Le dijo a su esposa que el perro tendría que irse al nacer la bebé, pero luego ocurrió esto

 
Related

Adolescente ganó concurso para vivir un mes con una actriz porno, pero su mamá no lo deja

Webeando
1472 points

Si puedes resolver este desafío comenta "logrado"

Webeando
2462 points



Most recent

Spice Girls announce 2019 reunion tour without Victoria Beckham

About everything
116 points

How to tell if cheat days are sabotaging your weight loss

Health at home
184 points

Ozone hole in northern hemisphere to recover completely by 2030

Technology news
140 points

An amazing choice: going for a helicopter pub crawl in Australia!

Random Time
94 points

NASA heading back to Moon soon, and this time to stay

About everything
186 points

Squirrel knocks on family window every day: years later they realize what she s trying to show them

Amazing histories
106 points

Home Alone and Google together

La Mejor Publicidad
92 points

Bone discovery at the Vatican prompts family to demand answers

About everything
102 points

People were told to ignore the 'ugly' lonely cat, see what happens when a man defies everyone

Amazing histories
136 points

Is marijuana addictive? Study shows withdrawal symptoms can occur

Health at home
186 points
SHARE
TWEET
La historia empieza con Zack, un perro mitad pitbull, mitad labrador quien odiaba al esposo de su dueña. Cuando nació la hija de la pareja, el hombre (quien tenía otro perro llamado Sam) le advirtió a su esposa que Zack tendría que irse si llegaba a demostrar un mínimo rastro de odio hacia su hija. Pero el día que nació la pequeña, todo resultó de una forma inesperada. La familia salió del hospital con los dos perros; ambos olfateaban a la bebé, movían la cola y Zack especialmente, no paraba de lamerla. No hubo rastros de agresión.

Le dijo a su esposa que el perro tendría que irse al nacer la bebé, pero luego ocurrió esto

Zack adoraba a la niña. Desde el primer día, la acompañó en su cama mientras ella dormía. Sus padres aseguran que él siempre sabía cuando era la hora de dormir y la esperaba en las escaleras para ir al cuarto a acostarse con ella.

Lamentablemente, un día Zack se envenenó con algún resto de basura del vecindario.

Fue un momento muy duro para ellos, especialmente porque tuvieron que ver cómo la pequeña se despedía de su mejor amigo guardián. La noche en que Zack murió, la niña se dirigió a la escalera para ir hacia su cuarto como lo hacía todas las noches. La diferencia: que esta vez no estaba Zack. Los padres entendieron que esa era la primera vez en cinco años, que su hija dormía sin él.

Angustiados, los padres esperaron la reacción de la niña para consolarla, pero antes, alguien se adelantó.

Sam, el otro perro quien también quería a su hija pero no de la misma forma que Zack, se levantó, acercó su cabeza a la mano de la pequeña y se puso en la escalera junto a ella. Subieron juntos al cuarto y desde entonces, hasta que Sam murió (6 años después), durmieron juntos todas las noches. Tal como lo hacía con Zack.

Fuente: www.upsocl.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content