Daniel y su abuelo

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
280 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
320 points



Most recent

La última paciente, estrena. Teatro Versalles 7 julio 2024. Domingo

Benjamin Bernal
14 points

Más de 1.2 billones de pesos generó MAGNEX en el 2023

Prensa
16 points

Programa Accelerating Innovation dirigido a StartUps innovadoras en gestión de clientes

Tecnologia
12 points

Maestro Guillermo Cuaces Virlak.

Pablo Emilio Obando Acosta
30 points

Ingresó el primer animal a la rural de Palermo

Ruben Melchor
18 points

En qué consiste el auto reiki y cuáles son sus beneficios

Saludables
26 points

NO SEAMOS SEMILLAS DE CEBOLLAS

Octavio Cruz Gonzalez
18 points

Fraudes financieros ascenderían en 2025 a cerca de USD400 millones en cada país de Latinonamérica

Prensa
12 points

El migrante come perros versus la humanidad come hombres.

Pablo Emilio Obando Acosta
24 points

76% de las empresas aseguran su ciberseguridad, pero solo 1% logra cobertura total

Prensa
10 points
SHARE
TWEET

 Daniel y su abuelo


17 mayo 2023

- Fue un niño el que hoy me ha hecho creer en que no todo está perdido.

- Tropecé cuando me iba hacia el coche, me quedé de rodillas y mi muleta se fue lejos de mi alcance.

-Así arrodillado no puedo levantarme y echarme al suelo (recurso habitual en casa) para irme arrastrando hasta el banco para poner los brazos sobre él y levantarme hasta el lugar de asiento apoyando la barriga para luego irme incorporando, no era posible, me desollaría y la ropa quedaría para jubilarla.

- No se me ocurrían soluciones. Otras veces algún joven madrugador haciendo running pasa por ahí, pero hoy nadie parecía tener intención de pasar un rato al fresco para ver como nace el nuevo día.

- Me dije: Enrique, es cuestión de esperar, alguien acabará pasando, solo habrá que aguantar un insoportable dolor en las rodillas.

- Y así fue. A los pocos segundos, quizás algún minuto, vi como un coche aparcó justo al lado del mío y de él, derrochando energía, salió un muchacho de unos catorce años, que se lanzó en mi busca a la vez que desde el coche y saliendo de él, se oía la voz de un hombre mayor (de mi edad) que gritaba: "Daniel, ves con cuidado, aguántalo que ahora voy yo a ayudarte".

- Daniel y su abuelo, me levantaron, me sentaron en el banco, me acercaron la muleta y me preguntaron si me encontraba bien.

- Estuvieron un rato hablando conmigo, consolándome y contándome hasta cosas graciosas que ya ni recuerdo, pero lo que realmente me impactó fue lo que me dijo Daniel, mientras su abuelo parecía ausente observando el horizonte y el sol naciente: "Mire, vaya usted con cuidado, cuídese, no venga solo, seguro que tendrá nietos y si le pasara algo no se lo perdonarían. Si yo perdiera a mi abuelo o le pasara algo grave no podría vivir, él me lo ha enseñado todo, es un gran hombre, pero ahora está muy triste, la abuela murió hace un mes y ... (el muchacho se puso a llorar)."

- El abuelo se volvió y al ver como lloraba su nieto le preguntó si le pasaba algo. Daniel se volvió hacia a su abuelo, se acercó a él y lo abrazó y así, en esta posición, ellos abrazados y yo confortado, los tres como plañideras en plena labor, resurgimos de nuestras cenizas del sentimiento desbordado y nos pusimos a llorar y reír a la vez, era un sentimiento de pena y alegría, a la vez, que nos invadió y que casi no pudimos amainar hasta que me dejaron en el coche.

- Bendita la suerte mía hoy por haberme encontrado y conocido a dos personas buenas que no olvidaré en lo que me quede de vida.



Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content