¿TE MERECE...?

 
Related

NECESITO HACERME NOTAR EN LAS REDES SOCIALES.

COACHING
516 points

EL COACHING EN LA EMPRESA: ¿EN QUE ME PUEDE AYUDAR?

COACHING
674 points



Most recent

Colombia verá la histórica celebración del Día de la Bastilla en Francia

Avant Garde
10 points

La solución de Planeación y Presupuestos de CCS acelera las finanzas

Tecnologia
8 points

Dar, pedir y sabérselo ganar

Enrique TF-Relatos
10 points

Reprisal en Colombia por AMC

Avant Garde
8 points

COVID-19: Pfizer pide aplicar una tercera dosis de la vacuna, contra las variantes

Enrique TF-Noticias
394 points

El beso de Singapur llega a Colombia por Europa Europa

Avant Garde
6 points

Quién fue Arístides de Sousa Mendes, el cónsul portugués que salvó 30.000 vidas

Historias de Vida
218 points

Esperanzadora noticia: Un estudio del CSIC encuentra la manera de frenar los tumores

Enrique TF-Noticias
322 points

Cinco recomendaciones para optimizar los Centros de Datos

Luisa Fernanda Rozo
10 points

Una buena noticia: Las personas con mayor esperanza d vida toman café, vino y verduras de hoja verde

Enrique TF-Noticias
308 points
SHARE
TWEET
¿TE MERECE?

¿TE MERECE...?

Cuentan que había una vez un rey muy apuesto que estaba buscando esposa. Por su palacio pasaron todas las mujeres más hermosas del reino y de otros más lejanos; muchas le ofrecían además de su belleza y encantos, muchas riquezas, pero ninguna lo satisfacía tanto como para convertirse en su reina.
Cierto día, llegó una mendiga al palacio de este rey y con mucha lucha consiguió una audiencia.

"No tengo nada material que ofrecerte, solo puedo darte el gran amor que siento por tí" le dijo al rey: " Sí me permites puedo hacer algo para demostrarte ese amor".
Esto despertó la curiosidad del rey, quién le pidió que dijera que era eso que podía hacer.
" Pasaré 100 días en tu balcón, sin comer ni beber nada, expuesta a la lluvia, al sereno, al sol y al frío de la noche. Si puedo soportar estos 100 días, entonces me convertiras en tu esposa".

El rey, sorprendido más que conmovido, aceptó el reto. Le dijo: Acepto, si una mujer puede hacer todo esto por mí, es digna de ser mi esposa.
Dicho esto, la mujer comenzó su sacrificio.

Empezaron a pasar los días y la mujer valientemente soportaba las peores tempestades. Muchas veces sentía que desfallecía del hambre y el frío, pero la alentaba imaginarse finalmente al lado de su gran amor.

De vez en cuando el rey asomaba la cara desde la comodidad de su habitación, para verla y le hacia señas de aliento con el pulgar.

Así fue pasando el tiempo, 20 días, 50 días, la gente del reino estaba feliz pues pensaban: ¡Por fin tendremos reina!...90 días.. y el rey continuaba asomando su cabeza de vez en cuando para ver los progresos de la mujer. "Esta mujer es increible" pensaba para sí mismo, y volvía a darle aliento con señas.

Al fin llego el día 99 y todo el pueblo empezó a reunirse en las afueras del palacio para ver el momento en que aquella mendiga se convertiría en esposa del rey. Fueron contando las horas, a las 12 de la noche de ese día, tendrían reina.
La pobre mujer estaba muy desmejorada; había enflaquecido mucho y contraido enfermedades. Entonces sucedió. A las 11 de la noche del día 100, la valiente mujer se rindió, y decidio retirarse de aquel palacio. Dio una triste mirada al sorprendido rey, y sin decir una palabra se marchó.

¡La gente estaba conmocionada! Nadie podia entender porque aquella valiente mujer se había rendido faltando solo una hora para ver sus sueños convertidos en realidad. Había soportado tanto!

Al llegar a su casa, su padre se había enterado ya de lo sucedido. Le pregunto: ¿Porqué te rendiste a solo instantes de ser la reina?
Y ante su asombro, ella respondió: Estuve 99 días y 23 horas en su balcón, soportando todo tipo de calamidades y no fue capaz de liberarme de ese sacrificio. Me veia padecer y solo me alentaba a continuar, sin mostrar siquiera un poco de piedad ante mi sufrimiento. Esperé todo este tiempo un atisbo de bondad y consideración que nunca llegarón. Entonces entendí: una persona tan egoísta, desconsiderada y ciega, que solo piensa en sí misma, no merece mi amor!

MORALEJA: Cuando ames a alguien y sientas que para mantener a esa persona a tu lado tienes que sufrir, sacrificar tu escencia y hasta rogar...aunque te duela, retirate. Y no tanto porque las cosas se tornen dificiles, sino porque quien no te haga sentir valorado, quien no sea capaz de dar lo mismo que tú, quien no puede establecer el mismo compromiso, la misma entrega...simplemente NO TE MERECE.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!

Comentarios más recientes
Featured content