LO VAMOS A EXTRAÑAR SENADOR ROBLEDO.

 
Related

El derecho penal hebreo en tiempos de Jesús

pensamiento Libre
336 points

Carta Abierta a Nariño Fernando Mora Pinza

pensamiento Libre
610 points



Most recent

Transporte en frío de Thermo King

Tecnologia
12 points

Mercure Santa Marta: Personaliza el servicio a la habitación en tu estancia

Comunicaciones
14 points

¿Por qué el deseo sexual aumenta en verano?

Saludables
140 points

¡¡¡Generaciones futuras, despertad, el futuro es vuestro!!!

El diario de Enrique
8 points

AC by Marriott Santa Marta tiene nuevo coworking gratuito

Comunicaciones
6 points

LA INMUNIZACIÓN EN PAÍSES DE BAJOS INGRESOS: LA PANDEMIA LLEVA A DISMINUIR COBERTURA PERO SURGEN SEÑ

Image Press
6 points

¿Es mejor ducharse con agua fría o caliente para combatir el calor?

NOTICIAS-ETF
8 points

Asesinado un turista en Francia por masturbarse mientras miraba a una mujer en una playa nudista

NOTICIAS-ETF
14 points

Llega a Colombia el nuevo moto g42: pantalla nítida y colores más vibrantes

TECH2022
6 points

Yingli Reconocida por el RECT como el fabricante de módulos fotovoltaicos de mayor calidad, confiabi

Juan C
12 points
SHARE
TWEET
Foto de UniAndes

LO VAMOS A EXTRAÑAR SENADOR ROBLEDO.

Por Carlos Eduardo Lagos Campos.

El programa Sapiens del Centro de Pensamiento Libre realizó un reconocimiento al senador Jorge Enrique Robledo, la presentación de este tolimense estuvo a carago de uno de sus copartidarios en la lucha política y en la academia, el historiador Jorge Enrique Esguerra, quien no se detuvo en su trayectoria por la Comisión Quinta del Senado, la cual es ampliamente conocida y ha sido destacada por las principales revistas económicas del país y fue reconocido por líderes de opinión como el mejor senador de Colombia durante los últimos diez años, actividad en la que alcanzó un récord de cerca de 200 debates de control político a los gobiernos de Uribe, Santos y Duque.
Como Historiador Esguerra se centró en la etapa que antecedió su llegada al Senado en el 2002, que es la menos conocida, pero que sin duda fue la que le dio los basamentos para el conocimiento del país, por su vinculación durante 30 años a las luchas de trabajadores, campesinos, clases medias y empresarios nacionales, que lo llevaron felizmente al Congreso. Tuvo el honor de conocerlo de cerca hace 45 años cuando comenzó su vida académica y política en Manizales, por haber sido su compañero docente en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional de esa ciudad durante 24 años, y también porque lo acompañó en los inicios de su vida política en el eje cafetero. Venía de haberse graduado como arquitecto en la Universidad de los Andes, en 1974, y de haber comenzado su actividad política en municipios de la Sabana de Bogotá.

Nos recuerda su intensa labor organizativa en todos los ámbitos sociales, siempre luchando contra la corriente, no solo en medio del ambiente hostil de gobiernos vende patria, demagogos y represivos; sino en el mismo seno de la llamada izquierda en su mayoría vinculada a las organizaciones armadas y con concepciones extremistas con respecto al futuro de Colombia; esto porque la organización política que lo acogió, el MOIR, había nacido precisamente rechazando las formas violentas de la insurgencia, que originaba su desvinculación con los sectores populares; pero, además, esa organización se propuso construir un frente que acogiera a la inmensa mayoría de la población en pro de sacar de la dependencia de los monopolios a la nación para conducirla por la vía del desarrollo, por lo que se debía incluir en ese frente al empresariado que estuviera respaldando ese cometido. Esas eran herejías en ese momento, y recuerda lo intenso y desigual que era ese debate, que el profesor y el político Robledo supo adelantar siempre con la fuerza de la razón y nunca con los argumentos de la fuerza.
El historiador resalta que nunca pudo entender cómo Jorge Enrique pudo cumplir a cabalidad sus labores docentes, cuando le dedicaba 36 horas diarias a la política. Y no es exageración, esa era la sensación que causaba su actividad. Porque al mismo tiempo tenía en la Escuela de Arquitectura una dedicación de tiempo completo y fue el primer profesor titular de la Universidad Nacional sede Manizales. También escribía libros, artículos de revistas y columnas en los diarios de La Patria de Manizales y el Nuevo Día de Ibagué. Su primer libro, El drama de la vivienda en Colombia, escrito en 1985, combinaba su conocimiento profesional con la situación lamentable del hábitat de millones de compatriotas. Su aporte al estudio del bahareque en el Antiguo Caldas como integrante del Grupo de Patrimonio Arquitectónico y Urbano de la Escuela de Arquitectura, logró el reconocimiento internacional de esa tecnología sismo resistente como una de las ‘culturas sísmicas locales’ más importantes del mundo. Dos libros quedaron como testimonio de ese estudio: La Arquitectura campesina del bahareque en Caldas (1989-2016) y Un siglo de bahareque en el Antiguo Caldas (1993). El estudio histórico de la ciudad de Manizales lo concretó en su libro La ciudad en la colonización antioqueña: Manizales (1996), que obtuvo el premio en Teoría, Historia y Crítica en la XVII Bienal Colombiana de Arquitectura (2000). Durante 26 años fue profesor de la Universidad Nacional, Sede Manizales, institución que le concedió las distinciones Medalla al Mérito, Maestro Universitario y Orden Gerardo Molina.

Además de los cuatro libros reseñados, los restantes doce que publicó están relacionados con su denuncia de la corrupción y con su visión crítica de las políticas neoliberales que comenzaban a atentar contra lo poco conseguido en el siglo XX en el agro y la manufactura, aporte investigativo bastante solitario, que estuvo nutrido en la práctica por el acompañamiento a las luchas de cafeteros y otros productores agrarios. Fue fundador de Unidad Cafetera, organización que agrupó a campesinos, indígenas y empresarios que resistían la embestida aperturista, y logró, tras grandes movilizaciones democráticas, en 1995, la condonación total de las deudas bancarias de cien mil cafeteros. En 1999, también dentro del modelo de agrupar productores de distintas clases sociales, promovió la creación de la Asociación Nacional por la Salvación Agropecuaria, que también adelantó grandes lucha.
Frente a su posición con el nuevo gobierno advirtió que pese a las diferencias de fondo con el nuevo gobierno su partido Dignidad Surgido en 2021 tras la unión de varios sectores políticos como el Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario, Dignidad Santandereana, facciones del Polo Democrático Alternativo y aliados como empresarios, dirigentes sindicales y campesinos, entre otros; no hará oposición sino que se declarará en Independencia, en los términos del Estatuto de Oposición (Ley 1909 de 2018), donde todos los partidos y movimientos políticos están en la obligación de realizar su declaración política frente a los gobiernos nacional, departamental, distrital y municipal en ejercicio. En ella, deben decidir si quieren hacer parte del gobierno, ser independientes o de oposición.
En uno de sus tuits aseguró que es una afrenta al anhelo de cambio de los colombianos que @petrogustavo ponga a @RoyBarreras como presidente del Senado! Qué cambio va a representar quién fue uribista y santista y ahora es petrista! Y el jefe petrista que peor brilló por el matoneo y cinismo en los petrovideos!
Como lo advirtió Ana Bejarano en su columna de la Revista Cambio: “Cuánta tinta regada para que ambos candidatos anti establecimiento lleguen al poder rodeados por los mismos de siempre. Entonces nos encontramos en el cálculo de los miedos y nos preguntamos cuál es menos peor, quién es el mejor mentiroso.”
Lo vamos a extrañar senador robledo en su agudeza en los debates de control político, en su oratoria de la cual hizo su trinchera, en su independencia y probidad.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content