionará, terminaríamos por desecharlo ya que no cumpliría su función. La tecnología, entonces, nos ofrece la posibilidad de evolucionar. Ello no es algo nuevo. Si nos retrotraemos a épocas más antiguas, el teléfono también supuso una revolución. Entonces solo se escribían cartas y las personas dejan ese método para utilizar sus teléfonos.

Hoy parece que hemos vuelto a la época de la escritura, de hecho, se sabe que nunca antes se ha escrito tanto como desde que existe el correo electrónico. Ello nos obliga a utilizar de forma diferente las palabras y a organizar de manejar el lenguaje. De igual manera, si nos centramos en el lenguaje castellano, existe una buena noticia que ha llegado con esta revolución tecnológica. En Estados Unidos, país de tradiciones arraigadas y donde su lenguaje es un patrimonio, utilizar las redes en español se convierte en una seña de identidad y de pertenencia a una comunidad. Los hispanoparlantes utilizan en inglés como forma de integración, pero hablan español como signo de pertenencia.

Twitter, por otro lado, nos brinda un enfoque diferente. Esta red obliga a utilizar el mínimo de palabras para transmitir el mensaje que queremos enviar. Por esta razón, se han modificado muchos titulares de grandes periódicos, los cuales buscan ahora la brevedad y que cada palabra cuente.

Quizá nos estamos enfrentando a una nueva forma de lenguaje, tal vez una neo-lengua que surja del contacto constante con la tecnología. La verdad es que esto no debe preocuparnos. Los seres humanos somos seres supremamente adaptativos, por lo cual ningún cambio de esa magnitud nos toma por sorpresa. Debemos recordar que en otras ocasiones lo hemos hecho y nuestras vidas se han enriquecido.

Fuente: www.huelvainformacion.es
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content