CIENTÍFICO DESCONTAMINÓ GRATIS Y SIN QUIMICOS UNA LAGUNA NATURAL

 
Related

PACIFIC RUBIALES ATERRORIZA A LOS CIUDADANOS COLOMBIANOS

ENTERATE
430 points

El Documental Operación Pacific Rubiales que Facebook no dejaba compartir

ENTERATE
440 points



Most recent

Oracion de Peticion

Miguel Alderete Garrido
22 points

El agujero de ozono antártico se hace más grande por un vórtice polar estable

Henri Monzó Catalá
360 points

JIMMY ALBERT *EN EL JARDÍN*

Francys Amarista
16 points

COVID-19: ¿Cómo saber si es resfriado, gripe o el coronavirus?

Henri Monzó Catalá
316 points

Escrute Digital Argentina Guatemala España

Miguel Alderete Garrido
6 points

LECTURA CRÍTICA UNA NECESIDAD EN TIEMPOS DE RELATIVISMO ÉTICO

PENSAMIENTO LIBRE
42 points

"ENCUENTRO ENTRE DOS MUNDOS"

PENSAMIENTO LIBRE
64 points

Cartagena reactiva el turismo con el Ermita Marriott

Tecnologia
14 points

La inmunidad contra el covid-19 podría durar toda la vida

Henri Monzó Catalá
14 points

Diez hospitales de la provincia de Alicante tratan a enfermos de covid con el plasma de pacientes r

Henri Monzó Catalá
10 points
SHARE
TWEET
Su nombre es Marino Morikawa y, en medio de tantas malas noticias, se ha convertido en el protagonista de una historia admirable.



CIENTÍFICO DESCONTAMINÓ GRATIS Y SIN QUIMICOS UNA LAGUNA NATURAL

Este joven científico peruano es el responsable de la recuperación de la laguna de Chancay, un espacio que por muchos años pareció condenado al abandono de todos.

"Cuando venía con mis padres a pescar a la playa El Cascajo todo este ambiente era tan hermoso", recuerda.

Sus seis años de estudiante una prestigiosa universidad japonesa lo formarían para algún día (año 2010) tomar la decisión de regresar a su país de origen para cumplir un proyecto en el que ni su padre creía por completo.

"No pensé que iba a tener este éxito. Al comienzo me dijo que en seis meses lo iba a recuperar, pero lo hizo en quince días", afirma el progenitor.

Como el propio Marino lo menciona, al volver al lugar que lo hizo feliz de niño, la situación era diametralmente distinta. La lechuga acuática, los desechos humanos y el paso de los años habían casi desaparecido la laguna.

Según América Noticias, el padre el joven científico le contó que la albufera iba a ser cubierta por áreas de cultivo. Ese fue el principio todo.

EL JAPONES LOCO

Morikawa regresó y se internó solo en el lugar. La gente lo creyó loco. Según una nota de "Etiqueta Negra", incluso los concejeros provinciales le dijeron que "se iba a enfermar con el agua contaminada de la laguna".

Consciente de los riesgos pero decidido a cambiar las cosas para bien, este soñador y perfectamente capacitado especialista aplicó su propio sistema:

"Quería un sistema mucho más barato con materiales que encontremos en cualquier ferretería y aplicarlo acá", explica.

Se dividió el humedal en ocho sectores con cañas de bambú para retirar las lechugas. Se construyó una plataforma de tubos de plástico sujetados con varas de acero. Ahí se instaló bio filtros para recuperar la calidad del agua del humedal.

La ciencia hizo su parte y el resultado fue impactante: 70 especies de aves y tres de peces volvieron a aparecer.

La explicación de Marino es tan noble como increíble: "Me ayudaron por un corto tiempo pero ese corto tiempo fue tan valioso que entró el corazón de la naturaleza al corazón de uno", agregó al noticiero.

HOMBRE DE GRANDES RETOS

Lejos de los reconocimientos el Estado o de empresas privadas, Marino se ha planteado dos hazañas: recuperar el río Chira y el lago Titicaca.

"No es nada imposible, es algo sencillo y lo bueno que ya se está formando los grupos de trabajo. El Chira lo podemos recuperar en menos de dos años y el lago Titicaca en seis meses", concluyó.

Por si fuera poco, Morikiwa no cobró nada por su labor. "Me gustaría que lo que yo vi en el pasado, otros lo vuelvan a ver y a sentir", concluye.

FRAGMENTOS DE ENTREVISTAS A MARINO MORIKAWA

“QUIERO QUE LA NATURALEZA LLEGUE AL CORAZÓN DE LA GENTE”

El rescate del medio ambiente no es un reto, tampoco un sueño. Es una realidad. Así lo afirma Marino Morikawa, científico y catedrático de la Universidad de Tsukuba en Japón, quien precisamente es responsable del renacer de El Cascajo, un humedal de Chancay que había caído en el abandono y la contaminación.

¿Cómo nace su vínculo con la ecología?

Eso viene de casa y fue gracias a mis padres. Siempre tuve mucha admiración y respeto por la naturaleza. Aprendí, por ejemplo, a saludar a la Pachamama, valorarla y cuidarla.

¿Y su relación con el humedal El Cascajo?

Yo soy de Huaral y a 80 metros de los humedales está el mar donde pescaba con mi padre. Un día me llamó a Japón contándome que todo eso había quedado en el abandono.
Mi papá me dijo: “¿Estudias Medioambiente, no? Sería bueno que vengas y lo veas. Van a taparlo”.

¿Ahí decide regresar?

Aproveché mis vacaciones. Cuando vine no quedaba nada de lo que recordaba. No lo pensé dos veces y me puse a limpiarlo. Pasé tres noches ahí, estudiando el lugar y observando. Veía que pasaba bastante gente, pero nadie hacía nada.
Encontré un humedal muy contaminado, lleno de chanchos y con ‘lechugas’ invasoras, con el desagüe que drenaba en el lugar; cuando un animal enfermo se moría lo botaban en el humedal. Era como una laguna de oxidación. En Japón había creado unos microfiltros de cerámica, que funcionaron en el laboratorio. Los instalé en El Cascajo. También sabía que existían los ‘micronano burbujeo’, unas microburbujas que generan iones o campos magnéticos: son una telaraña para contaminantes. Siguiendo el estilo japonés, mejoré lo existente y lo instalé en el humedal.

¿Quién financió tu trabajo?

Yo. Busqué al alcalde de Chancay y le dije que quería limpiar el humedal.
- “Estás loco. No quiero que te enfermes. Todos los que han entrado allí han salido con sarna. Te vas a morir”.
- “Si quieres te firmo un documento donde te libero de toda responsabilidad, pero dame un año para trabajar allí”, le respondí.
- “No tenemos plata”, replicó (risas).
El humedal estaba lleno de ‘lechugas’. Lo sectoricé y bloqueé cada sector con caña. Éramos tres personas y solo del sector A1 sacamos 70 toneladas de lechuga… con nuestras manos. Lo curioso es que, como la Municipalidad vio que funcionaba lo que hacíamos, nos envió gente, y luego llegaron los propios chancheros. Al inicio estos se pusieron hostiles. Se terminaron de convencer cuando vieron que los sábados y domingos yo iba solo a trabajar en el humedal, de 7 a.m. a 8 p.m. “Este chino está loco”, se decían. Bajé unos 15 kilos, pero saqué brazos… todo gracias a la dieta de la lechuga (risas).

¿Pensaba limpiarlo solo?

Estuve así una semana y media. Luego, las personas se acercaban a preguntarme. Se interesaron en recuperar el lugar. Esa era mi intención, y si nadie me ayudaba, pues seguía solo.

¿Y al final qué sucedió?

Era el 2011. Se unieron más de 100 personas. También ayudó el municipio de Chancay. Tuve el apoyo inicial del Alcalde de Chancay (un gran amigo de familia) y su comisión ambiental. Utilicé una metodología científica para limpiar El Cascajo. Habían lechugas acuáticas que cubrían todo. La gente que antes botaba su basura dejó de hacerlo y nos ayudó. En un año descontaminamos el humedal.

Después del año que pediste, ¿cómo entregaste el humedal?

Los resultados se vieron a los tres meses: limpié el agua. En ese tiempo me endeudé unos 50 mil dólares… casi me piden el divorcio (ríe). No pienso ni quiero recuperar ese dinero. La naturaleza me dio este regalo, cómo pretender cobrarle algo. Un día me enviaron unas fotos donde el humedal estaba blanco. ¿Qué había pasado? Había sido ocupado por aves migratorias. Era la primera vez que algo así sucedía. De gallinazos pasamos a tener aves migratorias.


http://www.huaral.pe/wp-content/uploads/2012/08/575951_10150945504262606_1681410466_n.jpg


¿Y qué planes tiene ahora?

Aparte de ser catedrático en Japón, regreso y brindo talleres a jóvenes sobre metodología y técnicas para rescatar áreas naturales. Además, tengo como proyectos descontaminar el río Chira (Piura) y el lago Titicaca (Puno).

¿Y cómo va eso?

Hay 5 mil voluntarios para Chira y 3 mil para el Titicaca. El próximo año empiezo los perfiles de los proyectos, y estoy muy emocionado de colaborar y trabajar en lo que me gusta.

¿Las trabas no lo desmotivan?

Soy de las personas que si encuentran un obstáculo trabajan más. Eso sí, creo que es vital el trabajo conjunto de científicos, gobierno y sociedad. Las autoridades forman las leyes, la ciencia brinda metodología y la ciudadanía evita contaminar.

¿Qué fue lo más difícil que encontró en su camino?

Concientizar a la gente. La mayoría retiene lo negativo y piensa que uno los quiere engañar o que no se puede hacer nada. En mi caso, primero pensaban que era japonés, luego reconocieron que era de Huaral. Se generó confianza y juntos hicimos algo bueno.

¿Qué nos falta en este aspecto?

Se deben establecer normas mas estrictas para la protección de cada área natural, ya que leyes ambientales tenemos muchas y muchas en desorden que generan confusión. También, sacar leyes y normas ambientales para la protección de cada área natural. Por otra parte, las personas no deben esperar a las autoridades. La gente también debe asumir el liderazgo, exigir y cumplir las medidas para bienestar del medio ambiente.

¿Sueña con algo especial?

Cuando llegué a Japón, el profesor preguntó cómo estaba nuestra habitación. “Pretenden cuidar el medio ambiente si su hogar está desordenado”, nos dijo. Tenía razón. Ordené mis cosas. Cambié eso. Entonces quiero que la naturaleza llegue al corazón de la gente. Y esto no es un sueño, es mi meta. Es algo que ya se está dando.

“Hoy algunos políticos quieren adjudicarse mi proyecto… no me importa, siempre y cuando hagan algo por conservar El Cascajo”, nos dice Marino Morikawa, quien recuperó el humedal de Chancay donde pescaba con su padre. Hoy quiere descontaminar el Titicaca.

Marino Morikawa. Premiado por Concytec como uno de los mejores científicos del Perú. Rescató el humedal El Cascajo en Chancay y alista proyectos para descontaminar el río Chira y el lago Titicaca


http://peru21.pe/opinion/gallinazos-pasamos-tener-aves-migratorias-2164580


http://diariocorreo.pe/miscelanea/marino-morikawa-quiero-que-la-naturaleza-llegue-al-corazon-de-la-gente-551561/


Fuente: elcomercio.pe
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!

Comentarios más recientes
Enrique Rodriguez de Almeida
Estos ejemplos altamente constructivos y edificantes debemos replicar en todo el mundo.
 
Diego Fernando Ruiz R
ejemplar ejenplar no tengo si no agradcimientos para el
 
Featured content