EL LLANTO DE SAN FRANCISCO - PALOMICIDIO EN TEMPLO DE COLOMBIA.

 
Related

!!!No más carruajes en Cartagena!!!

DEFENSA ANIMALES
396 points

Vacuna del papiloma humano: una muerte silenciosa y terrorifica

DEFENSA ANIMALES
1965808 points



Most recent

points
SHARE
TWEET
Con profundo horror comprobé la sevicia y crueldad de los humanos contra las especies no humanas, paradójicamente en un templo consagrado a San Francisco de Asís, el amigo y defensor de los animales, aquel que sentado entre los árboles y mirando hacia el cielo exclamaba, según los relatos cristianos, “hermano lobo, hermana paloma…”. Este santo, “Por su devoción a los animales como criaturas de Dios, ha sido abrazado por la cultura del escultismo particularmente por la relación hacia los lobos. Es el patrono de los veterinarios y de los forestales (Ingenieros de Montes, Ingenieros Técnicos Forestales, Agentes y Guardas Forestales, y otros cuerpos similares) y, por extensión, de los movimientos ecologistas que empeñan sus esfuerzos en el cuidado de la naturaleza y del ambiente”. A un costado de este templo se eleva una escultura de San Francisco en la que se puede apreciar su amor por los animales, se encuentra con un lobo, unas palomas y unas hienas a las que abraza y redime para gloria de Dios.

EL LLANTO DE SAN FRANCISCO - PALOMICIDIO EN TEMPLO DE COLOMBIA.

Pero lo que no hemos podido entender es esa perversidad contra unos seres indefensos que no pueden defender su derecho a la vida y mucho menos impetrar un poco de piedad. Una paloma muerta o, más bien, asesinada, cuelga de una de sus patas ante la vista de feligreses y sacerdotes que pasan por su lado sin que nada parezca importarles, otra paloma atrapada de una de sus patas parece implorar perdón por sus pecados o las culpas que seguramente no entiende, trata de volar en lo alto del templo desgarrando sus patas y estremeciéndose con cada cuchillada que penetra su inocente ser. Ingenuamente otra paloma a cuida sus crías junto a los inmensos chuzos que rodean su nido, futuras victimas de una sentencia a muerte que les impedirá realizar su primer y definitivo vuelo.

Se le vuelve imposible a uno entender este proceder de una religión que predica y pregona el amor por la vida, que se la atribuyen a su Dios, pero asesinan y matan a cientos de palomas por el solo hecho de habitar en su templo. Y memos aun puede entenderse que sea en un templo en donde se venera la imagen de San Francisco de Asís, doble moral de quienes consideran que la vida es sagrada y exclusividad de Dios pero condenan a la muerte a inocentes e ingenuas palomas que no tienen oportunidad de defenderse.

¿Puede alguien que tenga en si a Dios proceder de esa forma tan monstruosa, puede alguien que dice ser representante del Hacedor de la Vida actuar tan alevosamente…?, me temo que no y que como en el mensaje de Cristo podemos afirmar que “hagamos lo que dicen pero no hagamos lo que hacen”. Y quedan vidas por salvar, palomas por defender, vida por enaltecer, seres que regalarle a la misma vida. ¿Cómo borrar ese dantesco espectáculo de una paloma ensangrentada luchando afanosamente por liberarse de esas púas asesinas que impiden su regreso a la vida y la libertad?, ¿Cómo no sentirse despreciable ante actos de esta naturaleza que nos hacen salvajes y despreciables..?. Se dirá que su excremento arruina la estructura del templo, pero ¿puede estar por encima de la vida un argumento de esta naturaleza…?. Solo veo asesinos donde se pregona el respeto a la vida, solo veo crueldad donde debe imperar el amor, solo siento odio donde debe anidar el amor. ¿Qué mensaje nos están enviando estos sacerdotes católicos, qué podemos pensar de su humanidad y sensibilidad que los debería caracterizar..?. Si aun los alimenta el amor les imploramos retirar de sus templos estos clavos asesinos que crucifican la misma vida en seres inocentes e indefensos.

Existe, de otra parte, legislación en defensa de los animales y su dignidad que, entre otras cosas sanciona drásticamente a quienes practican la crueldad con ellos, que se aplique la ley y que se obligue a retirar inmediatamente de todo templo estos suplicios. No quisiera que más niños miren estas escenas y que se insensibilicen ante la crueldad o que crean que el maltrato animal es normal y que se puede practicar sin ningún tipo de escrúpulo. Y desde ya lanzo una campaña de rescate de las palomas que se encuentran atrapadas en este templo, defensores de animales, periodistas, opinión pública deben dejar oír su voz de protesta. Salvemos la vida… perpetuemos el amor, vivenciemos el mensaje de San Francisco de Asís.

[email protected]
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content