40 pequeñas historias

 
Related

En el Tiempo y a Tiempo

POESIA
324 points

"Reconociendo a nuestra Gente"

POESIA
382 points



Most recent

El webinar de Colombia Fintech y Etek

Negocios Hoy
6 points

Viernes 13

NOTICIAS-ETF
6 points

Llega a Colombia el primer equipo para el diagnóstico de enfermedades oculares

TECH2022
16 points

Dale una bofetada ... ¿puedes?

El diario de Enrique
10 points

Sunday Brunch y Experiencia en Spa, los Planes para Sorprender a Mamá en Santa Marta Marriott Resort

Negocios Hoy
8 points

Andrea González-Villablanca celebra 13 años de DIVA Periodistas con impactante postal en Moscú

ESNOTICIA.COM
14 points

Aparece una nueva isla en la Antártida al fundirse el hielo que la cubría

NOTICIAS-ETF
12 points

El síndrome de Müller-Weiss, un calvario para Rafa Nadal

NOTICIAS-ETF
78 points

Hablando con mi otro yo

El diario de Enrique
14 points

¿Cómo escoger un buen hotel en Valencia para vacacionar en familia?

mecedora.net
8 points
SHARE
TWEET
Por gentileza del pedagogo, catedrático y humanista Modesto Rivas Montero he tenido la grandiosa oportunidad de leer el texto de su autoría “40 pequeñas historias” que recoge su pensamiento y refleja su visión sobre el hombre, la humanidad, la familia, los hijos, los nietos, los instantes y hasta de la misma muerte, de ese momento final que no tiene punto de retorno y que, paradójicamente, es un mismo punto de comienzo.

40 pequeñas historias

El autor nos regala 40 relatos cortos con una profunda reflexión en cada uno de ellos. Los amigos, La calle, Cuando un amigo se va, El sentido de la vida, Buscando la paz, La paz interior, El atardecer de la vida, La naturaleza humana, Otras religiones, La verdad, La felicidad, Los esposos son, entre otros, los títulos con los cuales nos obsequia la inmensa alegría de leer y replantear esos pequeños instantes de la existencia y que uno a uno hacen la vida.

Sobre el autor podemos expresar que conocemos sus excelsas calidades profesionales y que fuimos testigos de su peculiar manera de liderar importantes transformaciones pedagógicas en instituciones formadoras de maestros pues,”ha sido siempre un apasionado por la educación. Fue Secretario de Educación del Departamento de Nariño y Secretario de Educación del Municipio de Pasto”, entre otros honrosos cargos que a lo largo de su vida ha desempeñado con lujo de detalles y teniendo siempre la dignidad y el decoro como sus estandartes característicos.

Hoy nos encontramos a un Modesto Rivas renovado y reflexivo, cargado de humanismo y humanidad, llevando mensajes transformadores y llenos de positivismo que nos permiten avanzar con paso firme en el camino de nuestra propia vida. En cada pequeña historia se encuentra el lector con la posibilidad de recrear su existencia por cuanto, según lo expresa “El hombre vive una permanente guerra interior, porque no ha entendido aún que él es un transeúnte, un caminante, un peregrino, que debe hacer méritos para una vida posterior mejor. Sus propios conflictos son los conflictos de los pueblos”, se requiere haber recorrido mucho camino para entender que el hombre es una rama de la humanidad y que sus actos están conectados con cada infinito rincón del universo, que somos estrellas fugaces que iluminamos un instante para luego, simplemente, partir, dejando, quizá, una llamita o una luz en el corazón de nuestros seres queridos.

“Si nos despertamos del sueño y nos preguntamos: ¿dónde estamos ahora?, tenemos que responder que seguimos en el mismo punto; no nos hemos movido desde entonces”. Cuestiona de esta manera la misma historia y a los hombres que la hacemos por cuanto no hemos sido capaces de avanzar en humanismo o humanidad, nos encontramos con los mismos cuadros de miseria, tanto humana como espiritual, de los seres: pobreza, miseria, indolencia, inequidad, injusticia, hambre, indigencia, guerra e indolencia. Seguramente con ojos ajenos y en disímiles momentos o instantes miramos a esos mismos hombres en épocas diferentes a la actual. Pintores, escritores y humanistas nos han dejado su constancia sobre el alma humana y la han retratado en su esencia de dolor y podredumbre queriendo con ello invitarnos a cambiar nuestra forma de hacer y percibir el mundo.

Pero Modesto Rivas no se detiene en las escenas dolorosas y deplorables y en sus relatos también nos convoca a realizar nuevas miradas a nuestro entorno, a nuestra existencia, a nuestros pensamientos y acciones: “El amor tiene la capacidad de producir cambios en la química cerebral, que influyen en cada una de las células del organismo. Escucha la música de la naturaleza. Haz algo bueno cada día y sé espontaneo. Lee poemas. Escucha danzar el agua. Haz con amor todas las cosas y esa será tu mejor oración. Recuerda que dar es más que recibir”. Pensamientos que nos permiten entrever a un nuevo ser en florecimiento espiritual, alejado de las vanidades del mundo e insuflado de un amor que supera los devaneos de la materia y su etéreo cambiar.

Y cómo para abrirnos el corazón a los colombianos de hoy nos dice con esperanzador mensaje que “Las guerras que hacen los seres humanos siempre se han hecho en todos los tiempos, pero es indudable que así como hay hacedores de guerra, puede haber hacedores de paz”, y ante estos instantes de consternación llega a la conclusión de que “Nacemos con una maleta vacía que durante la vida vamos llenando de cosas, cosas que debemos cargar y nos quitan la paz y solo acertamos cuando decidimos vaciarla, para no llenarla nunca más”. Sin duda alguna una mirada diferente ante el actual panorama de un mercado capitalista que nos embriaga y seduce con sus olores, colores y fantasías haciéndonos creer que es en la posesión material donde reside el triunfo o el éxito personal o profesional, se requiere vaciar la maleta definitivamente, dejarla libre de ataduras, de falsas cargas, de suntuosas ganancias que lo único que han permitido es la aparición de muecas en vez de sonrisas.

Indudablemente que no podemos ser los mismos al cerrar la última página de “40 pequeñas historias” pues algo en nosotros se revuelve al encenderse una pequeña cerilla que nos permite ver otros caminos en nuestra existencia: “Los seres humanos, aunque dotados de inteligencia, no queremos comprender que las riquezas del mundo fueron creadas para todos y que con ellas todos pudiéramos vivir con dignidad. Atesorar unos a costa de otros, es una de las mayores infamias de la naturaleza humana…”. Y ya llegó el momento de frenar esa infamia que nos ata a sufrimientos, dolores y angustias. Es este texto la posibilidad de un nuevo ser, la infinita pero también finita oportunidad de abrir el pensamiento para empezar el derrotero de un nuevo camino personal, en un viaje interior que forjará nuevas esferas y universos antes de que el sueño termine o las maletas estén tan pesadas que terminan por imposibilitarnos una mirada al cielo y a las estrellas.


Pablo Emilio Obando A.
[email protected]

SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!

Comentarios más recientes
Daniela S.
Hermosas historias. Me encantaría leerlo completo.
 
Featured content