Los efectos del exceso de regalos en los niños

 
Related

Vuelven a su gato vegano y muere

Soy Latino
480 points

Desarrollan la primera vacuna contra el ébola "cien por ciento eficaz"

Soy Latino
330 points



Most recent

La operacion Marquetalia mito fundacional del nacimiento de las FARC

PENSAMIENTO LIBRE
40 points

Protegernos en el trabajo

Oraciones
12 points

Oración para iniciar el día en el trabajo

Oraciones
6 points

Cómo afrontar las relaciones sexuales esporádicas en tiempos de COVID-19

Saludables
6 points

Salirse del cuadro

Enrique TF
10 points

Escrute Digital Argentina Guatemala

Miguel Alderete Garrido
6 points

Exitoso reporte de Andrea González-Villablanca sobre SPUTNIK V

ESNOTICIA.COM
16 points

Rusia distribuye el primer lote de su vacuna contra el coronavirus

Henri Monzó Catalá
10 points

Día Mundial del Alzheimer, 6 acciones para prevenirlo

Ximena.oz
308 points

La terapia génica nos curará más y mejor en muy pocos años"

Henri Monzó Catalá
20 points
SHARE
TWEET
¿Regalas a tus hijos demasiadas cosas? Aunque a simple vista pueda carecer de importancia, este hecho tiene serios efectos en los niños, y no suelen ser positivos. Muchos padres tienden a atender todos los caprichos de los niños y a regalarles todo lo que piden. Los especialistas consideran que esto tiene consecuencias en el desarrollo emocional del niño.

Los efectos del exceso de regalos en los niños

El principal efecto del exceso de regalos en los niños es el anestesiante que hace que los pequeños resten importancia a valores como el esfuerzo, la generosidad y la austeridad.

¿Por qué regalar demasiado tiene efectos negativos en los niños?

Es necesario que los padres pongan límites al número de regalos que hacen a sus hijos, teniendo en cuenta lo que es necesario, coherente y prioritario. Los padres españoles regalan 8 regalos de media en Navidad a sus hijos, motivados por las exigencias de los menores, por el efecto que crea la publicidad y por el deseo de compensar a sus hijos el poco tiempo que pasan con ellos debido a la extensa jornada laboral. Incluso otras veces el objetivo de los padres es mostrar cierto nivel adquisitivo o prestigio social por medio de los regalos que hacen a sus niños.

En todo caso, la abundancia de regalos no es algo favorable para los menores pues perjudica a su maduración personal. Al darles a los niños todo lo que piden se vuelven inmaduros e insaciables y a la larga se convierten en adultos insatisfechos. Los regalos pasan a ser en una competición en la que van a ir valorando el número de regalos que se les da cada año, sin tener en cuenta las propiedades o cualidades de cada uno de ellos. También el exceso de regalo convierte a los niños en caprichosos y avariciosos, a pesar de que tengan muchos más juguetes que otros de sus amigos, ese ánimo de competición y de exigencia hace que les cueste compartir con los demás sus regalos.

Es responsabilidad de los padres enseñar a los niños a aceptar y a valorar lo que tienen. No es del todo aconsejable premiar el buen comportamiento de los niños con los regalos de Navidad, pues unos juguetes básicos no dependen de nada y el concepto de Navidad lleva intrínseco el de regalo. Pero en otras ocasiones sí se puede premiar el esfuerzo de los niños con un regalo, para que aprendan a luchar por lo que quieren y a dar importancia al trabajo y a la constancia.

¿Qué hay que tener en cuenta para regalar a los niños?

- Es bueno preguntar a los niños que regalos les harían realmente ilusión. Probablemente los niños hagan una lista de 1.000 regalos, pero es importante que intenten seleccionar unos frente a otros y que esperen aquellos que han elegido.

- Regala juegos funcionales, creativos y que tiendan a la sociabilidad. Regalos con los que puedan jugar con otros niños o con los padres para incrementar así los lazos afectivos.

- Regalar productos tecnológicos como tablets o play station está de moda. Suponen un gran entretenimiento para los menores cuando están capacitados realmente para conocer su uso, que siempre debe ser vigilado por sus padres.

- Compra regalos que les sean necesarios y a los que les vaya a dar uso. Muchos niños se olvidan de los regalos nada más abrirlos porque no atedian a sus expectativas o porque los pidieron impulsados por la publicidad de la televisión.

Fuente: www.hacerfamilia.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content