¿Por qué el deseo sexual aumenta en verano?

 
Related

7 formas fáciles de reducir nuestro consumo de plástico

Saludables
206 points

Beneficios de los alimentos naturales para mascotas

Saludables
250 points



Most recent

EL PLAN PISTOLA DEL CLAN DEL GOLFO NOS REGRESA A ÉPOCAS DE BÁRBARAS NACIONES

pensamiento Libre
80 points

EL CASO DE SRI LANKA ES ANALIZADO EN EL PROGRAMA SAPIENS.

pensamiento Libre
40 points

La OMS pide a los Gays que controlen su promiscuidad para evitar el avance de la "viruela del mono"

NOTICIAS-ETF
180 points

LA INMUNIZACIÓN EN PAÍSES DE BAJOS INGRESOS: LA PANDEMIA LLEVA A DISMINUIR COBERTURA PERO SURGEN SEÑ

Image Press
6 points

El Cambio Climático llegó a Londres: Arde Londres y los bomberos deben actuar con firmeza

NOTICIAS-ETF
14 points

Emergencia internacional: El brote de la viruela del mono se extiende

NOTICIAS-ETF
158 points

LAS SIMBOLOGÍAS DEL PRESIDENTE GUSTAVO PETRO

pensamiento Libre
106 points

Tu canción, "your song"

El diario de Enrique
14 points

El significado de la vida es que se detiene

El diario de Enrique
12 points

Alarma: La AE del Medicamento avisa sobre los peligros de la Simvastatina (para tratar colesterol)

NOTICIAS-ETF
142 points
SHARE
TWEET
Aunque con el estímulo adecuado el deseo sexual se activa en cualquier época del año y más si tienes la energía de la juventud, lo cierto es que es en verano cuando se dan las mejores condiciones para estimular el deseo sexual

¿Por qué el deseo sexual aumenta en verano?

El lánguido otoño, con las hojas cayendo o el triste, frío y más oscuro invierno, no dan un contexto muy estimulante para el sexo. Aunque no falta el que dirá que estando arropado en la cama con tu pareja, la mejor forma de calentarse es con buen sexo.

Si acaso, es la primavera la estación del año que puede competir con el verano en cuanto al sexo, de hecho, la llaman la época del amor. Pero amor, no necesariamente, implica que tengas las mejores condiciones extras para estimular el deseo sexual. Pese a ser el amor uno de los mayores estímulos para ello.

En todo caso, el verano implica una serie de condiciones, tanto ambientales como sociales, que contribuyen a incrementar el deseo sexual. A continuación te comento cuatro aspectos vinculados al verano que afectan positivamente a nuestro deseo de tener sexo.

MÁS LUZ, MEJOR ÁNIMO

El verano trae consigo mayor luz al ambiente, tanto en cantidad de horas de luz como en intensidad de la misma.

Esto, a su vez, incide positivamente en nuestro estado de ánimo por dos vías fundamentales. Por un lado, los colores del paisaje se intensifican, los tonos y contrastes se hacen más evidentes, y percibimos el mundo con mayor belleza y calor.

Adicionalmente, la mayor cantidad de horas de luz tiene un claro efecto en nuestro metabolismo, porque, mientras más horas de luz percibe nuestro organismo, se genera una mayor producción de serotonina.

Siendo la serotonina una hormona que nuestro cuerpo produce naturalmente, cuya papel es el de ser uno de nuestros neurotransmisores, es decir, facilita el flujo de información entre las neuronas en nuestro cerebro.

Su función principal es regular los estados de ánimo y, entre otras conductas, regula la conducta social, la sexual y la ansiedad. La llaman la hormona del placer y la hormona del humor.

Esto explica, en parte, por qué en las estaciones del año con menos Sol, aumenta la tendencia a la depresión y disminuye el deseo sexual. Mientras que en el verano tendemos a estar más animados y con mayor deseo sexual.

MAYOR TEMPERATURA, METABOLISMO ACELERADO ... HASTA CIERTO PUNTO

Otra variable que aumenta durante el verano es la temperatura, la cual, al incrementarse tiene un efecto estimulante en nuestro metabolismo, al menos hasta cierto grado. A bajas temperaturas el metabolismo se hace más lento, tenemos menos energía y a´nimo para hacer las cosas.

A medida que la temperatura aumenta se liberan otras hormonas, como la oxitocina y las endorfinas, las cuales inciden positivamente en el deseo sexual. Por algo se les designa como hormonas de la felicidad.

La oxitocina es otra de las hormonas que juegan un papel importante regulando patrones sexuales y el placer. De hecho, toma parte en generar la eyaculación.

Por su parte, las endorfinas están directamente relacionadas con la disminución del dolor y la generación de placer.

Claro está, como ya te señalé, el aumento de la temperatura en verano aumenta el deseo sexual, siempre y cuando no sobrepase cierto límite. Con olas de calor, cuando la temperatura supera los 40 °C, los efectos se vuelven contraproducentes.

Se altera negativamente el metabolismo, se pierde la concentración, se presenta un fuerte agotamiento e incluso dolores de cabeza y otros síntomas de desórdenes metabólicos. Lo cual, sin duda, no favorece para nada el deseo sexual.

VACACIONES, RELAX

Además de los factores ambientales naturales mencionados, hay otros efectos vinculados al verano en el ambiente social. Entre ellos el hecho de que el verano es la época de las vacaciones, período por excelencia para relajarse y dsfrutar.

Así que, en verano, te encuentras con un ambiente lleno de luz y, encima, dispuesto a disfrutar de la vida. El solo hecho de saberte en vacaciones, liberado de responsabilidades laborales o de estudio, te predispone de buen ánimo y te relaja, dos condiciones propicias para que aumente tu deseo sexual.

Por otra parte, es el período del año en que tienes más probabilidades de salir a pasear, viajar y compartir socialmente. Esto te expone en mayor medida a contactos sociales que pueden contribuir a estimular tu deseo sexual.

Imaginate en una playa, con un calor agradable, intensa luz solar inundando el paisaje y rodeado de hermosos cuerpos ligeraros de ropa. No hay duda de que son condiciones propicias para impulsar tu estímulo sexual.

MÁS LIGEROS DE ROPA, MAYOR ESTÍMULO

Uno de los factores que más incide en estimular el deseo sexual es el visual, la imagen. Cuando percibes una pareja potencial que te resulta atractiva, se dispara tu deseo de sexo.

En este sentido, el verano, dada precisamente la mayor temperatura, conlleva el uso de menos ropa, lo cual, a su vez, implica una mayor definición de la silueta y, en general, de los posibles atractivos de una potencial pareja sexual.

Fuente: www.diariosigloxxi.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content