FLORECE PERIODISMO-CHANTAJE

 
Related

CHANTAJE Y LIBERTINAJE PERIODISTICO

Revista Ecos N.L-Coa
324 points

MEXICO: Pobre, reprimido, y ¿sin futuro?...

Revista Ecos N.L-Coa
210 points



Most recent

HUMO BLANCO EN CONCLAVE DE CENTRO

pensamiento Libre
104 points

5 Consejos para fortalecer el sistema inmunológico rápidamente (comprobados científicamente)

NOTICIAS-ETF
102 points

¿A quién le importa acordarse de aquello que olvidó?

El diario de Enrique
10 points

¡Qué bello es vivir! - Una mañana en mi SPA favorito

El diario de Enrique
6 points

Cambio climático: guía simple para entender el calentamiento global

NOTICIAS-ETF
82 points

¿Cómo detectar un alimento ultraprocesado?

NOTICIAS-ETF
10 points

ELECTRICIDAD BARATA Y CERO CO2: Bill Gates arranca asalto las eléctricas con reactor nuclear barato

NOTICIAS-ETF
104 points

El software que está cambiando el mundo del ecommerce

Pluglin
12 points

Si le han recetado aspirina para prevenir estas dolencias ¡cuidado!

NOTICIAS-ETF
224 points

¿Debo llevar un control horario en el teletrabajo?

MaríaGeek
14 points
SHARE
TWEET
En N.L el periodismo-chantaje, es lo de hoy, es fuente de poder y negocio. La estrategia es sencilla y por sencilla no menos sucia: condiciona el elogio, la crítica o el silencio a los recursos económicos.



FLORECE PERIODISMO-CHANTAJE

A la sombra de una profesión envilecida por el negocio personal se han creado verdaderos “grupos de presión” cuyos instrumentos tienen a menudo métodos gansteriles: el que no paga, se friega. Mejor dicho, al que no paga, se le cae encima.

Esta manera de proceder se parece mucho al chantaje que emplean las bandas delincuenciales sobre los negocios privados: la única garantía de seguridad la da el pago puntual de la cuota de protección. El chantaje, que es armado entre las bandas, se vuelve “informativo” en esta clase de “periodismo.”

El contenido del periodismo-chantaje está determinado por esta sencilla operación: te pego si no me pagas. El periodismo-chantajes es desinformar y destruir honras; desinformar y calumniar.

Los pseudo periodistas, en el ejercicio del periodismo-chantaje, olvidan que la vida privada y la dignidad del hombre no puede ser pisoteada en ningún instante ni el ejercicio del periodismo lo autoriza jamás. El periodista tiene que someterse a respetar el derecho de las personas a la vida privada y a la dignidad humana. Nada, absolutamente nada lo exime de este sometimiento.

Y a la sombra del periodismo-chantaje, está floreciendo el “otro” periodismo que garantiza su supervivencia, más como instrumento de propaganda que de información. Ambos forman una poderosa “mafilia” de poder factico.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content