La vacuna contra el VPH: Sus efectos dañinos son mayores que sus beneficios

 
Related

El mundo se salvó fue de Hillary Clinton

No hay que callar...
525600 points

Con alarmismo y desinformación El Espectador contribuye a una campaña agresiva de una vacuna letal

No hay que callar...
5036 points



Most recent

Top turn offs for women on a first date. What not to do!

About everything
32 points

Spirulina, the super powder we should all take

Health at home
134 points

Deadline for the Reform of the Prescription Drug Monitoring Program

Health at home
30 points

This is why you should always sleep naked you'll be surprised at what it does to your body

Crazy stuff
50 points

Winner of the Nobel Peace Prize on parole after a severe diagnosis

You have to know
48 points
SHARE
TWEET

La vacuna contra el VPH: Sus efectos dañinos son mayores que sus beneficios


“Yo siento los síntomas, entonces eso cómo va a ser psicológico”.
Valentina, 13 años de edad


En el III Simposio Colombiano de Autoinmunidad, patrocinado por la Universidad del Rosario, el Dr. Yehuda Shoenfeld demostró plenamente que la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), está ligada directamente a muchas enfermedades autoinmunes, que corresponden exactamente a los síntomas presentados por niñas y jóvenes vacunadas no solamente en Carmen de Bolívar, sino en Medellín, Bogotá, Cali, Cartagena Sincelejo y en otras partes del país.

El Dr. Shoenfeld ha demostrado la conexión entre la vacuna y sus síntomas dañinos a través de estudios científicos publicados por él en prestigiosas revistas desde el año 2011.

En el Simposio, el científico israelí, reveló la verdad sobre los terribles efectos nocivos de la vacuna contra el virus del papiloma humano, asegurando que no le pondría esa vacuna ni a su propia hija.

Se le hicieron preguntas concretas acerca del caso de Carmen de Bolívar y la supuesta “enfermedad psicógena masiva” que diagnosticó el Instituto Nacional de Salud, (INS). El Dr. Shoenfeld respondió que los ratones a los que él les había aplicado la vacuna tuvieron los mismos síntomas que las niñas afectadas sin que los ratones se hubieran sugestionados los unos a los otros.

Adyuvantes que envenenan el cuerpo

Según el doctor Shoenfeld muchas de las vacunas contienen adyuvantes, y uno de esos adyuvantes es el aluminio. “Hay algunas vacunas, y se sorprenderán ustedes, que no creo que sean necesarias ni han mostrado que sean beneficiosas y que pueden tener efectos dañinos. Como con cualquier droga que se le recete a un paciente, debemos tener en cuenta si ciertas vacunas son necesarias. Si los efectos negativos son mayores que los beneficios, la vacuna no debe ser recetada”.

Para el doctor Shoenfeld, la vacuna contra el VPH cae dentro de la categoría “si los efectos negativos son mayores que los beneficios, la vacuna no debe ser recetada”, tal como se ha demostrado en Colombia, donde cientos de niñas están sufriendo enfermedades autoinmunes causadas directamente por la vacuna.

Aseguro el doctor Shoenfeld que: “Se han hecho muchos estudios sobre la vacuna del papiloma humano que demostraron que hubo jovencitas que desarrollaron una inflamación sistémica, insuficiencia ovárica prematura, así que no podrán dar a luz en su vida. Hasta en el “Jama Journal” se habla de los efectos colaterales de la vacuna contra el VPH. La vacuna contra el VPH puede causar muchísimos efectos dañinos en el cerebro”.

Estos efectos los estamos viendo no solo en las niñas del Carmen de Bolívar, sino en niñas, jóvenes y mujeres provenientes de todo el país, quienes después de recibir una, dos y hasta tres dosis de la vacuna han quedado algunas discapacitadas, otras con efectos dañinos en el cerebro que les han disminuido su capacidad cognitiva y muchas, ¡han quedado estériles! Les ha llegado la menopausia temprana y ya nunca podrán tener hijos, tal como lo menciona el Dr. Shoenfeld.

Tenemos entonces que la vacuna contra el virus del papiloma humano, además de causar múltiples enfermedades autoinmunes, puede causar también esterilidad. El informe del INS parece haber ignorado toda la evidencia científica que existe acerca de los efectos adversos que causa la vacuna.

Una de las mismas investigadoras de Merck que trabajó en esta vacuna, la Dra. Diane Harper se ha cuestionado la utilidad de la vacuna. Según la CBS de los Estados Unidos:

“Ella también dice (la Dra. Harper) que se han reportado suficientes efectos secundarios después de la aplicación de la vacuna Gardasil, de modo tal que los riesgos de la vacuna son más grandes que el cáncer cervical que pretende prevenir. El cáncer cervical es usualmente completamente curable cuando se detecta temprano a través de pruebas comunes de Papanicolau”.

Este es el testimonio María José, una joven colombiana acerca de los efectos nocivos que le causó la vacuna:

“Empecé a perder el equilibrio tan pronto me paraba de la cama pero tampoco le presté atención. Un día estando de pié me desmayé y perdí la conciencia, y de ahí en adelante mi vida se convirtió en un infierno y zozobra sin saber con qué nuevo síntoma iba a amanecer y si iba a poder caminar o no. Empecé a sentir vértigo y me iba para el piso apenas me levantaba, lo que sentía era horrible.”

Continúa María José:

“De ahí en adelante perdí la fuerza en mis manos y piernas y mi tensión arterial cambiaba de forma contraria cada vez que cambiaba de posición. Todo me descompensa; un alimento condimentado o mucha comida, el frío, el calor, la luz solar, las lámparas. Por último ahora me traquea todo el cuerpo, comenzó en las rodillas, ahora me duele y me traquea todo. Me cuesta subir escaleras, tengo fatiga, problemas para dormir, sueño no reparador, tomo Trazodona que me ha ayudado un poco. He sufrido de depresión pues mi estilo de vida está reducido, no puedo caminar sola por el riesgo al desmayo, montar bus o estar en centros comerciales o sitios cerrados. En este momento estoy con medicina laboral, me toca anotarlo todo, me cuesta concentrarme y me canso mentalmente cuando mi mente era brillante. Ahora me reubicaron en el trabajo y no se qué me espera en la parte laboral. Me han tildado de estresada y yo creo que hasta loca pero nada me lo estoy inventando.”

(ver: https://pompiliomartinez.wordpress.com/2014/10/13/de-maria-jose-con-amor-a-las-ninas-del-carmen-de-bolivar-parte-i/)

¿Una vacuna para prevenir el cáncer uterino o para causar esterilidad?

Una pregunta clave que se hizo el doctor Shoenfeld en el III Simposio Colombiano de Autoinmunidad fue: “¿Por qué causa la vacuna contra el VPH insuficiencia ovárica prematura?”

La respuesta es contundente: “Es el adyuvante, es el aluminio”. En experimentos con aluminio, este ha destruido los ovarios de las ratas, en otras palabras su sistema reproductivo ha sido afectado de modo que ya no se podrían reproducir.

A muchas de las niñas colombianas que han presentado los efectos dañinos de la vacuna, les ha dejado de llegar la menstruación o sea que por causa de la vacuna sufren de insuficiencia ovárica primaria o IOP, también llamada insuficiencia ovárica prematura, esto ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar antes de que la mujer cumpla 40 años.

Las preguntas en este punto son necesariamente, ¿por qué se está administrando una vacuna que está esterilizando a las niñas? ¿Por qué los funcionarios de salud colombianos no han leído y tenido en cuenta estos estudios?, y ¿por qué a las niñas afectadas no se les ha diagnosticado que sus males son causados por la vacuna frente a toda la evidencia que existe al respecto?

El doctor Shoenfeld asegura que él no está en contra de las vacunas en general, pero que, como médico debe decirle al público la verdad. Para él, esta verdad consiste en dejar saber de sus estudios, donde ratones fueron inyectados con el adyuvante y les aparecieron diferentes enfermedades que les llegaron a causar la muerte. En el caso de los seres humanos, afirma él, “el adyuvante que se le da a una persona que tenga una predisposición genética, puede causar muchas enfermedades”.

¿Enfermedad psicógena masiva o encubrimiento masivo de una enfermedad?

En el foro de la audiencia se le preguntó al doctor Shoenfeld su opinión acerca del informe del Instituto Nacional de Salud en Colombia en que se afirmaba que las niñas de Carmen de Bolívar no habían tenido ninguna reacción adversa a la vacuna, sino que se trataba de una “enfermedad psicógena masiva”. En su respuesta, el doctor Shoenfeld afirmó que:

“Aunque se sabe que a veces hay reacciones de pánico, especialmente entre las mujeres, es muy poco probable que los síntomas presentados tras recibir la vacuna se deban a razones psicológicas, especialmente si se tiene en cuenta lo que está pasando en diferentes partes del mundo con las mismas señas y síntomas.

“Si hay un caso o una avalancha de casos, esto hay que investigarlo de la manera adecuada. Decir que es algo psicológico o viral, no es suficiente, se necesita que científicos de diferentes disciplinas lo analicen. Al respecto, está el caso de una jovencita a quien le aplicaron la vacuna y se sintió enferma después de la segunda dosis, un médico la examinó y encontró que tenía el puso irregular. Ella se acostó y murió. ¿Fue la vacuna la que causó esto?

“Hay demasiados casos que no son diagnosticados ni investigados, deberían ser investigados. En mi opinión, en cinco o 10 años habrá tantos casos que la vacuna contra el VPH será sacada del mercado o las compañías puede que hagan cambios significativos que afecten diferentes substancias que causan estos efectos secundarios. Se debe hacer”.

¿Es esta vacuna necesaria?

Dice el Dr. Shoenfeld: “Las vacuna se les dan a las personas saludables, pero no todas las personas saludables son iguales. Uno de los adyuvantes es el aluminio. Para hacer que la gente se aplique la vacuna, se dice que la vacuna no tiene efectos secundarios. Pero eso no es verdad. No todas las personas saludables del mundo son iguales. Sabemos que hay buenas vacunas, pero también sabemos que hay otras vacunas que fueron sacadas del mercado, porque tenían muchos efectos colaterales. Recordemos, las vacunas solo se dan a personas saludables. Tengamos en cuenta el caso de la vacuna contra el VPH. La primera pregunta es si la vacuna es en verdad efectiva. No lo sabemos. No lo sabemos todavía. Si queremos saber si la vacuna es efectiva, debemos esperar dos décadas. Después de eso podríamos decir, “ha tenido muchos efectos colaterales y no ha mostrado ser efectiva”. Segundo la vacuna no debe tener efectos severos colaterales, de modo que los efectos colaterales sean superiores a los beneficios de la vacuna. Número tres, tal vez tengamos otros medios para prevenir el cáncer cervical. Por ejemplo, en mi país, a raíz de la circuncisión y por otras razones culturales, hay muy pocos casos de cáncer cervical. Entonces, ¿por qué debemos vacunar a todas las niñas?

“Hay muchos efectos colaterales que han aparecido en publicaciones científicas. Yo mismo he publicado muchos casos increíbles, casos de otros países en que me cuentan que jovencitas están incapacitadas (por la vacuna), algunas llegan a tener deficiencia ovárica primaria. Una persona saludable, de repente se despierta en la mañana, después de tres dosis de la vacuna y no se puede mover. No sabemos cuántos de los casos de deficiencia ovárica primaria se deban a la vacuna contra el VPH. Alguien debe analizar esto de una manera objetiva.“

Hace falta un análisis objetivo de lo que está pasando en Colombia con esta vacuna

“¿En qué consiste un análisis objetivo? Que no sea hecho por las compañías. Desafortunadamente el desarrollo de una vacuna cuesta mucho dinero. Las compañías tienen el dinero, así que ellas hacen la investigación. Segundo esto debe ser analizado de una manera apropiada, no por gente sesgada. Los empleados de las autoridades sanitarias están sesgados. Quieren que se vacune por todos lados, porque las vacunas tienen un efecto preventivo. Como pueden ver, existen muchos puntos subjetivos en esto. Yo soy un médico, un autoinmunólogo, por consiguiente busco razones científicas. Si inyecto ratones con la vacuna contra el VPH, los ratones se comportan de una manera extraña, yo no sé qué pasó en esta ciudad (Carmen de Bolívar), pero las niñas se comportan de una manera extraña, sufren. Nosotros inyectamos a los ratones con la vacuna contra el VPH y los ratones desarrollaron depresión. ¿Cómo sabían los ratones que debían deprimirse? ¿Conocen a las autoridades sanitarias? ¿Conocen las compañías?

“Creemos que el aluminio es una substancia tóxica para el cerebro. Se acumula, continúa presente por semanas y por meses. Es como un caballo de Troya para el cerebro. El aluminio es tóxico para el cerebro. Las compañías deberían encontrar mejores adyuvantes. Por último, tenemos varias manifestaciones que pueden predecir quién desarrollará efectos secundarios. Por ejemplo, si después de una primera vacuna, la niña desarrolla señas peculiares, no digan que no es por la inyección de la vacuna. Tal vez esa niña no debería ser vacunada una segunda y una tercera vez. Tenemos ejemplos de niñas que después de una segunda vacuna desarrollan una enfermedad autoinmune. Debemos estar atentos, en vez de dejar pasar esto por alto. Desafortunadamente, en muchos países las autoridades tenían miedo de que la gente no se vacunará.

“No sé si en Colombia tienen un sistema para compensar a alguien que sufra a causa de la vacuna. La vacuna algunas veces es impuesta por el país, por el empleador, etc. En los EE. UU. hay un sistema, existe una corte especial en Washington en la cual cada persona que piense que fue afectada por la vacuna puede poner una demanda. Para ello la persona debe demostrar tres cosas: Primero, que estaba saludable antes de ponerse la vacuna, segundo, debe mostrar que todo pasó después de la vacuna, dentro de un tiempo razonable y tercero, necesita un mecanismo plausible, no uno demostrado, sino plausible que muestre cómo la vacuna puede causar estos efectos. Esto es en una corte de los EE. UU. La corte no necesita estudios epidemiológicos. Si se necesitara un estudio epidemiológico, debería ser hecho por gente objetiva. Alguien mencionó a la Organización Mundial de la Salud. Si miran quien firma los informes acerca de la vacuna, verán que fue gente pagada como consultores por la compañía que fabrica la vacuna. ¿Vieron el informe de la FDA? Esta gente fue pagada por el fabricante de la vacuna. ¿Pensamos acaso que los consultores de la compañía serán objetivos? No. Los estudios debe ser hechos por gente que sea objetiva.

“Los médicos tienen otros medios para demostrar una relación de causa y efecto. Número uno, tenemos modelos con animales. Inyecten la vacuna a un ratón, el ratón es ingenuo, el ratón no ha sido pagado por la compañía, es objetivo, así que veamos qué les pasa a los ratones. La vacuna contra el VPH afecta el comportamiento de los ratones. Puede ocasionar cambios neurológicos, ¿qué pasó con estas niñas? Tuvieron cambios de comportamiento, ¿por qué no pensar que si los ratones tuvieron cambios de comportamiento las niñas también los tendrían? Yo no recomendé que mi propia hija fuera vacunada con la vacuna contra el VPH porque ha habido muchas quejas en pacientes y yo hice el cálculo que el D. Pérez quiere hacer para todo el país (Colombia) y me di cuenta que mi hija estaría mejor si no fuera vacunada con la vacuna contra el VPH. Esto no tiene que ver con las otras vacunas.”

Más evidencias

La evidencia es abrumadora. La vacuna contra el virus del papiloma humano, Gardasil, que se aplica en Colombia, contiene como adyuvante el aluminio. El Aluminio es una neurotoxina:

”La investigación experimental… muestra claramente que los adyuvantes de aluminio tienen un potencial para inducir trastornos inmunológicos graves en seres humanos. En particular, aluminio en forma de adyuvante conlleva un riesgo para la autoinmunidad, la inflamación del cerebro a largo plazo y complicaciones neurológicas asociadas y por lo tanto puede tener consecuencias profundas y generalizadas para la salud “.

(Ver: http://www.ingentaconnect.com/content/ben/cmc/2011/00000018/00000017/art00011)

El INS produjo un informe, cuyo fin único era absolver a la vacuna Gardasil de los dañinos efectos secundarios que la vacuna está causando en las niñas colombianas y de Carmen de Bolívar en particular, no para encontrar la raíz de sus males y tratarlas. Un diagnóstico equivocado como el del INS lleva si acaso a un tratamiento equivocado. El informe del INS es en verdad. un encubrimiento de las horribles secuelas de la vacuna para blindar al gobierno contra las millonarias demandas que se le avecinan por atentar contra la vida y salud de miles de niñas.
(Ver: http://www.ins.gov.co/Enfermedad%20psicgena%20masiva/Forms/AllItems.aspx)

No se trata de un “evento psicógeno masivo”, sino más bien de un masivo fraude investigativo, ya que no se citó ni una sola fuente que demuestre que el aluminio en las vacunas puede causar serios efectos secundarios. El INS llega a las conclusiones que le convienen al gobierno, al Ministerio de Salud, al fabricante Merck y a las organizaciones compradas y pagadas por los laboratorios farmacéuticos, tales como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, etc., pero que en nada ayudan a las víctimas de la vacuna.

Los casos de niñas enfermas tras la vacuna son reales. Hay niñas como Valentina Valencia que están en este momento totalmente incapacitadas tras la aplicación de la vacuna y los sistemas de salud las están tildando de locas y negándoles la atención médica que necesitan, remitiéndolas tan solo a un psiquiatra.

La vacuna contra el VPH, es como arrojar ácido, no en la cara sino en el útero de una niña, dejándola con unos efectos secundarios que son peores, como afirmaba el Dr. Shoenfeld, que la enfermedad que pretenden prevenir.

El testimonio de Valentina Valencia acerca de su propio sufrimiento, por una vacuna que no necesitaba y por el abandono de los sistemas de salud, es absolutamente desgarrador. Valentina solo tiene trece años, pero con la claridad de una persona mayor, narra el viacrucis que lea ha tocado sufrir, por culpa de una vacuna que no necesitaba y que además se la aplicaron por segunda vez por medio de coacción psicológica, cuando su madre había dicho que NO se la aplicaran por los efectos dañinos que había sufrido la primera vez. Valentina está segura que sus dolencias fueron causadas por la vacuna. El gobierno la tilda de "loca".

En el siguiente enlace, pueden ver su testimonio.
https://www.youtube.com/watch?v=Il153ZdSSd0

He aquí la parte final de su testimonio:

“Según los médicos de Medellín, yo estoy loca, pero yo estoy segura que yo tengo una enfermedad causada por la vacuna del papiloma humano. Y me encantaría que esa vacuna la quitaran del mapa para no hacerles más daño a niñas mayores que yo y menores que yo. Porque no solo a una mujer la pueden asesinar con una herida de bala o un ácido, esto es una muerte más lenta, ¿por qué?, porque duele peor, usted queda totalmente en una silla, usted no puede vivir su vida normal como lo hago yo. Yo en estos momentos vivo es por mi mamá, porque ella es la que me cuida, la que le toca hacer todos los esfuerzos. Y no me parece justo que hayan tantas niñas en el país y en el mundo, sufriendo de una enfermedad como la mía y por eso les pido que nos ayuden a todas. Muchas gracias.”


Valentina, y las demás niñas afectadas por la vacuna, necesitan urgentemente que el gobierno asuma su responsabilidad y que no se escude tras informes que son una cortina de humo y que no explican absolutamente nada. Las enfermedades de las niñas afectadas por la vacuna contra el VPH son reales, NO causadas por trastornos sicológicos. Esta conclusión es negligente y criminal. La vacuna está dejando niñas estériles y discapacitadas. Su aplicación recuerda los experimentos de la Alemania nazi con vacunas y otros procedimientos médicos dudosos que terminaban matando a los pacientes.

La vacuna contra el virus del papiloma humano es una vacuna dañina que está destrozando vidas. Se apoya en una pseudociencia para inocular neurotoxinas, causar esterilidad y discapacidad, e incluso la muerte.

Padres, madres, jóvenes, niñas, por favor recuerden las palabras del Dr. Yehuda Shoenfeld, pionero de la investigación de los nocivos efectos secundarios de la vacuna contra el virus del papiloma humano:

“Si los efectos negativos son mayores que los beneficios, la vacuna no debe ser recetada”.

Y, podemos añadir aquí en Colombia, que mucho menos debe ser aplicada ni las niñas deben ser perseguidas lista en mano para aplicarles la vacuna, solo para cumplir una cuota, con una vacuna que perfectamente puede arruinar el resto de sus vidas.

Todos los sistemas inmunológicos no son iguales. Algunas niñas serán afectadas por esta vacuna y otras no. El gobierno sabe que aplicar esta vacuna es como jugar a la ruleta rusa, pero no le importa en absoluto quiénes recibirán la bala de aluminio oculta en la vacuna que terminará arruinando o acabando con la vida de niñas que estaban perfectamente sanas antes de recibir la vacuna.

¡Es hora de parar para siempre esta nefasta vacuna!





Fuente: pompiliomartinez.wordpress.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!

Comentarios más recientes
Marian Marielos Urbina Peñaloza   Gracias por darnos esta noticia, ya que las personas ignoramos tantas cosas respecto a los medicamentos y nos dejamos llevar por lo que nos recomienda nuestro médico y nuestras autoriddes sanitarias, esto lo debe saber el mundo entero.
 
Blanca Stella Romero   ESTO ES IMPORTANTE DIFUNDIRLO..APOYEMOS ALAS FAMILIAS AFECTADAS Y EVITEMOS NUEVOS CASOS
 
Featured content