El sexo del hambre y el seso

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
264 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
312 points



Most recent

Seis aportes de la inteligencia artificial al marketing digital

Luisa Fernanda Rozo
8 points

Sofisticado ataque de phishing desde Rusia pone en riesgo a organizaciones en el mundo

Prensa
8 points

MuchoSur apuesta por un turismo consciente y transformador

Comunicaciones
14 points

Periodista Andrea González-Villablanca y su exitosa cobertura en Foro de San Petersburgo

Periodistas Lideres
12 points

Latam HealthTech Forum 2024: un encuentro que transformará el sistema de salud

Prensa
40 points

Vívolo Café acoge al Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC)

Comunicaciones
12 points

"La última paciente" Een el Nuevo Versalles. Junto al teatro Silvia Pinal.

Benjamin Bernal
6 points

Andrea González-Villablanca y Barbie rompe estigmas: "¡Mujeres MRKH inspiradoras hay muchas!"

Periodistas Lideres
30 points

El futuro de la gestión del almacenamiento: cuando las cosas se vuelven complejas, lo inteligente ha

Patricia Amaya Comunicaciones
12 points

¿Ante qué casos es recomendable acudir a un perito arquitecto?

MaríaGeek
18 points
SHARE
TWEET

 El sexo del hambre y el seso


17 noviembre 2023

- No pude evitarlo, estaba ayer en la larga cola del "Pancho" y mientras esperaba que me sirvieran mi pollo al ast y algún complemento a determinar en el momento de la entrega, me fui comiendo una barrita de pan francés, "bien tostadito", pero no de un tirón, más bien deleitándome con la suerte, como un buen torero lo hace con un toro bravo de esos que se dice que se queda "entero". Me lo fui comiendo poquito a poco, pero no a bocados, lo hice arrancando trocito a trocito y saboreándolo.

- A todo esto, una señora de "gran edad", que iba con otra de la mía, me refiero a la edad, me soltó con voz a pleno pulmón: "Lo que hace la hambre", a lo que la más joven le dijo ... "El hambre, mamá, se dice El hambre".

- Ya ni puedo contar el guirigay que se montó con lo de sexo del hambre pues yo me fui y los dejé allí con el tema del día, después de unos 20 minutos de larga cola, (como en pleno verano).

- Antes, un señor que acabó confesando que tenía estudios y que ejercía de Guardia Urbano en Agost, había sentenciado que el Hambre era varón pues nunca había visto a una mujer con hambre. Menuda estupidez, soltó una voz femenina al fondo de la cola.

- Mientras se cocía la sentencia sexual y los pollos, el local hacía su agosto vendiendo cervezas, papas fritas y otras tapas que la gente de la cola fue comprando en la ventanilla del pan, ("es para tomar aquí mientras hago cola" - decían todos para que nadie pensara que se estaban colando), con lo cual crearon un ambiente muy propicio en el personal para acabar hablando de todo menos de lo bien que allí se estaba, a unos trescientos grados de calor, (eso sin exagerar), chaqueta en mano y pañuelo en la frente, y todo eso con un enorme y agradable vapor a pollo asado que hacía las delicias de los poros de mi cara, a la vez que iba dejando un perfume embriagador en la ropa.

- Salir cualquier día a cualquier cosa, en la Playa de San Juan, es una delicia, incluso me encontré a un alumno de mis clases de postgrado que no pudo contenerse y me dijo desde el fondo del Pollo ardiendo: Qué, ¿está bueno el pan Profe?

- A mí me dieron ganas de preguntarle por su Madre, pero preferí decirle que eso era mi gran afición, comer pan, sudar la gota gorda cerca del asador de pollos y discutir, entre otras tonterías, sobre el sexo del hambre, el de los pollos y que por eso voy siempre al Pollo de El Campello, es un lugar estupendo ... exageradamente vivo, con mucho seso abujardado, pero admirable, haces amigos y la vida se convierte, con sus rutinas, en adorable.

@etarragó



Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content