Qué tipo de barriga tienes y cómo reducir su tamaño

 
Related

Cuando los hermanos dejan de hablarse

Un poco de todo
2422 points

Las oscuras historias del hombre que narraba dormido todos sus sueños

Un poco de todo
502 points



Most recent

Weather and Mood: Rainy With a Chance of Depression

Everything
320 points

9 Ways HIV Is Not Spread

Healthy Life
242 points

Most beautiful cities in Andalusia

Turismo Costa del So
28 points

Are Blood Clot Risks in Your Genes?

Healthy Life
418 points

Eye-catching NuBike goes with drive levers instead of a chain

Health at home
232 points

Paella, the Best Way to Enjoy a Gastronomic Tour of Valencia

About everything
32 points
SHARE
TWEET
Todos los seres humanos tenemos cuerpos totalmente diferentes, en especial si comparamos nuestros vientres. Pero si algo es cierto es que todos tenemos diferentes tipos de barrigas y para lograr reducir las grasas, esto se logrará dependiendo el tipo de barriga que se tenga. Si no sabes qué tipo de barriga tienes y como la vas a reducir, en este artículo te vamos a mostrar todo lo relacionado a este tema.

Qué tipo de barriga tienes y cómo reducir su tamaño

La barriga de neumáticos

Esta barriga es formada por las personas que llevan un estilo de vida del sedentarismo. Este se ve relacionado con personas que trabajan en oficinas o en casa desde sus ordenadores.

Estas personas de igual manera tienen malos hábitos, pues no les gusta hacer mucha actividad física y consumen muchos alimentos con altos niveles de azucares y también alimentos que contienen mucha harina, los cuales son altamente calóricos. También este tipo de personas tienen a tener más barriga y poseen un aumento de peso en las caderas y las piernas.

Consejos para que puedas reducirla

Lo primero es reducir en su mayor expresión el consumo de alimentos refinados y azucarados, tales como: los pasteles, el pan, las galletas, la comida rápida, las patatas, los refrescos, las salsas y aderezos entre otros. En su lugar, deberás aumentar el consumo de frutas y verduras, cereales, frutos secos, pescado y bebidas naturales.
Si eres de los que consumes alcohol todo el tiempo llegó la mala noticia de que debes de excluirlo justo ahora de tu dieta. Pues este es una carga inmensa de grasas para tu barriga y por ende esto siempre te hará aumentar de peso.
Evita poner en tu dieta los alimentos “bajos en grasa” o “light” (Hipotéticamente), debido a que, aunque parezcan inofensivos, lo real es que están llenos de productos químicos, azúcares refinados, sal y conservantes para darles sabor.
Debes tener siempre presente que la clave para mantenerte en buen estado físico y saludable es haciendo ejercicios, por lo que esto junto a una buena alimentación te ayudarán a conseguir la meta deseada.

Barriga causada por el estrés
Esta barriga puede ser comúnmente vista en las personas que son muy responsables y perfeccionista en sus trabajos; y esto de por si viene acompañado de lo que es el padecimiento de una patología llamada Colon Irritable, lo cual causa hinchazón y hacer que la barriga se vea mucho peor de lo normal.

Por lo general este tipo de personas les gusta consumir comidas rápidas o abusan de bebidas con mucha cafeína y en muchos casos suelen saltarse las comidas.

Consejos para poder reducirla

Debes mejora tus hábitos de sueño y de paso evitar caer en el insomnio. Ya que las personas que duermen más interrumpen la producción de leptina, una hormona encargada de regular el apetito y el metabolismo.
Debes Combatir el estrés con algunas técnicas de relajación, actividades que te generen placer y baños largos.
Trata rotundamente de evitar el consumo de café y otras bebidas que contengan cafeína.
Debes realizar ejercicio con frecuencia, pero ten pendiente de no te excederte con el cardio. Haz yoga, caminatas y trabajo de resistencia como ir al Gym y usar pesas.
Es recomendable ingerir alimentos ricos en magnesio como ciertos vegetales verdes, semillas y nueces.
Barriga de embarazada

Esta barriga es mayormente común en mujeres que recientemente han dado a luz y al ser madres típicas, no se han dejado tiempo para ellas mismas. Por lo que necesitarán por lo menos seis semanas para recuperar el tamaño normal, por lo que no tienes por qué agobiarte para conseguirlo antes.

Regresar a la práctica de ejercicios de inmediato, permanecer estresada por el deseo de recuperar el peso anterior rápidamente y algo que siempre pasa es que descuida la dieta luego del parto.

Consejos para poder reducirla

Consume suplementos que conlleven pescado o ácidos grasos omega 3.
Consume alimentos ricos en ácidos grasos tales como: el aguacate, las aceitunas, las nueces, y las semillas de chia.
Haz ejercicios de piso pélvico para que puedas aplanar tu abdomen desde adentro hacia afuera. Aprieta y suelta los músculos del área pélvica 15-20 veces, en cinco sesiones al día.

Barriga hinchada
Este tipo de barriga por lo general suele estar plana durante las horas de la mañana, pero durante el día estas se inflaman por los gases que se acumulan luego de la digestión. Este tipo de barriga suele afectar tanto a hombres como mujeres que estén en sobrepeso y en su mayoría es causado por intolerancia a ciertos alimentos, mala digestión o algún tipo de alergias.

Estas personas regularmente no mastican bien los alimentos y de paso ingieren ciertas comidas a las que son intolerantes ya sea sin darse cuenta y muchas veces aun sabiéndolo.

Consejos para reducir este tipo de barriga:

Entre las intolerancias alimenticias que este tipo de personas tienen están las del gluten y el trigo, entre las cuales están las siguientes comidas: las pizzas, cereales, pastas, tartas y pasteles, alcohol y productos lácteos procesados tales como la mantequilla, la leche y el queso. Por lo que desde ya debes averiguar cuál de estos te hace daño para que los excluyas de tu dieta. Es por estas razones que debes mejorar tus hábitos alimenticios para que tengas una mejor digestión y dejes te experimentar el colon irritable.
La hinchazón de la barriga también puede indicarte acerca de un desequilibrio en la flora intestinal. Por lo cual debes tratar restaurarla, para ello se recomienda consumir más alimentos que contengan prebióticos y probióticos.

Fuente: estiloconsalud.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content