Historias de niños

 
Related

Tengo más hambre que los pavos de Manolo

El diario de Enrique
258 points

"Todo aquello que estás buscando, también te está buscando a ti"

El diario de Enrique
308 points



Most recent

Uno de mis mayores amores se llama Paulaner

NOTICIAS-ETF
18 points

Periodista Andrea González-Villablanca junto a Fiscal Antimafia italiano, Giovanni Salvi

Periodistas Lideres
14 points

British Council transforma festivales promoviendo sostenibilidad y colaboración cultural en eventos

Prensa
12 points

"La última Paciente" se ensaya, pronto se estrenará en el Teatro Nuevo Versalles

Benjamin Bernal
10 points

Vitamina B12 ¿sabías que existe y que es muy necesaria para nuestra salud?

NOTICIAS-ETF
48 points

Servicios de catering excepcionales y personalizados en Residence Inn Bogotá by Marriott

Comunicaciones
6 points

¡Higgííííns! ¡Cállatéééé!

I'm Chester O'Brien
14 points

FINALIZANDO CICLOS

Octavio Cruz Gonzalez
6 points

¿Por qué el ciclismo indoor se ha puesto tan de moda?

Saludables
10 points

Lora 2, el smartwarch para todas las mamás de Colombia

Prensa
30 points
SHARE
TWEET

 Historias de niños


08 febrero 2023

- Tenía un grave problema. Caligrafía, un 3, esa era mi nota en el fin del primer trimestre del curso 1955/1956.

- Mi padre montó en cólera y me hizo escribir en un papel. Se dijo: No puede ser, hijo, tienes una muy buena letra. Mi padre se atrevió a acercarse al Colegio, (Obispo Irurita), y le preguntó a mi querido profesor sobre la nota, el cual le enseñó a mi Padre el cuaderno de caligrafía y se quedó asombrado al ver lo horrorosamente mal que estaba mi caligrafía.

- Mi Padre me miró muy colorado, y me preguntó; Qué pasa aquí, Enrique, hay dos trazos en cada letra, ¿como si la hubieras repasado?

- Me pidieron que escribiera en una hoja en blanco y vieron que mi letra era perfecta.

- Ambos se miraron y me preguntaron por qué había dos trazos en el cuaderno, en cada letra

- Con la cabeza gacha les dije: Es que termino enseguida y el maestro nos dice que los que hayamos terminado que repasemos y yo es lo que hago, vuelvo a escribir sobre la misma letra. Ambos se volvieron a mirar, se rieron y a mí me pusieron un 9 en Caligrafía.

- Entonces había 60 ó100, alumnos por clase y aunque no era excusa, el maestro entonó su mea culpa y mi Padre se deshizo en elogios hacia el Maestro por su capacidad de reacción.

- Eran otros tiempos, no sé si mejores, pero fueron los nuestros.

- Contar historias de niños es muy gratificante, si te acaban gustando cuando las lees o las oyes, es que aún te sientes niño, contarlas es otra cosa.

Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content