Estatinas, su consumo en crisis: ¿Deberían todos tomar estatinas o mejor dejarlas para siempre?

 
Related

No dormir bien tiene consecuencias fatales para nuestra salud

NOTICIAS-ETF
294 points

Hígado graso: Identifican una hormona que protege contra el desarrollo del hígado graso

NOTICIAS-ETF
232 points



Most recent

Impresoras láser: todo lo que debes saber sobre su funcionamiento

MaríaGeek
10 points

Todos los errores humanos son fruto de la impaciencia

El diario de Enrique
12 points

¡ Kayata gun (¡ Alto el fuego ¡) ¡

Juan Cantalatabla
40 points

Con un soplo vino el viento ... y el cuento

El diario de Enrique
14 points

El olvidado valor de las cosas sencillas

El diario de Enrique
16 points

Un deseo

El diario de Enrique
8 points

Tipos de sofás para decoraciones de estilo ibicenco

MaríaGeek
6 points

Reserva tus miserias solo para los amigos

El diario de Enrique
8 points

Murió Mariano SP, DEP, amigo, compañero... (Sánchez Pineda)

El diario de Enrique
8 points

Los mejores combates de boxeo de 2023

Deportes
16 points
SHARE
TWEET

Estatinas, su consumo en crisis: ¿Deberían todos tomar estatinas o mejor dejarlas para siempre?

23 enero 2023

- Nuevamente toca hablar aquí hoy de las estatinas y no, precisamente, bien.

- -Muchos son los problemas de tipo muscular que generan casi todos los medicamentos que se toman para combatir el colesterol.

-Por ejemplo: ¿Cuáles son los efectos secundarios de las estatinas?

Dolor y daño muscular. Una de las quejas más comunes de las personas que toman estatinas es el dolor muscular.
Daño hepático.
Aumento del nivel de azúcar en sangre o diabetes de tipo 2.
Efectos secundarios neurológicos.

– También, por ejemplo: Los efectos secundarios más frecuentes del pravastatina/fenofibrato (observados en 1 a 10 pacientes de cada 100) son:

distensión abdominal (hinchazón)
dolor abdominal (de estómago)
estreñimiento, diarrea
sequedad de boca
dispepsia (ardor de estómago)
eructos, flatulencia (gases)
náuseas (ganas de vomitar)
malestar abdominal

- Los que padecen enfermedades neuromusculares o tengan más de 70 años no deberían tomar esas pastillas nunca, pero ¿qué hacer, entonces?

-La solución, como se hacía antiguamente, son los remedios naturales.

- Dejo aquí un nuevo artículo sobre el tema:
____________________________________________________________________________

Estatinas: ¿y si bajar el colesterol no reduce la mortalidad?

Un metanálisis concluye que su empleo en personas sin otro tipo de marcador de riesgo cardiovascular que el LDL elevado logra «beneficios modestos» en la disminución del infarto o el ictus

EVA S. [email protected]
CREADA23-01-2023 | 05:42 H ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN23-01-2023 | 11:11 H

Hay una máxima en Medicina que dice que el colesterol elevado es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares (CV), y estas son la primera causa de muerte en España. Eso le ha convertido en uno de los marcadores esenciales a la hora de prevenir patologías como el infarto de miocardio o el ictus, y explica por qué las estatinas son uno de los medicamentos más recetados en nuestro país.

Sin embargo, una reciente revisión sistemática de la Fundación Cochrane concluye que la reducción del colesterol LDL (o malo) por estatinas tiene «beneficios modestos sobre el infarto de corazón, el ictus y la mortalidad por cualquier causa». El trabajo, que incluyó 21 ensayos clínicos que examinaron el efecto de las estatinas sobre la disminución de la mortalidad total en una población de 143.532 adultos sanos –entendiendo por sanos aquellos que no tiene más marcadores de riesgo cardiovascular que unos niveles de LDL elevados (esto es, ni hipertensión, ni antecedentes de enfermedad CV o ictus, ni diabetes, etc.)– no encontró una relación directa entre los niveles de colesterol y la mortalidad, el infarto de miocardio y el ictus. Es decir, que las estatinas son efectivas para reducir el colesterol LDL, pero esto no se traduce en un beneficio relevante para el paciente.

Estos resultados han levantado diferentes opiniones entre los profesionales consultados por A TU SALUD. Algunos se muestran escépticos, como Mª Rosa Fernández Olmo, presidenta de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), quien pide «cautela» a la hora de interpretar estos resultados pues «existen multitud de estudios con rigidez científica en los cuales se ha demostrado ampliamente los beneficios de la reducción del colesterol en la prevención cardiovascular tanto en aquellos que nunca ha tenido un evento como en quienes sí lo han sufrido. Existen muchos más estudios en los últimos 40 años que demuestran la relación entre los niveles de colesterol y la enfermedad ateroesclerótica».

Para Luis Castilla, coordinador del Grupo de Trabajo de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), «ese debate ya hace muchos años que está superado en la Medicina. Está más que establecido el beneficio CV de las estatinas, además hoy en día han bajado su coste, y sabemos que es muy favorable su relación beneficio/riesgo y coste-efectividad», y añade, «la evidencia de un metanálisis depende, fundamentalmente, de la selección de los artículos de donde queramos sacar las conclusiones».

Pero otros, como Manuel Mozota, miembro del Grupo Cardiovascular de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), encuentran estos resultados «muy interesantes» pues «entran en la controversia del manejo de las estatinas, donde ponen en tela de juicio el posible exceso de prescripción: desde hace 10 años se ha producido un aumento en el consumo de dichos fármacos, (y también en la esperanza de vida de la población)». Jesús Sierra, miembro de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), va más allá y asegura que «es algo que llevamos mucho tiempo viendo pero no había una revisión tan formal o con tanto impacto hecha como esta, ya que no siempre es posible, en la práctica, hacer un estudio en miles de pacientes en pocos años para demostrar que, cuando les trato, reduzco ‘’X’' tanto por ciento la mortalidad». Hay otros trabajos publicados en la misma línea previamente, pero sin este impacto».

Que las estatinas sirven para prevención secundaria y reducen la morbimortalidad «tiene poca duda», continúa Sierra, para quién la cuestión está en la prevención primaria, «si evita que aparezca el primer evento. Ahí es donde está la duda, porque hasta ahora relación entre LDL y cuanto reduzco eventos CV se creía era muy clara: cuanto más lo rebaje más beneficios, según estudio con una población determinada que incluyen a personas con riesgo más o menos alto, y en este a cualquier población en atención primaria».

¿Qué pacientes tratar?

A lo que se refiere Sierra es a la llamada teoría lipídica, según la cual cuanto menos colesterol, menos riesgo de eventos CV «que es lo que lleva a que tratemos a cualquier paciente solo mirando las cifras de LDL. Entre el 10-15% de la población toma estatinas». Y, según datos del estudio Enrica, más de la mitad de los españoles (concretamente el 50,5%) tiene hipercolesterolemia, es decir, niveles por encima de 200mg/dl.

¿Deberían todos tomar, entonces, estatinas?

«Es un error que los médicos de primaria se centren en el colesterol; debemos tratar pacientes de una manera integral. Por lo tanto, debemos individualizar el tratamiento; como dice la revisión, se van a beneficiar más del tratamiento con estatinas aquellos pacientes que tienen más riesgo de tener un evento CV. Para ello, existen unas tablas que lo calculan, como por ejemplo la Score, que estima el riesgo de muerte cardiovascular (muerte coronaria, enfermedad CV, arteriopatía periférica, insuficiencia cardiaca o aneurisma disecante de aorta, entre otras) en los próximos 10 años», explica Mozota.

Por tanto, el quid está en el perfil del paciente a tratar, y en esto parece que coinciden todos los expertos en que hay algunos perfiles que consiguen mejores beneficios que otros. «Esa es la clave también, no puede ser café para todos. Hay que seleccionar a quién se le prescribe. Es evidente que son efectivas para prevenir /tratar la aterotrombosis, pero influyen muchos factores: la inflamación, las plaquetas, la coagulación, el endotelio… y, finalmente el colesterol de la sangre, que es el punto fundamental donde actúan las estatinas (aunque parecen tener otros efectos, más allá de la reducción del LDL, los llamados efectos pleiotrópicos), por lo tanto las estatinas sólo actúan/previenen sobre una parte de la enfermedad CV, la aterotrombosis, (pero por ejemplo, no previenen los ictus cardioembólicos, eso sólo se logra con la anticoagulación), y en particular sólo sobre uno de los factores de esta (los niveles de colesterol), así que siempre hay que individualizar. No son la panacea, pero si se usan bien salvan vidas», asegura Castilla.

«A mayor riesgo mayor beneficio –asevera por su parte Fernández Olmo–. Pero, ¿debemos esperar a que haya un evento o se desarrolle la enfermedad para hacer medidas de prevención en las que se incluye el tratamiento? Si no tratamos a pacientes de menor riesgo no estamos haciendo una buena prevención. Lo que hay que hacer es un abordaje integral y reconocer a aquellos con mayor riesgo y tratarlos».

Pero las estatinas no son el único fármaco para reducir el colesterol bajo la lupa. Hace no mucho llegó una nueva clase de medicamentos hipolipemiantes para tratar a pacientes que no consiguen alcanzar niveles óptimos de colesterol con las estatinas, evolocumab, un anticuerpo monoclonal que logra bajarlo drásticamente como no se había conseguido hasta ahora.

Pero un artículo publicado el 30 de diciembre de 2022 en la revista «BMJ Open» en el que se revisan las causas de mortalidad del mayor estudio con este medicamento, el Fourier, desde sus datos naturales, concluye que no solo no reduce la mortalidad, sino que incluso podría aumentarla. Así, esta reanálisis muestra discrepancias en las causas de muerte entre los datos publicados en «NEJM» en 2017, cuando se hicieron públicos sus resultados, y los recogidos en el informe final del ensayo (Clinical Study Report) presentado a las autoridades sanitarias para su aprobación.

«Después de la readjudicación de eventos, la mortalidad de origen cardiovascular fue un 20% superior en el grupo evolocumab respecto al placebo, en vez del 5% publicado en ‘’NEJM’', si bien esta diferencia no fue estadísticamente significativa», explica Juan Erviti, primer autor del artículo y miembro del Centro Cochrane de Navarra.

En cualquier caso, como añade Sierra, «resulta muy sorprendente porque reduciendo tanto el colesterol debería bajar la mortalidad por encima del 50%, y al analizar los datos existe la duda de que hasta se pueda incrementar».

Fuente: https://tinyurl.com/2pote7ns


Fuente: etf-cajon-de-satre.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content