LA ENERGÍA SI SE CREA

 
Related

GENERADOR PIEZOELÉCTRICO

Ciencia
718 points

ENERGÍA PIEZOELÉCTRICA DE PASCAL

Ciencia
462 points



Most recent

Hablamos de COVID-19 y sus variantes: El riesgo de muerte se triplica en los pacientes no vacunados

NOTICIAS-ETF
140 points

Fernando Simón explica por qué se dispararán los contagios de Covid este verano

NOTICIAS-ETF
60 points

LAS BOTAS ALTAS DE CAUCHO SON EL PEOR ENEMIGO DE LOS CAMPESINOS

Image Press
12 points

Un virólogo del CSIC vaticina cada cuánto tiempo habrá que vacunarse contra el Covid-19

NOTICIAS-ETF
236 points

Johnson Controls fortalece la seguridad del sector bancario en América Latina

TECH2022
44 points

Simplemente Gracias, la nueva apuesta de LOS TRI-O por la música romántica

TECH2022
28 points

Tomar fotos haciendo pintura

El diario de Enrique
34 points

Hallan en la Antártida superbacterias capaces de generar nuevas enfermedades

NOTICIAS-ETF
22 points

Colombianos diversifican inversiones, ante escenarios económicos y sociopolíticos adversos

Image Press
40 points

DistroTV eleva su oferta de canales a más de 270

Comms1
16 points
SHARE
TWEET
... la ciencia no cambia fácil sus principios y un viejo paradigma solo se modifica cuando mueren los viejos científicos.

LA ENERGÍA SI SE CREA

La energía ondulatoria se crea en el espacio.

La energía electromagnética es vibración que se autorregenera a sí misma, se AUTOCREA, se autoimpulsa recorriendo el Universo, eso es creación de energía.

En física tenemos una clara contradicción: O es verdad el conocimiento que se tiene sobre las ondas electromagnéticas o es verdad el principio de conservación de la energía. Uno de los dos tiene que ser falso porque son contradictorios. La definición de onda dice que la energía se crea y el principio dice que no.

Una onda es la reproducción de la energía electromagnética a través del espacio. Por eso creemos que lo que está equivocado es el principio de Conservación de la Energía.

La electricidad y el magnetismo se crean mutuamente e indefinidamente.

El Universo está conformado por un gran espacio electromagnético y un conglomerado material de cuerpos celestes más reducido, los que siempre han existido y que crecen en cantidad y se expanden sin disminuir su densidad, y lo hacen de manera concéntrica pero a diferentes velocidades. A la velocidad de la luz crece el campo electromagnético y a menor velocidad crece y se expande el conjunto de cuerpos celestes, ambos colonizando por siempre el espacio vacío e infinito.

El espacio vacío es infinito y dentro de él crece a la velocidad de la luz el universo electromagnético (espacio con energía) y dentro de este crece el universo material.

El campo electromagnético global o espacio ondulatorio es un maremágnum de ondas y campos electromagnéticos y es la fábrica de la energía radiante. En el espacio se reproducen de forma permanente y natural las ondas electromagnéticas. Dicho de otra manera en el espacio se crea permanentemente la energía ondulatoria del Universo.

Basta que una chispa de corriente salte en el campo electromagnético o que una corriente eléctrica circule por un conductor para que instantáneamente se cree una onda electromagnética inducida creciendo a la velocidad de la luz, la cual recorre todo el universo, recreandose. Eso es auténtica creación de energía.

La onda electromagnética es energía que viaja, y a cada instante, en cada segmento de su recorrido, realiza un trabajo. La energía que viaja tiende a conservarse y se disminuye con sus pérdidas naturales al ser interferida por polvo, gases y diferentes campos que la convierten en partículas subatómicas, pero los trabajos realizados en cada fracción de espacio y tiempo, se suman.

Existen realidades y experiencias que demuestran claramente la creación de energía. Por ejemplo veremos como las telecomunicaciones reproducen la cantidad de energía.

Solo los dogmáticos enceguecidos por un paradigma pueden negarlo. Y afirmar que la energía no se crea.

El universo cuántico crece seguido por el universo material de menor volumen, y ambos están creciendo y colonizando el espacio infinito.

Las evidencias que confirman esta teoría son las siguientes.

Evidencia cósmica:

Las ondas electromagnéticas por su naturaleza se autorregeneran indefinidamente. No solo lo hacen de manera lineal, también tridimensionalmente.

Una onda electromagnética esférica crece a partir del foco que la emite, formando frentes de onda esféricos y concéntricos, cada vez de mayor diámetro, o sea que la superficie esférica del frente de onda crece tridimensionalmente como un globo que se infla a la velocidad promedia de la luz. Es una superposición creciente de cuantos de energía, fotones, vibrado entrelazados con una misma función de onda y un mismo origen. Un frente de onda puede llegar a ser el objeto homogéneo más grande del Universo, y eso solo puede ser posible mediante la reproducción de la energía.

Por ejemplo, considerando una fuente de luz, encontramos que a cada una de las microunidades de superficie de la creciente esfera del frente de onda, llegan rayos de luz desde el foco y siempre será así en la distancia y en el tiempo, esa es su naturaleza: Propagarse, crecer, recrearse.



Las microunidades de superficie o puntos de la esfera cuyo número está en continuo aumento, se incrementan exponencialmete o sea que los rayos de luz, que en ellas inciden, son igualmente, cada vez más numerosos, lo que significa que la cantidad total de energía se está reproduciendo, aunque cada rayo radial individualmente esté perdiendo intensidad con el tiempo, las interferencias y la distancia.

Los amigos y defensores del Principio de Conservación de la Energía dirán que se trata de la misma cantidad de energía que se distribuye uniformemente en la creciente esfera, como ingenuamente creen que ha ocurrido en el Universo desde su utópico Big Bang hasta hoy, pero eso lo afirman, es porque no conocen el motor EmDrive.



La luz de una fuente puntual se puede ver desde cualquier punto del Universo. Los rayos de luz llegan a cualquier punto del Universo y con el tiempo llegan a más puntos del Universo y a puntos cada vez más distantes, y eso es posible porque los rayos de luz se multiplican.

Para entender claramente la creación de energía radiante es preferible implementar un razonamiento de tipo cualitativo porque si lo hacemos cuantitativo, obtenemos cifras astronómicas difíciles de digerir, basta con imaginar cuantos rayos de luz están incidiendo en la esfera formada por el frente de onda de una estrella lejana que nació, por ejemplo, hace 13 mil millones de años, si su superficie corresponde a un diámetro que hoy tiene 26 mil millones de años luz y continuará creciendo. ¿Cuántos puntos tendrá y cuanta luz recibirán? Según la geometría y sus axiomas en una esfera hay infinito número de puntos y si en cada uno de esos puntos incide una energía mínima, en el total de la esfera incide infinitas pequeñas cantidades de energía y esas pequeñas cantidades sumadas son energía infinita que proviene de una cantidad finita. O sea que hubo creación de energía.

Evidencias Teóricas:

La geometría elemental y sus axiomas, lo enseñan: Por un punto pueden pasar infinito número de rectas; el punto es el foco y las rectas los rayos de luz que se multiplican tendiendo al infinito. Es evidente que hay creación de energía. Y esto sin tener en cuenta que cualquier elemento en el campo electromagnético que es alcanzado por una radiación se puede convertir en un nuevo foco retransmisor, también tridimensional.

Un axioma es:

Una proposición o enunciado tan evidente que se considera que no requiere demostración.

Ejemplo de racionamiento axiomático (Realizado con axiomas):

Si consideramos la mínima cantidad posible de energía (m) con la que se pueda generar una perturbación puntual mínima del campo electromagnético en un punto A. La mínima onda electromagnética esférica instantáneamente generada viaja de forma radial por el campo electromagnético a la velocidad de la luz.

Surge un primer interrogante: ¿Cómo es posible, sin creación de energía, que con una cantidad mínima de energía (m) se pueda producir una onda que instantáneamente se acelera a la velocidad de la luz y atraviesa todo el Universo a esa gran velocidad de la luz?

Una onda electromagnética esférica es energía en movimiento expansivo tridimensional.

Que sucede con la mínima cantidad de energía con la que se puedo producir esa perturbación mínima del campo electromagnético en el punto A, la perturbación o energía cinética se propaga inicialmente a puntos adyacentes, por ejemplo a los puntos: 1, 2, 3, 4, 5…

La teoría dice que la onda se propaga, por su naturaleza se autorregenera continuamente, idefinidamente en el espacio.

Para que la onda continúe su propagación natural, la mínima energía posible de la perturbación en el punto 2 no puede ser menor a la energía mínima necesaria para producir la propagación, o sea que no puede ser menor a la energía (m) inicialmente introducida en A.

Lo mismo ocurre en los puntos 1, 3, 4, 5…. En cada uno de ellos la mínima energía posible es la mínima (m).

La energía total del frente de onda esférico, en un instante, es la sumatoria de las (m) parciales, en cada punto.

Por lógica aximática, este razonamiento nos obliga a afirmar que: La energía electromagnética se multiplica radial y tridimensionalmente, la energía electromagnética se crea en el campo electromagnético. La energía electromagnética se reproduce en el espacio.

La definición vigente de onda electromagnética contradice el Principio de Conservación de la Energía y el comportamiento de la onda demuestra la invalidez del paradigma.

Evidencias experimentales:

Todos los días lo experimentamos con las telecomunicaciones. Desde un satélite geoestacionario se puede realizar una transmisión tridimensional mediante ondas esféricas de televisión. En un segundo del satélite sale una determinada cantidad finita de energía radiante y la transmisión puede llegar a muchos receptores, teóricamente podemos afirmar que en la esfera expansiva del frente de onda caben infinitos puntos y a cada uno de esos puntos puede llegar cantidades mínimas de radiación electromagnética por segundo, cantidades que sumadas dan infinitas cantidades mínimas, lo que equivale a energía infinita. Lo que demuestra que la energía electromagnética se regenera, se reproduce, se recrea en el campo electromagnético.

Las comprobaciones experimentales de esta teoría son: El Motor EmDrive recientemente patentado y El Creador de Energía Electromagnética CEE que actualmente está en proceso de patentes y en busca de acuerdos comerciales para su implementación.


Lo mismo sucede con el llamado “enigma cuántico” en el experimento de las dos ranuras. La dualidad onda-partícula hace que las ondas interferidas en las dos ranuras se conviertan en partículas como sucede permanentemente con la materialización de los rayos cósmicos cuando la radiación electromagnética del espacio entra en la atmosfera y en el campo magnético terrestre, esa dualidad onda-partícula también hace que las partículas libres de interferencias, por naturaleza, se reaceleren y viajen como ondas. Los fotones inicialmente disparados en el experimento de las dos ranuras se transportan como ondas y se reproducen en el campo electromagnético.







Al ser interferidas las ondas por la barrera ranurada y por los detectores, se convierten en varias partículas entrelazadas y asociadas en una unidad por su función de onda común y esas partículas pasan por las dos ranuras simultáneamente y luego cada una de ellas, nuevamente libres de la interferencia, naturalmente, se vuelven a acelerar y a convertir en ondas que se interfieren entre sí, formando nodos y partículas antes de llegar a la pantalla donde forman los respectivos patrones de interferencia.

Cuando la luz pasa, de un medio más denso a otro menos denso o vacío de materia, la luz se vuelve a acelerar hasta su velocidad natural promedia, y toda aceleración exige un aporte de energía, y cuando esa aceleración es hasta alcanzar la velocidad de la luz, es una aceleración que exige mucho aporte de energía o sea que la interacción del espacio y la onda crean esa energía adicional.

Todo enunciado que trata de definir, qué es una onda electromagnética, necesariamente contradice el Principio de Conservación de la Energía porque tiene que referirse a la autorregeneración como su propiedad natural.

Si se continúa creyendo que la energía no se crea, se continuará en la ignorancia, creyendo en la ubicuidad, en los misterios, en las paradojas y en los enigmas.

Es imposible explicar la física cuántica si no se acepta la creación de energía. Igualmente es imposible explicar la energía oscura si no cambiamos el “Principio de Conservación de la Energía”.

Evidencia experimental de laboratorio:

Uno de los experimentos más trascendentales en la historia de la ciencia.



El motor EmDrive o mal llamado “motor imposible”



Inventado por Roger Shawyer un genial ingeniero aeroespacial británico, es una sección de cono hermético de resonancia electromagnética, dentro del cual se activa una fuente emisora de microondas y se evidencia que la energía total resultante que actúa sobre la cápsula, o sea, la suma de la energía térmica más la energía del impacto y empuje de las microondas en las paredes interiores, en el tiempo, como una acción continuada de trabajos parciales y choques continuos, resulta ser mayor que la energía eléctrica utilizada para la emisión de las microondas porque con la energía eléctrica utilizada no se puede llegar a la Luna o a Marte pero con la acción prolongada de las microondas resonantes y acumuladas si se puede.

Las ondas chocan más veces sobre la cara más grande por eso se produce más empuje sobre la pared más grande y se experimenta una fuerza resultante en ese sentido.

Estos hechos comprobados por la NASA y por investigadores chinos demuestran que la energía radiante se multiplica en el espacio electromagnético, aunque este sea tan limitado y aislado como el de la caja del nuevo motor, demostrando nuevamente la invalidez del “Principio de Conservación de la Energía” y además comprobando que las leyes de Newton no se cumplen para el universo electromagnético porque la reproducción indefinida de las ondas en el espacio exterior no puede generar ninguna reacción sobre el foco emisor y la radiación electromagnética que se va reproduciendo, no obedece ni a la inercia ni al momento lineal sino a su propia ley natural que es la autoregeneración de la radiación electromagnética en el espacio cuántico y a la velocidad promedia de la luz que es su velocidad natural en el vacío de materia.

Las ondas electromagnéticas por su naturaleza siempre tienden a expandirse a la velocidad promedia de la luz. Se desaceleran con las interferencias y se reaceleran cuando cesan las interferencias.

Ya, múltiples hechos y fenómenos han demostrado la invalidez del “Principio de Conservación de la Energía”. Entre las muchas pruebas que se han recopilado y se describen en este libro, resaltan las electrogeneraciones gravitacionales como la mareomotriz y la hidrográvica con su innovador multigenerador EL REACTOR DE ARIETES y el Creador de Energía.

Existen varias verdades:

El Universo se expande aceleradamente y toda aceleración incluye aporte creciente de energía. Al hacerlo incrementa su energía cinética sin disminuir su masa, o sea que no podemos afirmar que la cantidad de energía del Universo es constante.

Expansión acelerada y energía constante es una contradicción.

Las ondas electromagnéticas de forma natural se autorregeneran indefinidamente.

La capilaridad por ejemplo, también crea energía potencial gravitatoria en el agua que asciende.

La gravedad crea energía mareomotriz y energía hidrográvica.

La gravedad crea energía: Geotérmica, tectónica, piezoeléctrica, la gravedad mueve el cosmos, saca naves espaciales del sistema solar, y acelera todo lo que mueve y toda aceleración incluye aporte creciente de energía cinética.

Aceleración es incremento de energía cinética.

Se detectan las ondas gravitacioneles como energía ondulatoria.

Se inventa el motor EmDrive.

Se desarrolla la telecomunicación cuántica.

Se inventa el Reactor de Arietes y el creador de energía electromagnética.

¿Qué más se necesitará para abolir el anacrónico “Principio de Conservación de la Energía”?

Estamos comulgando con, lo que ya es una nociva costumbre: Lo que no se puede explicar con las actuales leyes, con el tiempo, lo vamos acumulando como: enigmas de la ciencia, misterios científicos, paradojas, retos científicos, asuntos sin resolver y ya tenemos un acumulado de más del 96% del Universo sin explicación, pero no queremos ni considerar la posibilidad de cuestionar nuestros viejos paradigmas. Si las leyes aceptadas hoy, no explican lo que sucede en el Universo, debemos escuchar las nuevas propuestas.

La física cuántica y los nuevos inventos contradicen las leyes existentes, debemos ser científicos.

Mientras la ciencia no acepte los errores del pasado y reformule nuevas leyes, continuaremos en la actual crisis científica sin poder explicar el 96% del Universo.

Parece que algunos científicos se han autoasignado como su función, defender y conservar los antiguos paradigmas y fallidas leyes con las que no puede explicar el 96% del universo, ni pueden explicar tampoco por qué funcionan los innovadores inventos que cuestionan esos viejos principios, más bien se deberían poner a trabajar del lado de los nuevos conocimientos y sacar a la ciencia de su actual crisis y sus viejos errores.
La gravedad es energía y crea energía-materia.
La materia es energía, la materia está constituida por energía y además aunque la ciencia lo ignore, la materia a todo nivel, en el macro y en el microcosmos funciona con energía, y la ciencia tendrá que continuar ignorando que los átomos necesitan energía para subsistir, porque con el principio de conservación de la energía no se puede explicar de dónde sale toda esa energía. Esa frenética actividad subatómica sería imposible sin una continua demanda de energía, la materia atrae a la energía que necesita para funcionar, para alimentarse y como la materia es energía, la materia también atrae a la demás materia, todos los entes materiales se atraen mutuamente y esa atracción es la gravedad.
La gravedad es el flujo natural de la energía hacia la materia para alimentarla.
Visto desde otro ángulo, la energía fluye de su estado más denso hacia el menos denso. Los átomos están consumiendo su energía para su funcionamiento, tendiendo a disminuir su densidad energética, entonces la energía circundante más densa fluye naturalmente desde el espacio electromagnético hacia los átomos que la necesitan.
Las partículas subatómicas constantemente giran y orbitan, y su energía la toman ya sea directamente del medio, que a veces es el campo electromagnético si están solas, o la toman a través de la masa circundante si hacen parte de un cuerpo o conglomerado de materia creándose corrientes eléctricas debidas a las diferencias de potencial.
El límite entre la materia y el campo electromagnético es una frontera abierta con un continuo intercambio energético en procura de un equilibrio inalcanzable que hace posible la dualidad onda-partícula.
La energía se transforma, en otras formas de energía y parcialmente también se puede transformar en trabajo y secundariamente en calor residual por fricción por ejemplo; y en algunas ocasiones, ese trabajo ya no se puede volver a transformar en energía, porque el proceso es irreversible, en esos casos la energía “se consume”, se aporta, transformándose en hechos, en sucesos y acontecimientos que son la historia, por eso el Universo tiene que estar creando permanentemente nueva energía para alimentarse y hacer la historia del cosmos. La larga y agitada historia del Universo ha necesitado y necesitará siempre de mucha energía.
Tanto en el microcosmos como en el macrocosmos, siempre todo se mueve consumiendo energía, la demanda energética es cada vez más grande, si la energía no se creara copiosamente como lo hace en el universo cuántico, ya estaríamos en “la muerte térmica del Universo”, porque el reciclaje energético no sería suficiente para su expansión acelerada, para su larga historia y sus muchos trabajos realizados.
La historia también es energía porque es trabajo realizado y acumulado en el tiempo, pero la ciencia no puede reconocerlo mientras conserve vigente el Principio de Conservación de la Energía.
MÁS VERDADES que demostraremos:
La gravedad y el macrocosmos también son cuánticos.
El Big-Bang no fue el principio del Universo. El Universo es eterno.
La relatividad del espacio-tiempo es una genialidad teórica que se necesita para explicar el Universo suponiendo que la velocidad de la luz es constante. El Espacio y el tiempo son infinitos e indeformables. Todo lo infinito es eterno. Tiene que ser eterno.
La Energía Oscura es la gravedad.
La Materia Oscura reside en los agujeros negros y esferas de neutrones de múltiples tamaños (desde los supermasivos hasta los micro), que también están localizados en el centro de los cuerpos celestes.
Las manchas solares dejan ver el agujero negro en el interior del sol.

La radiación de microondas del fondo cósmico no es un eco de ninguna explosión, es la acumulación global y distribuida de la energía degradada en aumento, es la energía térmica mínima indispensable para que los átomos de todos los rincones del Universo funcionen. Sin esa “escasa” pero “abundante” temperatura los átomos no son viables.
Hay que entender la dualidad onda-partícula. La energía viaja como onda. Las ondas electromagnéticas SE REPRODUCEN y se convierten en partículas entrelazadas al ser interferidas, no existe la ubicuidad de una partícula, solo como ondas, pueden estar en dos sitios al mismo tiempo. El objeto homogéneo más grande que puede existir en el Universo es un frente de onda esférica por eso a través de ellos, se pueden “hacer” transmisiones binarias instantáneas a grandes distancias y se puede hacer posible la computación cuántica.
El campo electromagnético no solo envuelve a la tierra, envuelve también a todo el Universo. Es un campo electromagnético universal que satura a todo el cosmos y puede ser perturbado y recorrido por una sola onda electromagnética esférica. La energía se multiplica por inducción de vibración durante el viaje de las ondas. Las ondas son vibración y todo lo que vibra transmite vibración a su entorno, es una reacción en cadena, una onda es generada por una perturbación que se multiplica tocando a sus vecinas del campo electromagnético. Entre más viaja la onda más cuantos de energía vibrando posee, más fotones incorpora a sus frentes de onda. Esos nuevos fotones son incorporados por parejas de espín contrario.
Una partícula se convierte en una onda, la onda se reproduce y una onda se convierte en varias partículas, esa es la superposición cuántica. Mientras no se cambie el “Principio de Conservación de la Energía” la mecánica cuántica seguirá siendo un misterio, como lo es la energía y la materia oscuras.
La materia intercambia permanentemente energía con el medio, la materia absorbe y emite energía al espacio tridimensional, interactuando permanentemente con el campo electromagnético global.
Las telecomunicaciones son una clara demostración de la creación de energía: De una antena transmisora salen ondas esféricas en una determinada cantidad T de energía electromagnética por segundo, un porcentaje de esa energía X%T va un receptor ubicado dentro de la creciente esfera de ondas concéntricas. Por geometría elemental sabemos que en una esfera hay infinitos puntos, eso es un axioma. En la creciente esfera formada por los frentes de onda, caben infinito número de receptores puntuales, y cada uno de ellos recibe un determinado porcentaje X% de la energía total T emitida por la antena. O sea que en infinitos puntos se puede recibir la misma cantidad de energía electromagnética X%T, ESO ES CREACIÓN DE ENERGÍA. Esto mismo ocurre en los sistemas Wi Fi y en el interior del motor Em-drive.
La propagación tridimensional de las ondas eletromagnéticas es un acto de creación continua de nueva energía a gran escala, necesario para que el Universo de materia-energía no se enfríe con su expansión acelerada hacia el infinito.
En cada unidad de longitud o de volumen, una onda realiza un trabajo en un tiempo determinado, la energía total de la onda en el tiempo, en términos de trabajo será la sumatoria de los trabajos parciales realizados en cada unidad de espacio recorrido. La energía de una onda, más o menos, tiende a conservarse durante su recorrido, pero los trabajos realizados por la onda en cada unidad de recorrido se realizan y se suman para obtener la energía total o trabajo total de la onda en toda su trayectoria.
Cuando en un proceso dinámico se presenta el fenómeno de “la conservación de la energía”, como en el caso de la tubería de Bernoulli, en la propagación de las ondas, en los movimientos inerciales y orbitales, la energía total acumulada del sistema es la sumatoria de los trabajos parciales realizados en cada unidad de espacio. En estos casos se conserva una energía que realiza una secuencia indefinida de trabajos parciales en cada parte del proceso o sea que la energía total no se conserva sino que se va creando, se va incrementando.
Como se ha creído erróneamente que la materia-energía no se crea, actualmente tenemos un 96% de Universo “oscuro” que la ciencia actual no sabe qué es ni donde está.
Con la acumulación de interpretaciones desacertadas de muchos fenómenos y experimentos, hemos llevado a la ciencia hasta una especie de neo-oscurantismo vergonzoso.
La ciencia está en crisis.
Es hora de conocer el otro 96% “oscuro” del Universo.

La ciencia tiene que ser el resultado de una elaborada sumatoria lógica y coherente de axiomas y leyes que nos den luz sobre el comportamiento del cosmos, explicando satisfactoriamente los hechos observados. La ciencia no puede ser un acumulado de paradojas, contradicciones, incoherencias, mitos y misterios que oscurecen al Universo como:
Singularidades de densidad infinita.
Viajar al pasado y matar al abuelo.
Creer en la ubicuidad de las partículas.
Creer en universos planos, doblados y en agujeros de gusano.
Adoptar unidades de medida elásticas.
Creer en la inflación y en “c” constante.
Creer en el big-bang, en la inflación y en soplos creadores divinos.
Poder estar vivo y muerto simultáneamente.
Creer que los observadores pueden modificar la realidad.

No debemos llegar a inconsistencias que rayan con lo ridículo. Y que además no explican el comportamiento de la naturaleza.

Es hora de escuchar y razonar sobre las nuevas teorías.

Es natural la repulsa humana ante lo nuevo. Así tiene que suceder, unos proponemos lo nuevo y otros hacen repulsa. Las nuevas ideas se someten a la crítica, a la observación y a la experimentación. Afortunadamente ya no existe la inquisición.

Una chispa salta desde un conductor produciendo una vibración ondulatoria en el campo electromagnético y su frente de onda esférico instantáneamente se acelera a la velocidad de la luz y crece como un globo que se infla y puede llegar a ser de los objetos más grandes del universo y atraviesa el cosmos reproduciéndose… eso es creación de energía.

Solo los dogmáticos y sectarios enceguecidos por un paradigma pueden afirmar que la energía no se crea.

Si quieres conocer una teoría sobre el Universo sin contradicciones, sin tantos misterios, solicitala gratuitamente a: [email protected]
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!

Comentarios más recientes
Martin Jaramillo
La más contundente evidencia de la creación de energía es la invención del GENERADOR PIEZOÉLECTRICO DE PASCAL, el cual multiplica indefinidamente una pequeña cantidad de energía de presión intermitente en grandes cantidades de energía piezoeléctrica.
 
Featured content