¿Y los migrantes?: Cómo la muerte del león Cecil eclipsó las noticias de la semana

 
Related

El árbol que puede salvar al mundo

El mundo debe saber
27348 points

Johnson & Johnson deberá pagar 72 millones de dólares por un caso de cáncer

El mundo debe saber
1304 points



Most recent

Woman divorced after 44 years of marriage gets amazing makeover

Amazing histories
114 points

Kindergarten kids sing Happy Birthday with sign language for their deaf custodian

Amazing histories
120 points

New study says that colored bird eggs come from dinosaurs

Technology news
196 points

Don't miss: the best Key West Bar Crawl guide

Random Time
72 points

Malaria-sniffing pooches might help save lives

About pets
166 points
SHARE
TWEET
La noticia sobre la matanza del león Cecil a manos de un dentista estadounidense en el Parque Nacional Hwange, en Zimbabue, conmovió a todo el mundo. En el contexto del luto masivo por el león, muchas ediciones británicas y estadounidenses se preguntan por qué tanto ruido sobre un animal africano, mientras no se presta atención a problemas mucho más graves. Periodistas y activistas sacan a la luz algunos temas relevantes de la actualidad que están en la sombra debido a la muerte de Cecil.

¿Y los migrantes?: Cómo la muerte del león Cecil eclipsó las noticias de la semana

La masacre de miles de elefantes

El 27 de julio, cuando el escándalo por el asesinato de Cecil cobraba fuerza, cazadores furtivos mataron a cinco elefantes en Kenia. Esto sucedió en el Parque Nacional de Tsavo Oeste: los cazadores llegaron al país de la vecina Tanzania, mataron a una elefanta y sus crías, les quitaron los colmillos y abandonaron el país.

Como recalca 'The Washington Post', en contraste con la historia de Cecil, son muy pocos los medios que informaron sobre la matanza de la familia de elefantes. Esto es aún más decepcionante teniendo en cuenta que los elefantes están en mayor peligro que los leones: entre 2010 y 2012, cazadores furtivos mataron a más de 100.000 elefantes africanos, lo que los pone en riesgo de extinción, según la edición.

Además, a mediados de julio 2015, en el Parque Nacional de Garamba, en el Congo, fueron asesinados 40 elefantes. "La población de leones africanos también se ve amenazada, pero se debe principalmente al alcance de la destrucción de su hábitat por parte de agricultores y constructores, no a la caza de animales", puntualiza el artículo.

¿Y los pollos?

Un artículo publicado en el portal Vox hace un intento por avergonzar a quienes se preocupan por el destino de Cecil, pero siguen comiendo carne. Bajo el titular 'Comer pollo es peor desde el punto de vista moral que matar al león Cecil', el autor del artículo, Dylan Matthews, señala que en 2015 un estadounidense comerá en promedio 30 animales, entre ellos, 28 pollos.

Además, Matthews subraya que el destino de los pollos es poco envidiable: en el último medio siglo, el peso promedio de estas aves ha aumentado de 905 gramos hasta más de cuatro kilogramos. Al mismo tiempo, los pollos crecen en condiciones "tremendas", en jaulas muy estrechas y entre sus propios desechos. Incluso son incapaces de caminar por el dolor en las articulaciones, sostiene.

Vox explica a sus lectores que es peor que lo que hizo Walter Palmer: el dentista hirió a Cecil que ha vivido más que un león promedio y lo hizo sufrir durante 40 horas, mientras que un consumidor de pollo alienta indirectamente semanas de sufrimiento que las aves deben vivir antes de ser sacrificadas.

"Más de 8.000 millones de pollos de engorde fueron asesinados en 2013. En total, para obtener carne, huevos y leche cada año se matan 11.000 millones de animales. Cada hora que pasa se mata un millón de pollos", reza el artículo.

Los migrantes en Calais

Por su parte, algunos medios británicos se alejan del tema de los animales y analizan retos más preocupantes, como la difícil situación de miles de inmigrantes que llegan ilegalmente a Francia y al Reino Unido. Desde hace unas semanas, miles de inmigrantes ilegales intentan penetrar en el Eurotúnel que une Francia con Reino Unido a través de una terminal de carga en el puerto de Calais.

En esos días cuando la comunidad lloró al león asesinado, un hombre proveniente de Sudán murió en el túnel al caer bajo las ruedas de un camión. La revista 'NewStatesman' criticó el trato desigual a los migrantes y el león africano. "Me gustaría anunciar el nombre del muerto en el túnel, pero la prensa británica prefiere definiciones vagas (como "un sudanés" y "un hombre de entre 25 y 35 años"). Tal vez si él fuera un león llamado Cecil, todo hubiera sido diferente", escribe la columnista Frances Ryan.

Los afroamericanos en EE.UU.

La escritora y activista estadounidense Luvvie Ajayi explicó a través de Twitter que lo que la desconcierta del odio público hacia el asesino del león en Zimbabue, es que cuando la gente quiere puede enojarse por alguna razón. "Pero esta razón no es el trato injusto, por ejemplo, a los afroamericanos", escribe. Incluso el asesinato de un perro es castigado más severamente en EE.UU. que el asesinato de un afroamericano, sugiere Luvvie Ajayi.

La escritora Roxane Gay a su vez bromeó diciendo que ahora cuando salga de su casa se vestirá como una leona, puesto que "si me disparan, a la gente le importará el caso", escribió en Twitter.

The Raw Story publica una idea parecida. El periodista David Ferguson trató de llamar la atención sobre la actitud de EE.UU. hacia las mujeres afroamericanas. Ferguson lamentó que la sociedad casi unánimemente haya condenado al cazador, pero trató de justificar la muerte de la afroamericana Sandra Bland (que se suicidó en su celda en la prisión). El periodista enumeró una serie de casos registrados en las últimas dos semanas, en los que afroamericanas detenidas por la policía fueron halladas muertas en sus celdas.

"Mientras que los leones africanos pueden estar bajo amenaza, ¿no es hora de reconocer que aquí en EE.UU. la vida de los afroamericanos también está bajo amenaza?", pregunta Ferguson.

Zimbabue: "¿Qué león?"

Parece que el asesinato del popular león zimbabuense, ícono del parque nacional de Hwange, indignó a todo el mundo, pero no tanto a los habitantes de Zimbabue. "¿Qué león?", fue la respuesta de la ministra de Información del país africano, Prisca Mupfumira, al ser consultada sobre Cecil.

Tryphina Kaseke, una residente de Harare, la capital de Zimbabue, preguntó a un periodista de Reuters: "¿Quiere decir que toda esta polémica se generó por un león asesinado? En este país los leones se matan con frecuencia. ¿Qué novedad hay en esa noticia?".

"¿Por qué los estadounidenses se preocupan más [por el león] que nosotros? Nunca hemos oído que se discutiera la muerte de campesinos por parte de leones y elefantes", refutó otro residente local, Joseph Mabuwa.

Fuente: actualidad.rt.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content