Las asambleas, nuevo sujeto político

 
Related

Un voluntariado rabioso recorre Bariloche

BarilocheVerde
740 points



Most recent

cCommerce: La nueva tendencia de venta para los eCommerce

Tecnologia
16 points

Lanzamiento de TREVOLUTION de AutoMundial

Tecnologia
14 points

Grand Sirenis San Andrés, destacado en los Traveller s Choice Awards 2024

Comunicaciones
6 points

El tiempo

El diario de Enrique
8 points

Sin (mayores) comentarios

I'm Chester O'Brien
12 points

La vacuna contra algunos tipos de cáncer, cada vez más cerca

NOTICIAS-ETF
42 points

Latam HealthTech Forum 2024: un encuentro que transformará el sistema de salud

Prensa
26 points

Documento y momento

Juan Cantalatabla
12 points

Smile.CX PRO revolucionará el mercado del Customer Experience en Colombia

Tecnologia
18 points

Pure Storage ofrece nuevas capacidades de gestión de almacenamiento de autoservicio

Patricia Amaya Comunicaciones
40 points
SHARE
TWEET
Se convirtieron en un espacio de libertad, relación y de origen de una nueva democracia: la popular. Los asambleísta barilochenses Ana Wieman y Octavio Montiglio comparten lo vivído y coinciden en definir a las Asambleas como un nuevo sujeto político.

Las asambleas, nuevo sujeto político

Las Asambleas son espacios de intercambio, discusión y acción conformada por asambleas de distintos lugares, pueden ser de todo el país, como en la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC), regionales como por ejemplo en la Unión de Asambleas Patagónicas (UAP) o locales como en la Unión de vecinos autoconvocados de Bariloche.
En todas las instancias se trata de vecinos autoconvocados sin representaciones partidarias ni vinculadas al aparato estatal.
Se trata de ciudadanos comprometidos y reunidos en defensa de los bienes comunes, la salud y la autodeterminación de los pueblos, seriamente amenazados por el saqueo y la contaminación que el avance de diferentes emprendimientos económicos van dejando o pretenden dejar a su paso.

Como lo manifiestan desde la UAC, las Asambleas logran "fortalecer la resistencia al unir voluntades: se convirtió en espacio de intercambio, nuevas relaciones y construcción de saberes e ideas, generó movimiento en el ámbito de los medios de comunicación, nuevas atenciones e interés en sectores militantes y académicos, posibilitó un reconocimiento de las regiones de la mano de los pueblos y no de las agencias de turismo, comenzó a tejer una nueva forma de relación entre el interior y las capitales, energizó de esperanza a quienes la conforman, evolucionó del no al sí, se nutrió de enfoques globales que intentan explicar las realidades locales, denunció con fuerza las nuevas formas de articulación entre empresas y Estado, redescubrió el arte comprometido y la autogestión. Logró ser espacio de libertad,
relación y de origen de una nueva democracia: la popular, que lejos está de los parámetros actuales y con ella de un nuevo lenguaje, a partir del cual aprendemos a construir y comprender el mundo del que sólo somos solo una parte".

En el mes de noviembre (13-14-15) se realizó en San Luis la Unión de Asambleas Ciudadanas y los días 23-24-25 de noviembre en Allen la Unión de Asambleas Patagónicas. Con esas movilizantes experiencias cercanas los asambleísta barilochenses Ana Wieman y Ocavio Montiglio comparten lo vivído y coinciden en definir a las Asambleas como un nuevo sujeto político. Así lo afirma Montiglio que además afirma que a pesar de que lo buscan empecinadamente no saben cómo encasillarlos. "No saben cómo encasillar este nuevo sujeto político que son las asambleas. Nos quieren encasillar por oposición. Tiempo atrás me tomé el trabajo de recopilar todo lo que decían por ejemplo de la asamblea de Bariloche. Unos decían que le hacíamos el juego a Clarín, que éramos de derecha, que éramos anarquistas. Vos juntas todo y decís: muchachos pónganse de acuerdo!
No saben cómo definirnos porque somos un sujeto político nuevo.
En estas luchas es un nuevo sujeto que está generando nuevas formas de ver no solo la economía sino la política. Y esto es muy importante. En un momento nos habían quitado la palabra política. Haciéndola solo partidaria, como algo que tiene que ver solo con lo que hacen los gobernantes. Nosotros queremos recuperar la política, porque también es lo que hacemos todos. Tenemos que recuperar la política en otros espacios que no sean los sistemas partidarios o los funcionarios que son elegidos". A esto Ana Wieman le suma su visión: "Somos una presa codiciada por los partidos políticos. Como es una construcción en crecimiento y que tiene efecto la palabra de las asambleas, nos ven con mucha codicia. Hay algo que se resolvió desde la creación de la UAC y después cuando se creó la UAP fue la misma decisión: nosotros no vamos a desembocar en la formación de un partido político y quienes estén dentro de algún partido participan como vecinos o ciudadanos comunes, no hay intervención de los partidos. Somos todos simples ciudadanos comprometidos".

El periodista Javier Terriente en un artículo titulado ¿Es necesario un nuevo sujeto político? (publicado en el sitio Rebelion.org) expresa que "siempre se ha afirmado que más allá de esta izquierda “no hay salvación”, puesto que el espacio histórico tradicional para el ejercicio de la política ha sido únicamente el de los partidos. Nada más incierto. Hace algunos años, las movilizaciones contra el neoliberalismo y la guerra de Irak (Foro de Porto Alegre: “Otro mundo es posible”,…), ya tuvieron una enorme incidencia en los acontecimientos de la época. En ellos confluían a un nivel inesperado, antiguas dinámicas igualitarias, ecologistas, antibelicistas, de emancipación de las mujeres, de libertades creativas, es decir, diferentes corrientes de ruptura antisistema al margen de adscripciones partidarias. Hoy, a raíz de la crisis, se ha restablecido un hilo conductor entre aquellas experiencias y las movilizaciones masivas del 15 M, organizadas de manera inusual en los espacios públicos, y otras recientes con una vocación explícita de rechazo y cambio de sistema. Al mismo tiempo, han surgido distintos foros y asambleas, las Mareas, la Cumbre Social, grupos ciudadanos contra los desahucios, etc., disputándole a los antiguos partidos de la izquierda el monopolio de la política desde una visión crítica, lo que supone la apertura de nuevos caminos. No es por casualidad: si el epicentro real de la política se está desplazando hacia la “calle”, fuera de su alcance, algo impensable en el pasado, ha sido en buena medida porque han preferido mantener “el socialismo/comunismo realmente existentes” en su estado actual a reinventarse en una dirección democrática y de izquierdas. Parece claro entonces que las actuales mediaciones partidarias, pero también el conjunto de las instituciones representativas, necesitan una revisión a fondo, puesto que sus funciones constituyentes (ser el centro de la soberanía popular y legislar para las mayorías) y los consensos sociales que le otorgaban una sólida confianza de la ciudadanía han caído en picado, arrastrados por la deriva autoritaria de la derecha y la ausencia de respuestas convincentes desde el arco parlamentario y del resto de asambleas electivas".
Y continúa afirmando que "contribuir al nacimiento de esta “otra cosa política”, es hoy el reto de mucha gente. Este nuevo sujeto político sería la expresión plural de un movimiento extraordinariamente complejo".

Estos dos Barilochenses junto a cientos de argentinos son parte de la construcción de esa "otra cosa política".
En la UAC de San Luis, según Montiglio uno de los temas destacados fue Monsanto y la resistencia en Córdoba. Además abordaron otras problemáticas acuciantes como el fracking. "Se habló de las ordenanzas, cómo reaccionan frente a las ordenanzas. Hay lugares por ejemplo donde fueron votadas las ordenanzas en los consejos y luego vetadas por los intendentes. A nivel megaminería se va viendo cuales son los avances de los distintos lugares. Se empiezan a ver acciones de las empresas para seguir explotando.
La lucha en el acampe de Malvinas pone en evidencia el avance de la frontera sojera. Y es un tema complejo, están los transgénicos, los agrotóxicos. Todos temas muy serios".
Se pusieron de manifiesto las condiciones en las que están cada lucha. Por otro lado "a nivel nacional hay emergentes como Nonogasta en Chilecito, hay gente con cáncer y otras enfermedades y llevan una lucha que no está visibilizada por eso la próxima UAC será en este lugar".
Tiempo después se realizó la UAP de Allen, allí estuvo Ana Wieman quien nos cuenta que el tema central fué el fracking.
Estando en un lugar tan comprometido por esta actividad define la experiencia como "realmente impresionante".
"Hicimos un Toxitour, un paseo por donde están las torres de fracking instaladas dentro de las chacras, en parcelas.
En media hectárea hay seis pozos de fracking y con toda la explicación que te dan de como es la perforación y que cada uno de esos pozos se puede volver a fracturar hasta 18 veces. Llegamos a una planta reductora, allí tienen por ejemplo una pileta de desechos con un cartel que dice "gestión de residuos" pero no dice "residuos peligrosos" porque todos los residuos de la industria petrolera sea o no convencional son residuos peligrosos y esa pileta esta a cielo abierto.
Hay una chimenea donde queman residuos tóxicos todo eso entre los árboles frutales y contaminando el agua que es lo más precioso. No solo eso, la perdida de la certificación de frutas que no se va a poder seguir exportando además pensemos que esa es la fruta que vamos a terminar comiendo nosotros".

Ese es el peligro de ignorar lo que sucede. Si el común de la gente se diera cuenta lo que está sucediendo, las ciudades serían grandes asambleas. El desconocimiento es enorme, como la comodidad y el conformismo, pero hay una fuerza contagiosa que está creciendo y avanzando, imposible de detener.

SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content