Con un soplo vino el viento ... y el cuento

 
Related

Dia Mundial contra el cáncer de mama

El diario de Enrique
202 points

¿Qué es un abuelo?

El diario de Enrique
468 points



Most recent

Estatinas, su consumo en crisis: ¿Deberían todos tomar estatinas o mejor dejarlas para siempre?

NOTICIAS-ETF
18 points

The Dangers of Prescription Drug Abuse: What You Need to Know

Health at home
16 points

No podemos proteger un tirano que se ha manchado de sangre las manos, Raymundo Lopeztiana

Secretaría General
24 points

Cultivando huertos se tiene menos riesgo de cáncer y mejor salud mental

NOTICIAS-ETF
18 points

Cómo acertar regalando zapatos

MaríaGeek
10 points

Renace la polémica sobre la cancerígena radiación de los teléfonos móviles

NOTICIAS-ETF
16 points

Las razones por las que Twitch se convirtió en una sensación en Internet

Actualidad
18 points

El pueblo de la India que se desconecta de internet para que hablen sus habitantes

NOTICIAS-ETF
96 points

Son muchas las bondades de la miel ¡Gracias, abejas!

NOTICIAS-ETF
40 points

Davos: Los más de mil aviones privados desplazados a la cumbre contaminan más que 350.000 coches

NOTICIAS-ETF
6 points
SHARE
TWEET

 Con un soplo vino el viento ... y el cuento


20 enero 2023

- Hay historias, siempre historias, que me gusta contar más que otras y hoy voy a contar una de las que me gusta y para que nadie abandone en esta lectura, a modo de spoiler, diré que tiene un final feliz, o eso creo.

- No sabía cómo deshacerme de mis miedos y no tuve más que cerrar la radio, no abrir la página de feeds de noticias y ponerme a ver el álbum digital de fotos de la antigüedad familiar. Al rato estaba ya muy recuperado, eso sí, una vez les había mostrado las fotos a todos mis compañeros del café de la madrugada, los cuáles, estoicamente, soportaron mi breve pero abundante exposición, y sus correspondientes comentarios, o sea, peor para peor. Me acordaba de cuando iba a casa de mis amigos recién casados en los 70 y te ponían el vídeo de la boda al grito de … «Ah, no os hemos enseñado el video de la boda, ¿verdad?» … y, zas, te lo pasaban y con comentarios.

- Mis cafetulianos amigos de hoy hacían la misma cara que yo hacía entonces, hacían cara de mártires en el foso de los leones de las películas de Bronston. Lo dejé (cerré el último álbum de fotos), vi que respiraban hondo.

- A todo eso y con ya una cara de alegría propia del jubilado que vive sus horas de libertad, carajillo en mano, Juan me dice, nos dice … «¿Sabéis que Felipe ha vuelto con su mujer?» – Lo de las despedidas del Sálvame-Diario con sus frikibailes y falsos abrazos, no es nada con la que se ha armado ahí; ¿Quéeeeeee, cómo?; Qué fuerte – decía arteramente Leonor; No es posible – decía Pepe; Me alegro – decía yo.

- Resulta que Felipe, uno de los grandes de la economía y buen político, de la zona del Vinalopó, destruyó su matrimonio, su familia y parte de su futuro, en los 90 (a sus 50 recién cumplidos), al liarse con su secretaria de modo indecoroso y poco íntimo, pues se lo hacían en la misma oficina y sin recato alguno … lo pillaron. Ella, Esther, su santa esposa, al poco se enamoró de un conocido y famoso, galeno del hospital de La Vila y se fue con él a vivir en Benidorm. Les duró siete años.

- Felipe, al año, por contra, ya no tuvo con quien dormir desde el mismo día siguiente en que se descubrió su solemne infidelidad, pues su secretaria estaba bien casada, y su relación con Don Felipe no era, precisamente, por amor, como debe ser cuando se trata de ascender al cielo como sea.

- Felipe, como los políticos de hoy y de siempre, (como él lo ha sido siempre), se dedicó a metérsela a cualquiera que se dejara … pero seguía enamorado de quien le dio el primer amor.

- Esperó, Felipe, a que su Esther, volviera de todos sus «miedos», (veinte años después), y de que dejara a su galeno de Benidorm y, entonces, Felipe, supo estar a la altura, es decir, supo mostrar su mejor cara: «Un tipo guapetón, casi setentón, y con ganas de ejercer de abuelo»

- Esther decía: "Yo nunca he dejado de quererle": – eso fue fulminante … se entendieron … eran dos almas perdidas con objetivos convergentes … y así llevan ya más de seis meses y de momento según cuentan los que gusta de contar todo: "Los vemos más felices que nunca".

- Y como decía mi Madre cuando me contaba un cuento: Y con un soplo vino el viento y ese viento se llevó el cuento.


PD: Adoro a la Loli, mi barista de estilo, por saberme traducir esta historia a cómo he sabido o querido, contarla.

Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content