Esas noches que, como siempre, quiero algo contigo

 
Related

¿Qué es un abuelo?

El diario de Enrique
386 points

Las mancha de desodorante en las camisas de los chicos se pueden quitar?

El diario de Enrique
448 points



Most recent

Muere la pintora, poeta y fotógrafa española Ouka Leele

NOTICIAS-ETF
8 points

EDGAR VICENTE ROSERO RIASCOS, EDECAN DE LA MÚSICA NARIÑENSE.

Pablo Emilio Obando Acosta
20 points

Ensayan en Canarias una desaladora portátil sin apenas consumo de energía

NOTICIAS-ETF
98 points

Cómo saber si me han vacunado de la viruela: ¿tienes la cicatriz en el brazo?

NOTICIAS-ETF
10 points

Mejores aplicaciones para espiar el chat de WhatsApp

Tip Diario
14 points

Alerta mundial: solo quedan reservas de trigo para diez semanas

NOTICIAS-ETF
8 points

¿Sirve Excel para cualquier profesión?

mecedora.net
12 points

ETEK incorpora a Juan Carlos Aponte para liderar el equipo comercial de Bogotá

Negocios Hoy
8 points

Las enfermedades que sufren los famosos, (Selena Gómez)

NOTICIAS-ETF
10 points

¿Tener la vacuna contra la viruela te protege frente a la viruela del mono?

NOTICIAS-ETF
8 points
SHARE
TWEET




23 abril 2022

– Después de un loco y agradecido «viernes la nuit», la vida parece más agradable, posible y esperanzadora, sí, hay gente en el mundo que nos rodea que respira a pesar del olvido, del calor incontenido e incontenible, de sus cálidas almas esperanzadas en la llegada de un tardío amor otoñal o las de aquellos que hoy, (los viernes la nuit), libran de sus obligaciones de «ancestros necesarios» para «ayudar» a cambiar pañales, a pasar felices horas muertas cuidando bebés o a preparar comidas para la troupe que vuelven hambrientos del colegio o del trabajo, (el que lo tiene). Es la noche de ellos, mis amigos de casi toda una vida juntos, casi veinticinco años juntos, charlando, taconeando el mejor baile de salón jamás visto, abrazándose como niños mayores y copeando todo lo prohibido.

– Esa noche, la del viernes, ni siquiera ese cruel reproche de algún descendiente desubicado y desagradecido, tal como … «papá, mamá, como te vas a ir hoy por ahí, con el trabajo que tengo aquí hoy por hacer» o aquél aún más cruel de… «pero como te vas/ os vais, a ir si te/os dije que teníamos una cena de amigos y sin niños, con los Ruipérez».

– Pero nada les frena, ellos, mis amigos, son invencibles, saben que es su día, algunos consiguen encontrar un amor para unas horas, otros charlan entre parejas recordando viejos sucesos y practicando ese Twist, el Madison, el Rock o esa Yenka que tan bien baila Juanita que, con su impecable estilo y cuerpo, (lleva una minifalda de ensueño a sus sesenta y siete), que mueve montañas de amor y deseo de los lanzados compañeros de salón. Todo un mundo de ensueño donde el olvido se olvida, donde la vida vuelve y donde cantar, bailar, charlar y «copear» se hace sin reproches, sin prohibiciones y, desde luego, felicitándose todos por estar vivos y felices, aunque solo sea por una noche a la semana con los amigos y nuevos amores de siempre.

– Todo es extraordinario, esos son sus viernes la nuit a los que, por cierto, habrá que añadir una canción que anoche algunos bailamos como si fuera a la sombra de un farol de gas de los de antes y que me encantó tanto que, ahora mismo, la he vuelto a oír, pero esta vez en la voz de una joven cantante acompañada a la guitarra por su propia madre.

– Canción que invita a recordar una de las grandes frases del maestro: «No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices» Mario Benedetti.



Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content