Mi amigo el párroco y su "En aquellos días, dijo Daniel a Nabucodonosor"

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
240 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
296 points



Most recent

Pure Storage acelera la adopción de la IA empresarial para satisfacer las crecientes demandas con la

Patricia Amaya Comunicaciones
18 points

Miguel Sabido recibre premio de la Agrupación de Periodistas Teatrales.

Benjamin Bernal
12 points

En favor de la extinción de la especie, es cosa de salud, pura libertad sexual o caza de votos? - Sp

NOTICIAS-ETF
8 points

Putin advierte, otra vez, sobre lo cerca que estamos de la tercera guerra mundial

NOTICIAS-ETF
10 points

Vive una experiencia gastronómica inolvidable en Grand Sirenis San Andrés

Comunicaciones
12 points

¿Qué piensa Colombia sobre el liderazgo femenino? Análisis de Ipsos revela las percepciones

Prensa
14 points

Sophos se asocia con Tenable para lanzar el nuevo Servicio de Gestión de Riesgos Administrados

Prensa
20 points

Todo sobre las bondades del té verde

NOTICIAS-ETF
8 points

Operaciones inteligentes con flotas conectadas en el transporte de cadena de frío

Tecnologia
22 points

¿Qué es el Pig Butchering y cómo evitar ser víctima de esta ciberestafa?

Ciberseguridad
12 points
SHARE
TWEET

 Mi amigo el párroco y su "En aquellos días, dijo Daniel a Nabucodonosor"


29 noviembre 2023

- Mi querido Párroco y buen amigo, desde que mi movilidad anda de vacaciones, suele mandarme a diario los salmos que lee en la Misa del día, o de ayer, a más tardar, y un archivo de audio con su sermón, pero cuando se quiere enfadar conmigo me dice: "Yo te mando todos los salmos y el sermón, cada día y seguro que tú ni te los lees, ni lo oyes, podrías algún día colocarlos en alguno de tus dos mil blogs en prueba de "like"":

Martes, XXXIV semana del Tiempo Ordinario, feria

Daniel 2,31-45: Dios suscitará un reino que nunca será destruido, sino que acabará con todos los demás reinos.

En aquellos días, dijo Daniel a Nabucodonosor:

-Tú, rey, viste una visión: una imagen majestuosa, una imagen gigantesca y de un brillo extraordinario; su aspecto era terrible. Tenía la cabeza de oro fino, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro, y los pies, de hierro mezclado con barro.

Mientras estabas mirando, una piedra se desprendió sin intervención humana, chocó con los pies de hierro y barro de la estatua y la hizo pedazos; del golpe se hicieron pedazos el hierro y el barro, el bronce, la plata y el oro, triturados como tamo de una era en verano, que el viento lo arrebata y desaparece sin dejar rastro. Y la piedra que había deshecho la estatua creció hasta hacerse una montaña enorme que ocupaba toda la tierra.

Este era el sueño; ahora explicaremos al rey su sentido.

Tú, oh rey, rey de reyes, a quien el Dios del cielo ha entregado el reino y el poder, y el dominio y la gloria a quien ha dado poder sobre los hombres dondequiera que vivan, sobre las bestias del campo y las aves del cielo, para que reines sobre todos ellos, tú, eres la cabeza de oro.

Te sucederá un reino de plata, menos poderoso; después, un tercer reino de bronce, que dominará a todo el orbe.

Vendrá después un cuarto reino, fuerte como el hierro; como el hierro destroza y machaca todo, así destrozará y triturará a todos.

Los pies y los dedos que viste, de hierro mezclado con barro de alfarero, representan un reino dividido, aunque conservará algo del vigor del hierro, porque viste hierro mezclado con arcilla. Los dedos de los pies, de hierro y barro, son un reino a la vez poderoso y débil. Como viste el hierro mezclado con la arcilla, así se mezclarán los linajes, pero no llegarán a fundirse, lo mismo que no se puede alear el hierro con el barro.

Durante ese reinado, el Dios del cielo suscitará un reino que nunca será destruido, ni su dominio pasará a otro, sino que destruirá y acabará con todos los demás reinos, y él durará por siempre.

La piedra que viste desprendida del monte sin intervención humana, y que destrozó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro, es el destino que el Dios poderoso comunica a Su Majestad.

El sueño tiene sentido, la interpretación es cierta.


- Ahí queda, querido amigo.

@etarragó

Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content