Los parientes al poder: familiares con cargos en la administración pública

 
Related

El árbol que puede salvar al mundo

El mundo debe saber
26598 points

Johnson & Johnson deberá pagar 72 millones de dólares por un caso de cáncer

El mundo debe saber
1284 points



Most recent

George HW Bush s World War II love letter to Barbara Bush goes viral

You have to know
224 points

5 Reasons why you re gaining weight that have nothing to do with food

Health at home
154 points

4 Super-Quick breakfasts you can make at the office

Health at home
156 points
SHARE
TWEET
Cristina Kirchner dejará el gobierno el 10 de diciembre, pero los De Vido, los Randazzo, los Larroque, los Rossi, los Zannini, los Timerman, los Parrilli, los Echegaray, los De Pedro y también, claro, los Kirchner, todos, seguirán en el Estado. El nombramiento de la hija del ministro Agustín Rossi como directora del Banco Nación, que despertó polémica esta semana, es regla -y no excepción- entre los hombres más influyentes del Gobierno.

Los parientes al poder: familiares con cargos en la administración pública

Al menos 20 altos funcionarios del Ejecutivo, entre ministros, secretarios y otros dirigentes de peso del oficialismo ubicaron en los últimos años a hijos, hermanos o parejas como empleados públicos, según pudo comprobar LA NACION. La mayoría de los políticos usa su influencia para designarlos en distintas áreas de la administración pública. Otros, directamente, se animan a nombrarlos en sus despachos. Así aprovechan -dicen- su confianza para manejar los temas sensibles.

El caso de Delfina Rossi, con poder de voto en el banco más importante del país, ejemplifica la tendencia: los parientes de los funcionarios que desembarcan en el Estado son jóvenes con poca experiencia pero con formación académica que, sólo en algunos casos, ostentan cargos jerárquicos.

Emiliano Parrilli, hijo del titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), es envidiado dentro del Ministerio de Turismo. Ingresó hace dos años, con menos de 30, como coordinador del Instituto de Promoción Turística (Inprotur) en Europa, un puesto codiciado por los viajes al Viejo Continente. Este año, además, fue ascendido a director del Inprotur. Su prima, Natalia Parrilli, también tendrá millas por recorrer: egresó en 2013 del Servicio Exterior de la Nación y está nombrada en Cancillería desde agosto del año pasado.

María Lorena Parrilli, otra de las hijas de Parrilli, permanece en Neuquén, la provincia natal de la familia. Trabajó hasta el mes pasado en la Legislatura de esa provincia, según consta en registros impositivos y previsionales a los que accedió LA NACION.

No es el único hombre de estrecha confianza de Cristina Kirchner con varios familiares en la administración pública. Los cuatro hijos -más un yerno- de Carlos Zannini, secretario legal y técnico, trabajan en el Estado: fueron nombrados en Cancillería, YPF, Lotería Nacional y Procuración del Tesoro. Ese último nombramiento fue realizado por una amiga santacruceña de Zannini, la procuradora Angelina Abbona. Compañeros en la militancia comunista de los setenta, los Zannini-Abonna hicieron nombramientos cruzados. Ella empleó a Francisco Zannini (también a dos de sus hijos); el candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria designó al marido de la procuradora, Eduardo Mengarelli, como subdirector en la Secretaría de Legal.

MONUMENTO AL NEPOTISMO

Justamente en esa oficina, en el corazón de la Casa Rosada, podría levantarse el monumento del nepotismo. El número dos de Zannini, Carlos Liuzzi, nombró a 22 familiares y amigos, con sueldos de entre 6000 y 35.000 pesos.

Casa de Gobierno es el lugar de trabajo más frecuentado por parientes de funcionarios. Silvina Zabala, la pareja de Aníbal Fernández, fue nombrada con rango de secretaria en la Jefatura de Gabinete, días después de que el candidato a gobernador bonaerense desembarcó en el área. Su carrera en el Estado está atada a la trayectoria de Aníbal: pasó por el Ministerio de Justicia, la Secretaría General de Presidencia y la Jefatura de Gabinete, entre otras dependencias.

También camina esos pasillos Andrea Rabolini, la cuñada de Daniel Scioli. Aunque trabaja desde 2009 en la Secretaría General de Presidencia, la hermana de la primera dama bonaerense fue nombrada hace poco más de un mes directora de Programas Culturales en esa misma área.

Larroque es otro de los apellidos ilustres en Balcarce 50. Mariana, la hermana del líder de La Cámpora, fue nombrada directora de Documentación Presidencial, en el mismo momento en que Andrés Larroque era subsecretario dentro de la Jefatura de Gabinete, también con despacho en Casa de Gobierno.

No es el único dirigente de peso en la agrupación que lidera Máximo Kirchner que usa su influencia para posicionar familiares. Juan Ignacio Ustarroz, hermano de crianza de Eduardo "Wado" De Pedro, secretario general de la Presidencia, fue gerente regional de la Anses en la ciudad de Mercedes antes de ser elegido concejal en dicha localidad. Otro es Julián Álvarez, secretario de Justicia. Su mujer, Hilda Virginia Lynn, fue nombrada en diciembre -junto al hijo de Zannini- en la Procuración del Tesoro. Antes había trabajado en Cancillería.

También los "pingüinos" de larga trayectoria ubicaron a parientes. La esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli, una hija y un hermano del ministro fueron empleados públicos. Hugo De Vido, el hermano del ministro de Planificación, ejerce desde 2008 como secretario general del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología. Hugo, un técnico siempre vinculado a la ciencia, asumió en 2010 como coordinador del Programa Federal de Televisión Terrestre, una tarea clave dentro del kirchnerismo para la producción de contenidos audiovisuales.

Los hijos del ministro también tuvieron su experiencia en el Estado. Valeria De Vido aparece en los registros como empleada del Poder Judicial en Santa Cruz y su hijo Facundo trabajó durante el gobierno de Néstor Kirchner en la Jefatura de Gabinete, pero después renunció para dedicarse a los negocios.

Florencio Randazzo también les hizo un guiño a sus familiares. Juan Andrés Randazzo, uno de sus hermanos, es su asesor desde 2008 en el Ministerio del Interior y Transporte, según indica en su CV. Desde el año pasado, además, aparece en registros impositivos a los que accedió LA NACION como empleado de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, dato que no consigna en su cuenta de LinkedIn. Pablo Randazzo, otro de sus hermanos, fue nombrado en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte.

¿Hay más ministros y funcionarios con familiares en el Gobierno? Sí. El hijo de Deborah Giorgi, la hija de Héctor Timerman, el hijo de Teresa Parodi y el hermano de Ricardo Echegaray, sólo por nombrar a algunos. Y también hay parientes entre los referentes del oficialismo en el Senado. Hijos, hermanos y primos de los Pichetto, los Urtubey, los Rojkés y los Menem que también serán empleados públicos por tiempo indeterminado.

Fuente: www.lanacion.com.ar
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content