Ser feliz en cualquier escenario, un reto

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
280 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
320 points



Most recent

La última paciente, sigue dando funciones en el Teatro Nuevo Versalles, los domingos, 5:30 pm

Benjamin Bernal
10 points

Descubre cuál es la diferencia entre sublimación y serigrafía

MaríaGeek
8 points

Desde el norte hasta el sur, los viejos y los nuevos, todos estarán esta semana en la Rural de Paler

Ruben Melchor
14 points

Más de 1.2 billones de pesos generó MAGNEX en el 2023

Prensa
16 points

¿Asalto al Programa de Alimentación Escolar - PAE?

Pablo Emilio Obando Acosta
70 points

EL FATALISMO

Carlos Eduardo Lagos Campos
18 points

Catequesis Cristiana Católica Apostólica Romano-Tridentina

I'm Chester O'Brien
14 points

Fraudes financieros ascenderían en 2025 a cerca de USD400 millones en cada país de Latinonamérica

Prensa
12 points

Innovación en Conectividad: Bansat comercializa servicios de conectividad LEO

Tecnologia
24 points

Una encuesta de Pure Storage revela un aumento en la adopción de la nube nativa para acelerar la ent

Patricia Amaya Comunicaciones
32 points
SHARE
TWEET

 Ser feliz en cualquier escenario, un reto


14 noviembre 2023

- Hoy, por aquí, tenemos una temperatura ambiente de 29ºC y un bello y reluciente sol deja caer sus rayos sobre la piel de cualquiera que se atreva a mirarle a la cara.

- Hay días, como hoy, en los que si tuviera piernas (piernas útiles), me iría a la playa, me sentaría frente al mar, en la arena, con mi silla del ayer que ya descabalgué del maletero de mi viejo X1, y me leería cualquier libro que le robaría a mi vieja librería.

- Desear lo que ahora ya es imposible, recordar lo felizmente vivido y saber dónde asentar las posaderas en cada tiempo de nuestra vida, forma parte de saber cómo abrazar eso que algunos aún llamamos ser feliz aún y no siendo protagonista en cada escenario que la vida nos deje actuar.

- Me senté en un banco del paseo, sombrero de ala ancha cubriendo las perniciosas manchas de mi faz y brazos cubiertos por mi camisa de manga larga impidiendo que cualquier rayo de sol pueda seguir atacando esos círculos oscuros que cubren mi piel por donde quiera mirar mi cruel dermatóloga. Gafas de sol inmensas y ahí, bien sentado, me quedo leyendo mi libro.

- Oigo una vieja voz que me entra por mi oído bueno: "Perdón, ¿eres Enrique?" - Sí, claro (me quito las enormes gafas de sol) - "Fotre, estás irreconocible, ¿de incógnito?".

- Era mi amigo el Cura. Se sentó a mi lado y ahí, juntitos los dos (comiendo unas magdalenas que había hecho doña Virtudes), nos pusimos a charlar. No dejamos títere con cabeza y, eso sí, como a Sabina, nos dieron la una, las dos y las tres, pero de la tarde.


@etarragó

Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content